5 formas para agradecer a tu equipo de trabajo

Es importante estar agradecido, pero también es necesario demostrarlo.

Estamos entrando en una etapa en la cual las retribuciones económicas comienzan a perder protagonismo (aunque no importancia) debido a la popularización del salario emocional. Por ello, una de las claves para retener a tu mejor talento es encontrar sus motivadores y explotarlos.

Decir “gracias” con más que sólo palabras

En el mundo laboral suele pensarse que no es necesario dar las gracias; sin embargo puede influir más de lo que se piensa. Al respecto, la Doctora Margarita Tarragona, Directora General de Positivamente, asegura en su blog que “el 80 % de los trabajadores dicen que ser apreciados los hace trabajar más, pero sólo el 10 % expresa gratitud en su trabajo cotidianamente”.

Y si te lo estabas preguntando, decir la palabra “gracias” es una excelente manera de mostrar tu aprecio por los miembros del equipo de trabajo, de reconocer su esfuerzo e impulsarlos a dar lo mejor de sí… Pero no es la única forma.

1. Haz pequeños cambios para ver grandes efectos

Compra una cafetera nueva, repara o renueva el mobiliario, pinta las paredes… Crea una atmósfera que haga sentir a tus colaboradores que trabajan en el mejor espacio y proporcionales todo lo requerido para aumentar su productividad y que su trabajo sea cada vez mejor.

2. Organiza actividades fuera de la oficina

Un rally, una comida en algún restaurante, la celebración de un proyecto importante en un bar… Selecciona una actividad que vaya de acuerdo con la filosofía de tu empresa y ¡pon manos a la obra! Además de ayudar a la relajación del equipo, les permitirá conocer más de sus compañeros fuera del contexto laboral.

3. Da regalos pequeños pero significativos

¿Qué te parece obsequiar tazas personalizadas para que todos disfruten su café? ¿O qué tal algún original adorno para el escritorio? Aunque si piensas que debe ser algo más serio, puedes optar por una pluma, una corbata o una pañoleta… Todo dependerá de tu presupuesto y la personalidad de tu equipo.

4. Otorga días libres

Después de trabajar arduamente, tu equipo merece un buen descanso. Por eso, bríndales la posibilidad de elegir cuándo tomar sus días libres; verás que volverán despejados y con mucha energía para trabajar.

5. Honor a quien honor merece

Reconoce las aportaciones de cada miembro y felicítalo públicamente. Cuando se abra una nueva vacante, ¡promuévelo! Recuerda que uno de los mejores motivantes es el trabajo bien hecho junto con las oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Fuente: OCC Mundial

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *