La importancia de la estabilidad laboral

El reto de lograr estabilidad laboral es cada vez más grande frente a la necesidad extrema de una satisfacción inmediata.

 “Un agente necesita tiempo para iniciarse en una función nueva y llegar a desempeñarla bien, admitiendo que esté dotado de las aptitudes necesarias.”

Henri Fayol

Nos han querido vender la idea de que se trata de una brecha generacional, que las nuevas generaciones no saben tener paciencia y que los jóvenes del milenio tienen otros valores. No se trata de estar de acuerdo o tener una opinión distinta, eso en todo caso, es lo de menos: lo que me parece relevante es el efecto que se está generando tanto en el mundo corporativo como a nivel personal. Las palabras de Henri Fayol parecen haber entrado en desuso y sus catorce principios de administración, en los que se enlista la estabilidad laboral se escuchan como un eco lejano. Deberíamos poner atención.

La queja de los empleadores es cada vez más frecuente: retener talento es difícil. Tanto las grandes corporaciones como los proyectos de emprendimiento encuentran una gran complicación en la estabilidad del equipo de trabajo. Apenas se logró conformar un grupo, éste se desintegra por motivos que resultan verdaderamente absurdos. El ausentismo, los retardos, la distracción con dispositivos móviles y tantas otras razones suman a la falta de compromiso. Por quítame estas pajas, los jefes reciben renuncias y tienen que volver a completar el hueco que quedó mirando al cielo y preguntándose cuánto tiempo tardará en encontrar a alguien competente y cuánto le durará la ilusión de tener las posiciones cubiertas.

La preocupación lógica de todo administrador por mantener siempre un grupo de trabajo capacitado y estable para cumplir correctamente las funciones propias de una organización se agrava por un agente que se hace presente con mucha frecuencia: la impaciencia.  Henri Fayol fue ingeniero minero, pilar de la administración clásica, decía: “Si el agente es desplazado cuando apenas ha concluido el período de aprendizaje, o antes de que éste termine, no habrá tenido tiempo de rendir un trabajo apreciable”. El problema es que parece que no contamos con la paciencia para esperar a que los resultados germinen. La gente cambia de interés con la facilidad con la que se escoge un nuevo par de calcetines. No se puede retener a quien no quiere quedarse.

El problema se agrava. Según Fayol: “Si la misma situación se repite indefinidamente, la función no será nunca desempeñada a satisfacción”. Las consecuencias de esta inestabilidad laboral son peligrosas y temibles en las grandes empresas, en las cuales el período de iniciación de los jefes es generalmente largo. También en los proyectos de emprendimiento en los que se deben de rentabilizar los recursos que generalmente son escasos.  No hay forma de cambiar la ecuación. La variable es constante: se necesita tiempo para aprender de los hombres y de las cosas, pero la gente se desespera con facilidad. Antes de saludar y sentarse a trabajar, están preguntando por la clave de WiFi de su nuevo trabajo. Están tan acostumbrados a alternar entre los múltiples espacios en Internet que no consiguen encontrar la paciencia para entender lo que se espera de ellos y antes de lograrlo, deciden volar.

Pero, para estar en condiciones de formular un programa de acción, para adquirir la confianza necesaria y para inspirar confianza a los otros hace falta tiempo. Lo triste es que muchos vuelan a muy corta distancia. No se van porque opten por un camino ascendente o por una alternativa más adecuada. Muchos dejan su trabajo y se quedan en casa mirando una pantalla o se van a analizar las hendiduras que hay en el techo que está sobre su cama. Existe una queja generalizada de padres que ven a sus hijos dedicados a nada, así como de empleadores que necesitan gente que quiera trabajar en forma comprometida. La brecha es muy grande y es absurda.

Según Fayol, es preferible un jefe de mediana capacidad que subsiste en su cargo, a jefes de alta capacidad que no hacen sino pasar sin pena ni gloria por puestos de trabajo. La solución no es evitar el rigor en la asignación de las tareas de cada cargo, ni los buenos modos, ni las ñoñerías. Ya se intentó y de todos modos no se alcanzaron resultados. Hay que hacer lo que se necesita en tiempo y forma. La polifuncionalidad o trabajadores polivalentes en los niveles operativos, con lo cual se procura, a través de una mayor rotación en las tareas, la disminución de la monotonía de las tareas rutinarias, así como mejorar el rendimiento y la motivación del trabajador, tampoco ha traído mejores resultados. Fayol advirtió: “la división del trabajo tiene límites que la experiencia y el sentido de la medida enseñan a no franquear”. Me parece que le damos muchas vueltas a algo que debiera ser más fácil.

