Con el simulador virtual que lanzó el SAT, podrás verificar las facturas que serán consideradas en tu próxima declaración anual.

 

La declaración anual de impuestos puede ser considerado un proceso burocrático que, con solo pensarlo, provocaría dolor de cabeza. No te angusties, ya existe una forma más práctica para que cumplas con el SAT.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementó un simulador de declaración anual 2018 que puedes encontrar en su sitio web, con el fin de facilitarte el proceso de rendir tu declaración anual y estar al corriente con tus obligaciones fiscales.

Con esta solicitud virtual, los contribuyentes, ya sean personas físicas o morales, pueden ensayar su próxima declaración; por lo que si hay errores, podrán pedir la corrección a patrones y/o proveedores antes del 31 de diciembre, para que el proceso sea más fácil y rápido al momento de realizar el trámite.

Al momento se puede consultar la información con corte a agosto, pero se irán cargando las facturas posteriores.

 

La ventaja del nuevo simulador 2018 es que ayudará a que conozcas y revises tus comprobantes de nómina y las facturas que presentarás el 2019 en tu declaración anual.

 

Es importante destacar que con este simulador no se genera una propuesta, no hay guardado ni envío de la declaración ni vista previa, pero sí se podrá conocer el aproximado del saldo a favor.

Por lo general, las personas físicas deben hacer su declaración anual en abril y las personas morales, o sea las empresas, sociedades o asociaciones, tienen hasta el 31 de marzo.

¿Y qué es la declaración anual?

 

Es un documento oficial en el que una persona física o moral presenta un informe de todos los ingresos, egresos, procedencia, fuente, montos, deducciones, impuestos pagados, capital, utilidades y pérdidas que se realizaron a lo largo de un año.

Este informe se presenta bajo las disposiciones establecidas por el Código Fiscal de la Federación, bajo la autorización del SAT y con base en la información solicitada, se determina el tipo de impuesto y la cantidad total a pagar.

Aunque existen declaraciones mensuales y trimestrales, es obligatorio presentar la declaración anual, sin importar si ya se han hecho las declaraciones mencionadas.

No dejes que te agarren las prisas y aprovecha esta herramienta digital que el SAT te ofrece.

 

(Fuente: Alto Nivel)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *