Los 5 tipos de entrevista de trabajo a los que te puedes enfrentar

La entrevista de trabajo es el momento que puede marcar la diferencia entre obtener un nuevo empleo o no y el momento clave en el que un profesional debe “venderse”.

Sin embargo, estamos tan acostumbrados a una entrevista one to one que muchas veces no sabemos que existen más tipos de entrevista de trabajo, con la inclusión de la tecnología y la globalización, incluso no tiene que ser presencial.

Uno a uno

Es la más tradicional, en la que el departamento de Recursos Humanos te llama para ahondar en tu currículum y saber realmente si estás capacitado para el puesto, incluso con “trampas” que te hacen decir la verdad al respecto. Una vez que pasas este filtro, llega el siguiente con el jefe inmediato que tendrás. La mejor arma es también hacer preguntas sobre lo que pueden ofrecerte, eso demostrará inteligencia y que te valoras como profesional.

Grupal

En esta, desde el reclutador hasta el director del área te esperan en una sala de juntas; pueden ser dos o más personas las que te evaluarán a detalle y compararán con los demás candidatos que citaron. Te harán preguntas complejas y esperan que no te intimides con la cantidad de personas que tienes al frente. Lo mejor que puedes hacer es tomarte tu tiempo para responder cada pregunta y no mostrarte presionado, sino pedirles que te den espacio para resolver hasta la última duda, proyectarás seguridad.

Llamada

Si estás al otro lado del mundo o simplemente la agenda no les permite coincidir, una tradicional llamada puede ser suficiente para que te elijan para el siguiente filtro. Es un método efectivo cuando se obtiene suficiente información por ambas partes. Para ganar esta prueba deberás tener a la mano una computadora por si necesitas buscar algo, lápiz y papel por si requieres anotar datos, tu CV y un perfil de la compañía por si requieres una guía, eso te dará puntos por prepararte.

Vía web

Skype, Hangouts de Google, WhatsApp, FaceTime de Apple, todas las herramientas que permitan una videollamada pueden ser utilizadas para que el reclutador o el directivo del real te cuestione sobre tus capacidades. Para ella deberás lucir lo mejor posible y estar en un lugar cómodo, silencioso y con una red que no de pie a interrupciones por la señal, todo eso habla de qué tan precavido eres y qué tanta responsabilidad y productividad posees.

En conjunto

Seguramente no la has escuchado mucho, pero existe. Las empresas reúnen a los candidatos y promueven el debate para determinar el temperamento y comportamiento en equipo que pueden esperar de cada uno. Al hablar mucho o muy fuerte puedes parecer agresivo, mejor concéntrate en dar la mejor solución a los problemas que plantean y en destacar por ofrecer puntos relevantes.

 

Fuente: Merca2.0

¿Es mejor la capacitación presencial o virtual?

La capacitación es necesaria y obligatoria en las empresas. Sin embargo, la encrucijada es optar por un modelo presencial o virtual.

Es importante señalar que la capacitación es una iniciativa que está regulada, por lo que las empresas tienen la obligación de capacitar a su personal. Y, actualmente, debemos buscar esquemas de capacitación, acordes al contexto que estamos viviendo, a nuestro tipo de negocio.

Cuando tenemos a nuestro personal totalmente centralizado con el 100% de los empleados en un mismo lugar, la capacitación presencial es la fórmula correcta que aporta muchas ventajas. No obstante, el problema se agudiza cuando tenemos “pulverizada” a nuestra fuerza laboral en toda la República Latinoamérica; en este caso, reunir a los equipos para capacitarlos se puede convertir en un impedimento económico, y es ahí donde tenemos que buscar nuevas alternativas, pero lo cierto es que la digitalización de la capacitación nace, en principio, por un tema logístico.

 

Capacitación presencial vs virtual: ¿Cuándo conviene elegir una u otra?

La capacitación presencial denota un énfasis en las habilidades que llamamos suaves o humanas, es decir, es mucho más fácil capacitar a la gente de forma digital en temas técnicos. Para cuestiones técnicas o tecnológicas la capacitación digital es muy virtuosa, pero cuando hablamos de cuestiones ligadas a habilidades humanas como pueden ser, por ejemplo, el liderazgo o la comunicación, siento que la capacitación virtual todavía no las resuelve, es decir, no es que no se pueda hacer pero siento que es mucho más eficiente tener a un facilitador que te pone ejemplos, que te puede observar, te puede dar correcciones sutiles en cuanto a tu estilo de comunicación o tu habilidad de trabajo en equipo o tu liderazgo o inteligencia emocional, y eso marca la diferencia.

 No obstante, afortunadamente, hoy ya no tenemos que elegir entre una u otra, ya que existen Modelos que son Blended, es decir, una parte de la capacitación es digital y otra es presencial.

Asimismo, es importante destacar que cuanto más alto es el nivel de ejecutivos a capacitar o más complejo sea el tema del cual se va a capacitar, más se requiere la intervención de un ser humano para dirigir y supervisar.

En cualquiera de los casos, ¿cómo medir la eficacia de una capacitación?

La calidad y eficacia de una capacitación se mide bajo los mismos parámetros:

1. La experiencia. Si fue positiva, si les gustó el coach, si fueron sesiones dinámicas, si les entretuvo.

2. El aprendizaje. Qué tanto aprendieron.

3. La práctica. Hasta dónde practican lo que aprendieron.

4. El resultado. Hasta dónde lo que aprendieron les generó el resultado positivo que están buscando.

La evaluación del resultado en los empleados a veces está a cargo de la organización o de la empresa contratada para dicha capacitación.

Tendencias

Finalmente, la capacitación en modo virtual será todavía más utilizada en el futuro. De hecho, las tendencias en los modelos educativos internacionales más avanzados hablan de una educación donde el conocimiento se adquiere de forma individual y la práctica ya depende más de un profesor. Es decir, antes íbamos a la escuela a que el maestro nos enseñara y luego íbamos a la casa a practicar.

Ahora nos dan información que está en internet para que estudiemos y después vamos a hacer la tarea a la escuela, para que el maestro nos aclare todas nuestras dudas, asumiendo que, previo a ello, ya hemos aprendido por nuestra cuenta. En este sentido la capacitación virtual se va a desarrollar muchísimo, ya somos nosotros los responsables de aprender, y asistir a una clase supone ir a perfeccionar aquello que ya aprendimos.

 

Fuente: ALTONIVEL