Hemos fallado al creer que los costos de la inestabilidad laboral se los lleva sólo la empresa. Una persona que va brincando de posición en posición y de empresa en empresa o de proyecto en proyecto pierde impulso, derechos, prestaciones y seguridad. Un estudio realizado por Fiorella Mancini, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, reveló que en el pasado un trabajador con 30 años de experiencia había tenido uno o dos cambios de empleo en su vida laboral, mientras que ahora un joven de 24 años podría haber tenido cinco o seis trabajos. Evidentemente, esto trae un deterioro en las condiciones de empleabilidad.

Es necesario hacer consciencia de que los factores individuales como edad, género o nivel de educación son determinantes de inseguridad laboral. Nos falta advertir que los más vulnerables son los que tienen un menor nivel académico, pero tristemente, tener formación educativa no garantiza un buen trabajo. La inestabilidad laboral juega en el deterioro de las condiciones alcanzables. Después de una serie de saltos laborales, la gente empieza a conformarse con empleos de bajos salarios y que carecen de prestaciones.

Nos falta advertir que sin estabilidad laboral conseguir protección de seguridad social, de prestaciones sociales, de jubilación, de planes de retiro, son elementos que no se tendrán y sin ellos es casi imposible amortiguar las experiencias de inseguridad personal y de autonomía. Es importante tomar en cuenta los elementos que nos lleven, como decía Sor Juana Inés de la Cruz a “saber para valorar, valorar para elegir”. Me parece que es tiempo de poner los acentos en su lugar. No sé si se trata de una separación generacional o de un punto de vista, creo que eso es lo de menos. Lo relevante es entender las consecuencias graves que trae la inestabilidad laboral, tanto para las corporaciones como para las empresas. En contrario sensu, la estabilidad laboral puede generar círculos virtuosos que son buenos para las organizaciones y para quienes forman parte de ellas.

 

Contacto:

Correo: ceciliaduran@me.com

Twitter: @CecyDuranMena

Blog: Las ventanas de Cecilia Durán Mena

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

(Fuente: Forbes)

Aprueban en Querétaro Ley de protección a la lactancia materna

La LVIII Legislatura del Estado aprobó, por unanimidad, la Ley para la protección apoyo y promoción de la Lactancia Materna en Querétaro, con lo que procuran la salud de miles de niños y niñas recién nacidos.

El diputado Carlos Sánchez Tapia ingresó la iniciativa y aseguró que esta “beneficiaría a 63 mil mujeres que laboran en el área de manufactura industrial, además de tener múltiples beneficios como disminuir el Índice de mortalidad infantil”.

 

La ley busca generar dos recesos durante la jornada laboral para lactancia materna en instituciones públicas y privadas, el acondicionamiento de lactarios en espacios laborales y la creación de bancos de leche suficientes para que ningún infante se quede sin oportunidad de ser bien alimentado.

 

Por su parte la líder del Partido del Trabajo (PT) en la entidad, Gaby Moreno, comentó que sostendrán reuniones con el secretario del Trabajo, José Luis Aguilera, para que determine los plazos y que las empresas públicas y privadas brinden los recesos establecidos.

(Fuente: ADN Informativo)

Por sismo en México, puedes faltar a tu trabajo

Con motivo del sismo en México del pasado martes 19 de septiembre, debes saber que te encuentras protegido jurídicamente si decides faltar a tu trabajo. Patrones y contratistas no puede poner faltas o descontar sueldo en caso de ausentismo.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), estos derechos son aplicables si:

  • Sufriste daños tú o familiares de parentesco directo (titulares, cónyuge, padres, hijos y familia política directa)
  • Tu vivienda tiene daños graves de estructura.
  • Tu lugar de trabajo no cumple con las medidas del protocolo de seguridad.
  • Existen riesgos en rutas de transporte.

Justificación por daños directos

Esto incluye problemas humanos y materiales. Si tú o algún familiar directo sufrió afectaciones es motivo para solicitar permiso laboral. Esto aplica por cualquier complicación de salud física o psicológica.

Los derechos de ausentismo también aplican por daños en vivienda sin verificación de Protección Civil.

