Reflexiones acerca del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación

Por: Dr. Eliseo Miguel Solana Ramírez. y Lic. Irwing Alonso Gay Solana

Como es sabido, desde el año 2013, el Servicio de Administración Tributaria inició una campaña para combatir la actividad de emitir comprobantes fiscales por operaciones inexistentes; misma que erosiona agresivamente la recaudación. Para esos fines se adicionó exprofeso, al Código Fiscal de la Federación, el artículo 69-B; la gaceta legislativa informa sobre los propósitos de esta reforma, la cual se publicó el 8 de septiembre de 2013.

Como mero antecedente, hay que considerar que se han promovido diversos amparos en contra de los mecanismos previstos en esta disposición, principalmente con relación al procedimiento que se prevé para aquellos contribuyentes que se presume se ubican en el supuesto de expedir facturas de operaciones inexistentes o simuladas, sin que conozcamos que los quejosos hayan alcanzado su propósito.

Evidentemente, el fisco trata de combatir la actividad consistente en la compraventa de facturas (comprobantes fiscales) que amparan operaciones simuladas o inexistentes; ahora bien, esta propuesta busca examinar si es legal el procedimiento previsto en el adicionado artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación; particularmente respecto de lo previsto en el penúltimo párrafo de este precepto, donde se otorga un plazo de treinta días a las personas que hayan dado cualquier efecto fiscal a los comprobantes expedidos por algún contribuyente publicado en la lista que dicho artículo refiere, para acreditar ante la autoridad que efectivamente se adquirieron los bienes y servicios que amparan o bien, proceder a corregir su situación fiscal. Disposición que es dirigida concretamente a quienes hayan dado cualquier efecto fiscal a los comprobantes fiscales expedidos por un contribuyente incluido en el listado.

Para descargar el archivo completo de este artículo haz click en el siguiente enlace:

Reflexiones acerca del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación

¿Qué es el reglamento federal de seguridad y salud?

El Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo es una guía implementada por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y que desde 1997 se utiliza como estándar para las medidas de seguridad aceptables en el área de trabajo. Nace para contar con un control cuantitativo sobre las posibles incidencias, accidentes y riesgos de salud que deben contemplarse en los escenarios de trabajo sin importar el giro o rubro de la labor llevada a cabo.

En la actualidad, el reglamento vigente es el establecido en 2015. Antes de éste se encontraba el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente en el Trabajo. Como puede notarse por su título, el reglamento anterior se centraba más en los factores ambientales del área de trabajo, cuando el actual se actualizó a una cultura de prevención y conciencia sobre la posibilidad de accidentes, ya que diversos estudios demostraron que las empresas pagan mucho más caro los accidentes en el lugar de trabajo que previniendo, acondicionando espacios y capacitando a los empleados. Este reglamento cuenta con obligaciones tanto para el patrón como el trabajador, las cuales son:

Obligaciones para el patrón

Las obligaciones que tiene el patrón son las siguientes:

  • Instalar las señalizaciones preventivas necesarias en el área de trabajo (salidas de emergencia, rutas de evacuación, etc.).
  • Proveer a los trabajadores de las herramientas necesarias para resguardar su integridad física según lo demande el trabajo (cascos, chalecos, guantes, etc.).
  • Capacitar a los trabajadores sobre los posibles riesgos en el área de trabajo.
  • Aplicar exámenes médicos a los trabajadores.
  • Permitir toda inspección a la seguridad del área de trabajo al personal autorizado.
  • Llevar a cabo una evaluación con el Diagnóstico de Seguridad y Salud en el Trabajo (medidas estandarizadas por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social).
  • Implementar todas las mejoras necesarias según el resultado del Diagnóstico.
  • Avisar por escrito a las autoridades competentes en caso de algún accidente o defunción acontecida en el área de trabajo en un periodo menor a 72 horas después de ocurrido.

Obligaciones para el trabajador

Las obligaciones que tienen los trabajadores son:

  • Cumplir con toda medida preventiva sugerida por el patrón y aquellas dispuestas en el reglamento.
  • Notificar al patrón o a las autoridades competentes en caso de identificar algún riesgo o condiciones inseguras.
  • Participar en los procesos de capacitación y exámenes médicos de la empresa.

