Entrevista de trabajo: 7 preguntas que debes dominar

La entrevista de trabajo es la prueba más importante del proceso de selección para un puesto, y, seguramente, en más de una ocasión has sintiendo que lo habías arruinado todo. Esto es muy común, es fácil que las entrevistas laborales nos angustien por el simple hecho de ser evaluados, y hay preguntas clave que nos pueden llevar a la siguiente ronda o dejarnos fuera del proceso.

La buena noticia es que las preguntas abordan un tema que conoces mejor que nadie: tú mismo.

Preguntas durante la entrevista de trabajo

Más allá de preguntar sobre tu experiencia laboral, tus conocimientos y tu preparación académica, la entrevista está enfocada en conocer tu personalidad, cómo enfrentarás los retos en el trabajo, cómo te relacionas con la gente y cómo manejas la presión, dependiendo del puesto.

Prepárate para responder con inteligencia a estas preguntas comunes:

 1. Háblame de ti

Parece una pregunta inocente para romper el hielo, sin embargo, tiene un objetivo bien pensado por el reclutador: conocer qué tienes para ofrecer, como empleado, a la empresa. No le interesa tu vida personal, si tienes dos hijos, si estás divorciado o si amas a los animales, concéntrate en hablar de tu ‘yo profesional’. Cómo trabajas, en qué áreas tienes experiencia y por qué puedes ser un elemento valioso para una organización.

 2. ¿Por qué estás buscando trabajo?/ ¿Por qué dejaste tu empleo anterior?

Es un gran error llegar a quejarse de lo mal que te tratan/trataron en tu exempresa. Mejor enfócate en las nuevas metas que buscas alcanzar y en los retos que esperas de un nuevo empleo. Si hablas de manera negativa de la empresa, jefe o compañeros de tu anterior empleo darás una mala impresión, aunque tengas la razón. Habla sobre superación y crecimiento, no sobre insatisfacción.

No es malo mencionar que te sientes estancado o que no crees tener más oportunidades en tu actual empresa, pero siempre resaltando tu deseo de avanzar.

 3. ¿Cuál es tu mayor defecto?

Con esta pregunta, al reclutador le interesan dos aspectos clave de tu persona: tu capacidad para asumir tus errores y tu habilidad para corregirlos. Quiere saber si serás la clase de persona que recibe bien la crítica y se esfuerza por mejorar, o más bien de quienes niegan el error y se resisten a cambiar de hábitos.

No caigas en las respuestas cliché: ‘soy muy perfeccionista’, ‘soy demasiado responsable’, ‘me estreso si algo no sale bien’. No te ayudan y mucha gente responde eso.

Te sugerimos tomar un test psicométrico que revele tus áreas de oportunidad o enfocarte en una habilidad importante para tu carrera, pero no determinante para el puesto. Por ejemplo, si eres programador web puedes decir que tu debilidad es la comunicación en público; es decir, sería bueno que aprendieras a soltarte cuando hablas ante una concurrencia, pero tu trabajo será programar, no organizar eventos. De esta forma serás honesto, pero no pondrás en riesgo el puesto.

 4. ¿Por qué duraste poco en tu anterior empleo?

Esta pregunta aparecerá si el reclutador identifica un empleo de poca duración o un patrón de cortas relaciones laborales en tu historial. Es normal: les preocupa que seas una persona inestable. Se vale argumentar que estás buscando una oportunidad más retadora, o que el empleo no resultó ser lo que esperabas. Recuerda que no conviene hablar de manera negativa de exempleadores.

 5. ¿Cuáles son tus pretensiones salariales?

Si es la primera entrevista, no te conviene ponerte precio todavía. Puedes hacer tiempo con respuestas como “busco un salario competitivo pero no es lo único que me interesa, me gustaría saber más sobre las funciones y retos del puesto” o “me parece que necesito más detalles sobre el puesto para saber cuál sería el sueldo adecuado”

 “Si desde la primera entrevista de trabajo buscas hablar de sueldo te puedes quemar. La primera entrevista es para conocernos” asegura Gerardo García, asesor salarial y director de información de la firma Mercer.

