Clima laboral: toxinas y consejos

Clima laboral: toxinas y consejos

Por: Carlos Esparza

Probablemente has escuchado el término “clima laboral” ¿pero qué significa esto? El clima laboral es el ambiente que se desarrolla en la empresa, es decir ese ambiente en el que nos desenvolvemos día con día y puede tener un gran impacto en las actividades laborales pues finalmente es en dicho clima en el que pasamos una gran parte del día.

happy_snappy_office_photos

Así como el clima natural, el clima laboral puede sufrir afectaciones que modifiquen la dinámica de la empresa, y por tanto es muy importante estar al pendiente de él y saber cómo regularlo. Simples acciones como colores en la oficina, la disposición de los lugares, el tipo de lenguaje que se utiliza o el hecho de saludar o no puede modificar por completo este clima.

¿Alguna vez has notado que cuando alguien es cambiado de lugar por un tiempo no funciona igual? Esto es porque has modificado no sólo su lugar físico, sino también la dinámica general y el clima que rodea a todos en el lugar. Ser conscientes del clima y conocer algunos factores que influyen en éste pueden ayudar a mejorar en gran medida tu empresa, pues modificaciones en apariencia insignificantes pueden     provocar grandes mejoras.

¿Cómo mejorarlo?

Formas de mejorar el clima laboral hay muchas y dependen en gran medida de la dinámica que se ha generado en tu empresa; sin embargo, algunas acciones sencillas que pueden ayudarte en momentos de crisis son:

  1. Ofrecer servicios extras: detalles como llevar una cafetera a la oficina y brindar así este líquido básico en la vida empresarial pueden incrementar el estado de ánimo de los empleados. También puedes ofrecerles un servicio de comedor para ahorrarles la preparación de un lunch o tener que salir de la oficina; además, esto generará posiblemente mayor interacción entre ellos, creando unión en el grupo.
  2. Da libertades: no decimos que dejes todo en libertad total pero ¿qué tanto afecta si los dejas gastar media hora al día en redes sociales? ¿o tal vez dejar que cada día alguien en la oficina elija la selección musical? Esto los ayudará a relajarse y se sentirán tomados en cuenta en el lugar, disminuyendo tensiones y creando un ambiente más ligero. Además, seamos honestos, incluso si lo prohíbes encontrarán otra forma de relajarse, ¡así que mejor que la propuesta venga de ti! 
  3. Mejora el lugar: ¿qué tal una planta en la oficina? Deja que cada quien decore su propio espacio y déjales llevar artículos personales. Una fotografía de la familia, una pelota anti-estrés o detalles similares no sólo ayudarán a que todos se sientan más cómodos en el espacio de trabajo, sino que también te ayudarán a conocer más a fondo a cada uno de ellos. Recuerda que la oficina es como un segundo hogar, ¿por qué no hacerlo sentir como tal?
  4. Ayúdalos a crecer: no todo es el trabajo. Conoce los intereses de tus empleados e intenta sumarte a aquellos que puedas apoyar. Tal vez puedes crear reuniones de capacitación entre las habilidades de tu equipo. No hay nada más interesante que conocer qué hacen los compañeros de trabajo y ¿quién sabe? Tal vez alguien tienes un genio oculto en la oficina que tenías en el área equivocada.
  5. Cuida la comunicación: puede que parezca una recomendación obvia, pero es básicamente el problema principal no sólo en la empresa, sino en la vida general. Cuida esas pequeñas conversaciones informales que se pueden convertir en chismes. Es imposible detener las quejas y conversaciones de este tipo, pero un buen seguimiento de las mismas evitará mayores implicaciones. Un buzón de quejas y sugerencias o algún medio anónimo de contacto es ideal e indispensable para el buen desarrollo del clima laboral.

Toxinas qué cuidar

Así como puedes mejorar con pequeños detalles, es importante que tomes en cuenta también aquellas acciones que están tornando tu clima en uno no deseable. Por ello te dejamos aquí 3 toxinas que pueden tornar tu clima laboral en uno muy peligroso.

Clima-Laboral

  1. Liderazgo ausente: o aún peor un liderazgo represivo. Acciones que limiten las aportaciones y cada que éstas existan sean censuradas o reprochadas sólo contribuirán a generar una tensión constante entre los empleados y superiores. Además fomentarán la autocensura o miedo a proponer, lo cual es un gran obstáculo para el crecimiento de la empresa.
  2. Pocas oportunidades: no existe nada peor que sentir falta de motivación u oportunidades de crecer. Si en tu empresa no se vislumbra un camino posible para crecer y mejorar entonces ten cuidado. Cuando esto sucede no tardarás en perder a todo tu talento humano, pues no es un lugar en el cual uno quiera quedarse.
  3. Mal espacio físico: un lugar sucio, desordenado o “aburrido” puede desmotivar a cualquiera. Recuerda cuánto tiempo pasa la gente en sus lugares de trabajo, por ello si no están cómodos ahí puedes estar seguro que tampoco harán su trabajo de la mejor forma que podrían.

El clima laboral es todo aquello que rodea, y aún más, está dentro de tu empresa día a día. Así como el clima hace que disfrutes o sufras más tu día normal, el clima laboral influye en cómo funciona tu empresa. Cuida los detalles de éste y asegúrate de tener un lugar perfecto donde todos disfruten estar.