Las disposiciones de seguridad

  • Edificios, locales, instalaciones y áreas de trabajo: el patrón debe de preservar condiciones seguras en todas las instalaciones del área de trabajo.
  • Prevención y protección contra incendios: el patrón debe de conocer las clasificaciones de riesgo de incendio del área de trabajo, así como capacitar a los empleados, realizar simulacros y contar con rutas de evacuación.
  • Utilización de maquinaria, equipo y herramientas: el patrón debe contar con un estudio de análisis de riesgo sobre el uso de maquinaria en el área de trabajo, contar con las verificaciones vigentes y hacer uso de toda herramienta de protección.
  • Manejo, transporte y almacenamiento de materiales: el patrón debe contar con las medidas de verificación necesarias, haber capacitado a sus trabajadores, proveer herramientas de protección y contar con constante vigilancia de la salud de los trabajadores por medio de exámenes rutinarios.
  • Manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas: el patrón debe contar con las medidas de verificación y de higiene necesarias especialmente por el manejo de químicos peligrosos; haber capacitado a sus trabajadores, proveer herramientas de protección y contar con constante vigilancia de la salud de los trabajadores por medio de exámenes rutinarios.
  • Conducción de vehículos motorizados: el patrón debe tener bajo constante observación el estado de los vehículos y realizar revisiones rutinarias, realizar exámenes médicos a los trabajadores y verificar que cuenten con las licencias necesarias para la operación de los vehículos.
  • Trabajos en altura: el patrón debe tener en regla todos los permisos necesarios para realizar cualquier trabajo en plataformas elevadas o andamios suspendidos. De igual manera debe de contar con todas las valoraciones de riesgo pertinentes.
  • Trabajos en espacios confinados: el patrón debe obtener los permisos necesarios para la realización de trabajo confinado y asegurarse de capacitar a sus empleados y establecer rutas de evacuación y emergencia.
  • Recipientes sujetos a presión, criogénicos y generadores de vapor o calderas: el patrón debe de identificar cada equipo por su nombre y número de serie, asegurándose que se encuentren en perfecto estado y reciban servicio rutinariamente.
  • Electricidad estática y prevenir los efectos de descargas atmosféricas: el patrón es responsable de la instalación de sistemas de puesta a tierra y brindar capacitación de salud y seguridad a sus trabajadores.
  • Actividades de soldadura y corte: el patrón debe hacer valer las medidas de seguridad y sanitarias para la realización de trabajo de soldadura y proveer todo el material de protección al trabajador.
  • Mantenimiento de instalaciones eléctricas: el patrón debe capacitar sobre medidas de seguridad y contar con un plan de contingencia en caso de accidentes.

En el apartado de salud, estas se consideran las disposiciones que deben contar con medidas de prevención y ser sujetas a evaluación de forma constante:

  • Ruido.
  • Iluminaciones.
  • Vibración.
  • Radiaciones ionizantes.
  • Radiaciones electromagnéticas no ionizantes.
  • Condiciones térmicas elevadas (altas temperaturas).
  • Presiones ambientales anormales.
  • Agentes químicos capaces de alterar la salud.
  • Agentes biológicos capaces de alterar la salud.
  • Factores de riesgo ergonómico.
  • Factores de riesgo psicosocial.

Casos particulares

  • Mujeres embarazadas o lactando: se les prohíbe participar en todos los escenarios mencionados anteriormente que requieren medidas de seguridad específicas (trabajo en alturas, estar expuestas a ruido, vibraciones, cambios de presión, realizar trabajo físicamente demandante, etc.)
  • Menores de edad: los patrones deberán actuar con base en la Ley Federal del Trabajo y sus estatutos para la protección de los menores de edad.
  • Trabajadores con alguna discapacidad: el área de trabajo debe de contar con señalizaciones accesibles para los trabajadores que cuenten con alguna discapacidad, las instalaciones además deben estar acondicionadas para su uso y facilidad de desplazamiento. Deben de ser correctamente capacitados e informados sobre los riesgos de trabajo en el área en la que se desarrollan.
  • Trabajadores del campo: el patrón debe garantizar informar sobre las medidas de seguridad necesarias (habrá casos en los que esto deberá realizarse en las lenguas originarias de los trabajadores). Se le debe proporcionar a los trabajadores del campo una vivienda digna durante su estancia y aquellos que trabajen bajo la radiación del sol deberán obtener la hidratación necesaria. Es vital la realización de exámenes médicos al ingreso y durante el desarrollo de  la temporada de trabajo.

Fuente: Runa HR