 

 6. Háblame de algún momento en tu vida laboral en la que hayas cometido un error, ¿cómo lo solucionaste?

Este tipo de preguntas son clásicas en una entrevista de trabajo y están enfocadas en ir más allá de las respuestas formuladas y cuestionar al candidato sobre su manera de reaccionar ante diferentes situaciones. Pueden preguntarte ejemplos sobre resolución de conflictos, estrés, honestidad, integridad, etc. El objetivo es que demuestres con ejemplos qué clase de empleado eres. Prepárate de antemano para dar ejemplos concretos de tu vida profesional.

 7. ¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otros candidatos?

Deja la inseguridad a un lado y véndete. Este es el momento de hablar bien de ti mismo, destaca tus competencias, cualidades y experiencia. Ejemplo: “La experiencia que he adquirido en X área me permite contar con las habilidades necesarias para alcanzar y superar sus expectativas del puesto”.

También te ayudará hablar sobre la empresa, por ejemplo: “sé que la empresa busca posicionarse en el mercado, y me interesa ser parte del equipo que se encargue de cumplir ese objetivo”. Muestra tu pasión y habla de cómo trabajarás para alcanzar las metas clave de la empresa.

Fuente: OCC Mundial

6 consejos de Elon Musk para mejorar tu productividad

A través de una carta dirigida a sus empleados vía email, Elon Musk, les compartió una serie de tips con el objeto de alcanzar la total productividad de su compañía frente al desafío del aumento de la producción del Tesla Model 3.

Se sabe incluso que Musk ha estado durmiendo en la fábrica de Tesla para asegurarse que aumentara la producción de su automóvil eléctrico Modelo 3.

El CEO de Tesla, la compañía aeroespacial SpaceX y la empresa de túneles The Boring Company, tiene mucho que hacer.

Aquí están los seis consejos de Musk:

1. Evite grandes reuniones

“Las reuniones excesivas son una plaga para las grandes empresas y casi siempre empeoran con el tiempo. Salga de todas las reuniones grandes, a menos que esté seguro de que están proporcionando valor a toda la audiencia, en cuyo caso sea muy breve”.

2. También abandone las reuniones frecuentes.

“También deshágase de las reuniones frecuentes, a menos que se trate de un asunto extremadamente urgente. La frecuencia de las reuniones debería disminuir rápidamente una vez que se resuelva el asunto urgente”.

3. Abandona una reunión si no estás contribuyendo

“Salga de una reunión o deje una llamada tan pronto como sea obvio que no está agregando valor. “No es grosero irse, es grosero hacer que alguien se quede y pierda el tiempo”.

4. Soltar la jerga

“No utilice acrónimos o palabras sin sentido para objetos, software o procesos en Tesla. En general, cualquier cosa que requiera una explicación inhibe la comunicación. No queremos que la gente tenga que memorizar un glosario solo para funcionar en Tesla”.

5. Comunicar directamente, independientemente de la jerarquía.

“La comunicación debe viajar a través del camino más corto necesario para realizar el trabajo, no a través de la cadena de comando. Cualquier gerente que intente hacer cumplir la comunicación de la cadena de mando pronto se encontrará trabajando en otra parte.

“Una fuente importante de problemas es la mala comunicación entre los departamentos. La forma de resolver esto es permitir el libre flujo de información entre todos los niveles. Si, para poder hacer algo entre los departamentos, un contribuyente individual tiene que hablar con su gerente, quien habla con un director, quien a la vez habla con un vicepresidente, quien habla con otro vicepresidente, … entonces sucederán cosas súper tontas. Debe estar bien que la gente hable directamente y simplemente haga que suceda lo correcto”.

6. Sigue la lógica, no las reglas.

“En general, siempre elija el sentido común como su guía. Si seguir una “regla de la compañía” es obviamente ridículo en una situación particular, de manera que sería una gran caricatura de Dilbert, entonces la regla debería cambiar “.

El correo electrónico, obtenido por el sitio web de vehículos eléctricos Electrek y el sitio de noticias y opinión sobre automóviles Jalopnik, también explicó a los empleados que Tesla interrumpiría la producción durante varios días para actualizar los equipos con el objetivo de producir 6,000 vehículos Modelo 3 por semana a finales de junio. Su autenticidad fue confirmada por la CNBC.

Fuente: Forbes

Currículum vitae: ¡aprende a hacerlo en solo 7 pasos!