Problemas de transporte

Otro motivo para ausentismo justificado son las vías de transporte obstruidas o sin acceso. Esto es por dos razones. La primera es evitar riesgos. Si tu ruta diaria atraviesa zonas de desastre, lo mejor es esperar hasta que esté libre de peligro.

La segunda razón es para no obstruir el acceso de los servicios de ayuda y rescate. Si decides trabajar, evita transitar por calles cercanas a los puntos siniestrados. Deja tu vehículo en casa y desplázate por transporte público. Recuerda que Metro, Metrobús y tren Suburbano tienen servicio gratuito.

¿Y si tu empresa no sigue el protocolo de seguridad?

También es motivo de falta justificada. Tu empleador debe notificarte sobre el estado del inmueble. De no ser así, estás en tu derecho de no acudir a laborar, hasta que Protección Civil verifique el lugar.

Una vez de regreso a tus actividades, te recomendamos revisar que no existan fisuras, grietas, fugas de gas o agua y fallas de servicio eléctrico. En caso de identificar algún factor de riesgo, reportarlo al departamento correspondiente.

Por último, si el patrón no respeta tus derechos y se niega a acreditar la falta justificada, acude a la STPS (y sus dependencias) o a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo para recibir asesoría y ayuda. Los empleadores que incumplan con las medidas tendrán multas de hasta 5,000 salarios mínimos.

¡Prevé! Durante catástrofes lo más importante es seguir las recomendaciones de las instancias gubernamentales. No pongas en riesgo tu vida, la ley te respalda.

 

(Fuente: OCC Mundial)

Rodrigo Herrera, el tiburón que resurgió del fracaso y las cenizas

Hace 15 años Rodrigo Herrera, presidente de Genomma Lab, vivió la peor crisis de su carrera, la cual llevó a su empresa al borde de la quiebra. Aquí nos cuenta de éste y otros fracasos y cómo logró superarlos.

 

Por Jorge Monjarás y Genaro Mejía

Fue hace 15 años, pero a Rodrigo Herrera no se le olvida ese día. El principal cliente de Gennoma Lab, de un día para otro, dejó de pagarles y se esfumó de la faz de la tierra.

“Nos hicieron un fraude muy importante, nos dejó de pagar un cliente muy importante. Técnicamente la empresa estaba quebrada. No solo eso, sino que traíamos a todos los proveedores encima con retrasos de pago porque este cliente principal nos dejó de pagar y desapareció”, recuerda el presidente de Gennoma Lab, en entrevista para Alto Nivel.

La realidad era que, ante la salida de este cliente, la empresa no tenía dinero para pagarle a ninguno de los proveedores. Lo que hizo Herrera fue reunirlos a todos y enfrentarlos. Los miró a la cara uno a uno, directo a los ojos, sin esconderse. “Les dije: ‘Les tengo una noticia buena y una mala. La buena es que quiero que me tengan fe y que confíen en mí. La mala es que no les voy a pagar ahorita porque no tenemos”, recuerda.

La mayoría de los proveedores creyó en sus palabras y en su promesa de pago. Gracias a ese compromiso, dice, hoy la empresa le dio vuelta a la página. “Esto fue algo que me creó un compromiso brutal para trabajar, salir adelante, recuperar lo perdido, pagarle a todo el mundo, a todos los proveedores, seguir trabajando con ellos.”

Para él, la lección de ese día, hace 15 años, es muy clara: “Ser honesto, ser directo y pedir apoyo. Eso te compromete”.

Las muchas crisis

Aunque para Rodrigo Herrera ésta fue la crisis más difícil de su vida, su peor fracaso, no ha sido el único: su carrera como empresario ha estado llena de conflictos y tropiezos. “Me acuerdo de muchos momentos de crisis. Hay muchos tropiezos, hay mucho momentos muy difíciles”, reconoce.

Rodrigo estudió una ingeniería que luego cambió por Administración en la Universidad Anáhuac, pero siempre tuvo la inquietud de hacer negocios y entrar al mercado de una forma disruptiva. Lo logró con Genomma Lab, una empresa que hoy tiene presencia en 19 países y vendió en 2015 más de 11,000 millones de pesos.

Pero el éxito no llegó fácil. Aún ahora enfrenta ofensivas; a veces, de autoridades como Profeco y Cofepris, y otras por parte de algunas fuerzas más escondidas que cuestionan sus productos o su forma de venta. “Las empresas reaccionan muy agresivamente cuando les empiezas a quitar mercado”, explica.

Genomma Lab se define como una empresa dedicada a los productos para la salud y el cuidado personal, pero su fortaleza es la mercadotecnia. Funciona con una agencia de publicidad y una productora in house, en donde las áreas de marketing trabajan hombro con hombro, literalmente, con todos los eslabones del proceso para producir comerciales a un ritmo increíble, de hasta tres por día.

Esta vocación por la publicidad le vino de origen. Con muy poco capital, la empresa se hizo de su primer medicamento, Asepxia. La estrategia iba a ser promoverlo de la forma tradicional, con un equipo de visitadores médicos mostrando el producto a doctores, uno por uno. “Yo iba a ser uno de ellos”, recuerda. Sin embargo, le enfurecía la cantidad de horas perdidas en las salas de espera. La opción era la publicidad por televisión y a ello apostaron. Los productos de Genomma Lab solo se vendieron por teléfono al principio.

“Los primeros años fueron difíciles”, comenta. El crecimiento provocó muchas barreras. “Las grandes empresas hacen todo para que no participes en sus mercados. Hay momentos en que te sientes derrotado; aquí es donde se define a las personas que sacan las empresas adelante.”

Genomma Lab creció con fuerza durante la primera década del siglo y salió a bolsa en 2008, cuando cumplía apenas 12 años.

Pero la empresa pasó por un fuerte bache en 2014, cuando factores de distribución cambiaron y su estrategia publicitaria pareció perder efectividad. Ello implicó que la empresa entrara en un proceso de racionalización, en el cual redujo fuertemente su personal y vendió el 50% que tenía de la distribuidora de medicinas Marzam.

Rodrigo Herrera forma parte del grupo de empresarios que participan en Shark Tank México: Negociando con tiburones, en el cual, junto con Patricia Armendariz, Jorge Vergara, Arturo Elías Ayub y Carlos Bremer, buscarán al mejor talento emprendedor.

El regreso de Gennoma Lab

Hoy, asegura Rodrigo Herrera, todo quedó atrás y están listos para aprovechar el crecimiento de las ventas en Estados Unidos, de más de 50% en 2015, compensando la caída en Brasil y las devaluaciones en el continente.

Ahora debe convencer de su regreso al mercado bursátil, cuyos analistas han criticado duramente la empresa. Pero, cerebral y analítico como es, el empresario se defiende con el mismo argumento que utiliza para combatir a sus detractores comerciales y regulatorios: “Si estás convencido de que lo que haces es positivo para la sociedad, puedes remontar los tropiezos, seguir trabajando y demostrar con resultados.”

A futuro, se dedicará a consolidar su avance internacional, por lo que es poco probable que aumente sus 80 marcas. Pero no duda que Gennoma Lab viene de regreso con toda la fuerza.

“Hay muchos momentos que gran parte de las personas que están a tu alrededor te dicen: ‘Esto ya no va a funcionar, piénsalo’. Pero si tú tienes muy bien puestos los ojos en la meta a la que quieres llegar, por difícil que sea el camino, no hay duda de que llegas a ella.”

(Fuente: Alto Nivel)

Siemens contratará más ingenieras mexicanas

Siemens anunció que contratará más ingenieras mexicanas y creará la primera Red Empresarial a favor de la inclusión laboral, como parte de su estrategia en favor del empoderamiento de la mujer en México.

Irma Wilde, responsable de estas iniciativas, dijo que para enfrentar los retos que tiene el país, es necesario impulsar la equidad de género, el talento, y la inclusión laboral dentro de las principales ramas productivas del país.

La también Directora de Estrategia, Desarrollo de Negocios y Sustentabilidad de Siemens México y Centroamérica, destacó que el 54 por ciento del personal menor de 35 años en Siemens es femenino y la compañía está reclutando a más ingenieras y técnicas mexicanas.

Siemens -que ya suma 123 años en el país- está catalogada en el puesto 11 de las empresas con mayor equidad de género en México, según el ranking de una revista nacional.

“Me siento muy orgullosa del relanzamiento de la iniciativa de Siemens para el Empoderamiento de las Mujeres, la cual dirigí con el respaldo de Louise Goeser, CEO en México de la compañía”, destacó Wilde en un comunicado.

Dijo que esta iniciativa tiene como principal objetivo ser una plataforma en la que se fomenten actividades de responsabilidad social enfocado a las mujeres, sesiones de tutoría, cuidado de la salud, y reclutamiento de más mujeres con carrera ingenieril o experiencia técnica, precisó Wilde.