El currículum vitae es una de las herramientas más importantes de tu vida profesional; por ello debes aprender a redactarlo y mantenerlo actualizado. En este artículo te contamos la información esencial que debe presentar tu hoja de vida.

¿Qué es un currículum vitae?

El término es una locución latina que en español significa “carrera de la vida” y su objetivo es describir la experiencia laboral, preparación académica, conocimientos y habilidades que califican a una persona para realizar determinado trabajo.

Con la popularización de las bolsas de trabajo online, las redes sociales y medios de comunicación digital, la forma en la que debe redactarse un currículum se ha modificado. Ahora existen nuevas herramientas que simplifican la construcción de tu CV.

Elementos de un CV

Ya sea en versión online o escrita, es importante que adaptes estos elementos a tu propia experiencia y conocimientos.

El punto es construir un documento de valor y aumentar tus posibilidades de encontrar un empleo.

1. Título

Preséntate como profesionista en pocas palabras. Dile al reclutador quién eres qué sabes hacer.

Por ejemplo:

  • Contador titulado con 4 años de experiencia. Especialista en Impuestos.
  • Diseñadora web. Photoshop, Illustrator y Fireworks en nivel avanzado.
  • Ingeniero Mecánico con experiencia en industria automotriz. Inglés Avanzado.

2. Datos personales

Nombre completo, teléfono de casa o celular (un número en el cual puedan encontrarte fácilmente) y cuenta de correo electrónico son básicos.

Crea una cuenta de email exclusiva para tus asuntos laborales. Una compuesta por tu nombre y apellido es mil veces más profesional que una que incluya tu apodo.

3. Objetivo

Esta parte de tu CV está destinada a mostrar cuáles son tus expectativas laborales a futuro, en qué áreas buscas desarrollarte y qué actividades te gustaría desempeñar.

En este punto, el reclutador buscará conocer si tus metas son compatibles con la empresa y la vacante.

Un buen tip es que tomes en cuenta las necesidades de la empresa para redactar tu objetivo.

4. Experiencia profesional

Uno de los puntos clave que atrae al reclutador. Al leerla, le quedará claro si tienes los conocimientos y habilidades necesarias para desempeñarte en el puesto.

Inicia por tu experiencia más reciente (último empleo). Recuerda que tu experiencia debe contener nombre de la empresa, puesto que desempeñabas, breve descripción de tus actividades y ¡tus logros!

Incluir logros convencerá al reclutador de tu talento; demostrará que eres sobresaliente y no solo un candidato promedio.

5. Preparación académica

La formación académica es uno de los primeros criterios que utilizan los reclutadores para su proceso. Terminar una licenciatura, hacer una maestría, tomar un diplomado o realizar un curso serán aspectos que le agregarán el valor y peso que tu currículum necesita para destacarse de los demás.

Los expertos recomiendan incluir en este apartado tu último grado escolar. No es necesario poner la escuela donde cursaste el kínder o la secundaria.

Si tienes estudios universitarios truncos es importante que los menciones, aunque no tengas un título o certificado. Incluye cuántos semestres, cuatrimestres o años concluiste. Lo mismo aplica para otros grados académicos.

6. Idiomas

El dominio de un idioma puede hacer la diferencia entre conseguir o no un empleo, además impacta en el salario.

Indica los idiomas que conozcas y el porcentaje de dominio de forma global o por habilidades. Si lo prefieres, reemplaza los porcentajes con indicadores gráficos.

7. Habilidades

Integra los conocimientos adquiridos que te permitirán realizar el trabajo, las competencias que te distinguen, la paquetería (software) que dominas y las cualidades que completan tu perfil para hacerte un candidato potencial.

Para que tengas una idea más clara de cómo estructurar tu currículum, compartimos contigo un documento básico que ejemplifica los componentes básicos del CV.

Recuerda que el currículo ideal es aquel se adapta a las necesidades de cada persona, de modo que debes evaluar a nivel personal los aspectos que te interesa destacar para que sea funcional.

Un buen currículum es lo primero que necesitas para iniciar una búsqueda de empleo. Te invitamos a que sigas estos consejos y le dediques el tiempo necesario a su elaboración.

Fuente: OCC Mundial