“Todo esto englobado en el desarrollo de una red con otras empresas en la industria, para poder capitalizar experiencias y actuar en favor de la igualdad de condiciones para las mujeres en México”, resaltó.

Irma Wilde es una de las principales generadoras de la equidad de género dentro de esta compañía alemana, y creó la iniciativa GLOW enfocada al empoderamiento de la mujer dentro de la empresa.

De esta forma, durante su gestión también se incrementó el porcentaje de trabajadoras en Siemens donde existen 17 por ciento de posiciones gerenciales ocupadas por mujeres y 54 por ciento de empleados menores de 35 años del sexo femenino.

El programa GLOW se caracteriza por ofrecer conferencias impartidas en escuelas primarias y universidades por ejecutivas de Siemens y donde destacan la importancia de abrirse al estudio de nuevas carreras enfocadas a las ciencias y matemáticas.

También se les muestra las oportunidades de acceso a la educación y al mundo laboral independientemente del género. A la fecha se ha impactado a más de dos mil 500 niñas y universitarias.

“La diversidad fomenta excelentes resultados en los equipos gracias a la composición de varios pensamientos y experiencias. Luchar y promover que la equidad de género sea una realidad en nuestra sociedad transforma nuestro país a favor de la inclusión” destacó.

(Fuente: El Pulso Laboral)

¡Impulsa la productividad! Toma una siesta ‘de oficina’

Las jornadas laborales bajo presión ocasionan enfermedades que se pueden combatir con una siesta reparadora, al tiempo que se detona la productividad.

Muchas veces los profesionistas esperan con ansias los días de descanso, lo que nunca suelen pensar es que estos ‘puentes’ pueden generar más daños que beneficios: malestares digestivos ocasionados por comer excesivamente, insomnio por dormir a deshoras, mal humor por el descontrol en la rutina y baja productividad, sin mencionar las jaquecas, indigestión y dolores de espalda.

Para ello, lo que necesitas después de un descansotan largo es algo que te permita estar al cien durante todo el día, y no hay nada mejor que una siesta reparadora.

De acuerdo con la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, en la Sección del Sueño, el tomar siestas a la mitad del día puede favorecer la recuperación cardiovascular, reducir el estrés, promover el estado de alerta mental y mejorar la capacidad de aprendizaje, lo que también se  puede traducir en una mayor productividad dentro de las oficinas.

Si aún no puedes entender cómo una “siesta en la oficina” puede ayudarte a recuperar energías, la empresa Google, pionera en desarrollar herramientas y metodologías que les permita a sus trabajadores tener work life balance dentro y fuera de sus lugares de trabajo; ofrece a sus integrantes camas reparadoras que les permita tomar una siesta si su cuerpo así lo necesita, y digamos que Google puede ser un buen ejemplo de alta productividad.

También puedes leer: Claves para conciliar el sueño con rapidez.

Sin embargo, las siestas reparadoras deben tener ciertas características para que beneficien nuestra dinámica cotidiana y también existen diferentes categorías:

La micro-siesta: De dos a cinco minutos. Estos intervalos de sueño tan pequeños pueden ser muy eficaces para alejar la somnolencia en un día muy agetreado.

La mini-siesta: De cinco a 20 minutos. Es el intervalo de tiempo que los doctores recomiendan para tener una siesta reparadora, también aseguran que te mantienen más alerta, resistente, mejora tus músculos, tu cerebro limpia las ideas inútiles, ayuda a recordar y aumenta tu capacidad de aprendizaje.

La siesta prolongada: Según el portal pulsodigital.net, este tipo de siestas tienen una duración de 50 a 90 minutos e incluyen casi todos los beneficios que tienen un sueño de ocho horas. Ayuda al crecimiento, permite la reparación de los huesos y músculos; pero no es nada recomendable para la productividad laboral.

Recomendaciones

• La siesta no debe exceder los 30 minutos.

• Más de 40 minutos puede afectar tu sueño nocturno.

Muchas veces los profesionistas esperan con ansias los días de descanso, lo que nunca suelen pensar es que estos ‘puentes’ pueden generar más daños que beneficios: malestares digestivos ocasionados por comer excesivamente, insomnio por dormir a deshoras, mal humor por el descontrol en la rutina y baja productividad, sin mencionar las jaquecas, indigestión y dolores de espalda.

Para ello, lo que necesitas después de un descansotan largo es algo que te permita estar al cien durante todo el día, y no hay nada mejor que una siesta reparadora.

De acuerdo con la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, en la Sección del Sueño, el tomar siestas a la mitad del día puede favorecer la recuperación cardiovascular, reducir el estrés, promover el estado de alerta mental y mejorar la capacidad de aprendizaje, lo que también se  puede traducir en una mayor productividad dentro de las oficinas.

Si aún no puedes entender cómo una “siesta en la oficina” puede ayudarte a recuperar energías, la empresa Google, pionera en desarrollar herramientas y metodologías que les permita a sus trabajadores tener work life balance dentro y fuera de sus lugares de trabajo; ofrece a sus integrantes camas reparadoras que les permita tomar una siesta si su cuerpo así lo necesita, y digamos que Google puede ser un buen ejemplo de alta productividad.

Sin embargo, las siestas reparadoras deben tener ciertas características para que beneficien nuestra dinámica cotidiana y también existen diferentes categorías:

La micro-siesta: De dos a cinco minutos. Estos intervalos de sueño tan pequeños pueden ser muy eficaces para alejar la somnolencia en un día muy agetreado.

La mini-siesta: De cinco a 20 minutos. Es el intervalo de tiempo que los doctores recomiendan para tener una siesta reparadora, también aseguran que te mantienen más alerta, resistente, mejora tus músculos, tu cerebro limpia las ideas inútiles, ayuda a recordar y aumenta tu capacidad de aprendizaje.

La siesta prolongada: Según el portal pulsodigital.net, este tipo de siestas tienen una duración de 50 a 90 minutos e incluyen casi todos los beneficios que tienen un sueño de ocho horas. Ayuda al crecimiento, permite la reparación de los huesos y músculos; pero no es nada recomendable para la productividad laboral.

Recomendaciones

• La siesta no debe exceder los 30 minutos.

• Más de 40 minutos puede afectar tu sueño nocturno.

• Tómala en lugares cómodos como un sillón o sofá, pero no en una cama.

• No son recomendables para personas con insomnio.

• El mejor horario para tomarla es después de la comida.

• No consumas cafeína o bebidas con altos índices de azúcar como refrescos, jugos o malteadas.

Lugo de saber los beneficios que conlleva un sueño pequeño, pero reparador, te traemos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a hacerlo dentro de la oficina.

1. Escoge un lugar cómodo

Evita que los lugares que has escogido para dormir sean incómodos o que permitan la entrada de mucho ruido, esto no te ayudará a tener una siesta que te permita cargar energías. Puede ser en tu oficina a puerta cerrada, una sala de juntas, un cuarto privado o el asiento delantero de tu coche.

2. ¡Quítate los zapatos!

Así es, Daniel Coyle, autor de El código del Talento, recomienda que te quites los zapatos antes de la siesta, esto te ayudará a sentirte cómodo y también mejorará la sensación de dormir.

3. Cúbrete con una manta

Después el comida –hora en la que se recomienda la siesta– tu organismo está dirigiendo las energías hacia tu aparato digestivo, lo que provoca la sensación de cansancio y frío, también la temperatura desciende cuando dormimos, así que no te preocupes y tápate con una manta ligera que te permita sentirte protegido, caliente y cómodo.

4. Música para relajar

Si eres de las personas que no pueden dormir sin un relajante, te recomendamos escuchar música de viento o de cuerdas que te permita hacerlo más rápido. Además, expertos en aromaterapia te recomiendan ambientar tu oficina con lavanda para que el placer sea aún mayor.

5. ¿Alarmas?

Algunos expertos, como Coyle, no recomiendan las alarmas para las pequeñas siestas, pues asegura que disminuirá el efecto reparador de la misma, sin embargo, cada persona conoce sus capacidades cuando hablamos de dormir, si eres de aquellos que no despertarán hasta pasar las ocho horas, lo mejor es que coloques una alarma con sonidos agradables y en lugar de sonar a los 20 minutos de la siesta, puedes colocarlo a los 25 o 30, así podrás dormir un poco más sin ser interrumpido.

¿Actualmente puedes tomar siestas en tu oficina? ¿Cómo te beneficiaría tomar una siesta en tu horario laboral? ¿Tienes algunas recomendaciones para tener un sueño reparador en la oficina?

(ALTONIVEL)