Consulta aquí todo aquello relativo a las relaciones laborales y cómo manejarlas, en particular las relaciones empleado-empleador. Podrás tener consejos y un vistazo a nuevas tendencias para manejar de mejor forma tu empresa y talento humano.

Así son las juntas de Amazon, Google, Tesla y otras grandes empresas

Las reuniones son un componente fundamental de la vida de una empresa porque le ofrecen a tus empleados, tus activos más importantes, la oportunidad de saber lo que están haciendo todos y hacer estrategias en un contexto de colaboración.

Sin embargo, si tus juntas no te están dando resultados fuertes, o si terminan siendo una pérdida de tiempo, esto podría tener un efecto catastrófico en tu negocio y en la moral de tus empleados. ¡Las juntas tienen que mantenerse a raya! Aquí te dejamos 5 formas para mejorarlas y hacerlas más eficientes:

1. Tesla & Space: preparación minuciosa

Puede que Elon Musk sea el emprendedor más conocido del planeta, y sus entrevistas relajadas pueden disfrazar su actitud totalmente enfocada a los negocios. Según lo que un ex-empleado de Tesla dijo a Quora, Musk exige que todos sus empleados tengan una preparación minuciosa antes de que inicien las juntas. “Cuando nos reuníamos con Elon, íbamos preparados, porque si no lo hacías, te lo hacía saber. Si te hacía preguntas y no sabías la respuesta por falta de preparación bueno… buena suerte” escribió.

2. Amazon y Apple: cambia el tamaño de la reunión

¿Sabías que Jeff Bezos tiene una regla de las dos pizzas? Una de sus obsesiones es el pensamiento grupal, así que siempre se asegura de que las reuniones sean lo suficientemente pequeñas como para que todos puedan aportar. ¿Dos pizzas no son suficientes para alimentar a todos? Invitaste demasiada gente.

Steve Jobs tenía una actitud similar en Apple. Intentaba invitar únicamente a la gente necesaria, y era conocido por pedirle a la gente que se fuera cuando no sabía para qué estaban ahí. El libro Insanely Simple: The Obsession That Drives Apple’s Success, de Ken Segall, lo detalla así:

“Sus ojos se fijaron en la única cosa que había en la habitación que no encajaba. Señalando a Lorrie, le dijo: ‘¿Y tú quién eres?’

“Lorrie se intimidó un poco por el señalamiento, pero tranquilamente explicó que la habían invitado porque estaba involucrada en algunos proyectos de marketing que se discutirían en la junta. Steve la escuchó. Lo procesó. Y luego, en un gesto sumamente simple, le dijo ‘No creo que te necesitemos en esta junta Lorrie. Gracias”. Luego, como si esa interrupción no hubiera pasado -y como si Lorrie no existiera- continuó con su reunión”.

3. Apple y Facebook: Intenta con agendas rígidas o relajadas

Steve Jobs solía entrar a una junta, platicar un poco si andaba de buenas y llevar la reunión como un flujo libre de actualizaciones y pendientes. Él decía lo que consideraba relevante y sus empleados iban señalando cuestiones relevantes. Esto, en completo contraste con las juntas que lleva Sheryl Sandberg en Facebook.

Sandberg establece una agenda rígida para cada una de sus juntas y va tachando cada punto de su lista conforme avanzan. Si la lista se termina antes que el tiempo que había establecido para la reunión, ahí terminan. Aunque algunas empresas se benefician más de un formato libre en el que puedan fluir nuevas ideas, Facebook parece sobrevivir sin la plática extra.

4. Microsoft y Yahoo: cambia la longitud de las juntas

Al CEO de MicrosoftSatya Nadella, le gusta tener reuniones de cuatro horas con su equipo líder, porque cree que el hecho de tenerlos a todos en la misma página es vital para la salud de la empresa. Esto es lo opuesto a lo que hace Marissa Mayer, CEO de Yahoo! y ex-empleada de Google, a la que le gusta tener 70 reuniones cortas a la semana, juntas que duran 5 o 10 minutos.

Marissa cree que esas micro juntas hacen que las cosas siempre estén enfocadas y orientadas hacia encontrar soluciones. Si esto no te convence de hacer reuniones más cortas, piensa en que Hugo, la empresa de software de notas de reuniones, hace que el tiempo total de sus juntas no exceda las cuatro horas a la semana

La longitud de las juntas termina siendo la que los directivos consideren más efectiva para mantenerse al tanto de lo que está sucediendo en sus empresas. Algunas empresas podrán responder mejor a periodos extremos de reuniones.

5. Google: elige a un tomador de decisiones

Cuando en 2011 Larry Page se convirtió en CEO de Google por segunda vez, envió un correo a toda la empresa explicando cómo planeaba tener juntas más efectivas. Una de sus reglas clave fue asignar a una persona que sería el tomador de decisiones. Esta persona sería responsable de llegar a una conclusión en la junta y de decidir el camino que se seguiría. Si la reunión no requiere de una decisión, entonces no había punto de tenerla.

Esta puede ser una regla sorprendente, porque no deja espacio para las típicas juntas de pendientes. Pero, ¿será que las empresas pueden sobrevivir sin este tipo de juntas? Después de todo, hay tanto software disponible para administrar tareas (Asana o Monday) que estar supervisando los procesos ya no es una necesidad.

Conclusión

Tus empleados son tu valor más importante, así que asegúrate de que las juntas laborales no desperdicien su tiempo. Ofréceles un objetivo claro y compárteles la agenda días antes para que puedan prepararse. No te distraigas durante la junta y termínala diciendo lo que necesitas y lo que ya se decidió. También recuerda compartir tus notas con los demás a través de un correo o una herramienta colaborativa.

No tengas miedo de experimentar con nuevos estilos: la cultura laboral de tu empresa puede requerir un estilo único y original.

Fuente: Entrepreneur

5 formas para agradecer a tu equipo de trabajo

Es importante estar agradecido, pero también es necesario demostrarlo.

Estamos entrando en una etapa en la cual las retribuciones económicas comienzan a perder protagonismo (aunque no importancia) debido a la popularización del salario emocional. Por ello, una de las claves para retener a tu mejor talento es encontrar sus motivadores y explotarlos.

Decir “gracias” con más que sólo palabras

En el mundo laboral suele pensarse que no es necesario dar las gracias; sin embargo puede influir más de lo que se piensa. Al respecto, la Doctora Margarita Tarragona, Directora General de Positivamente, asegura en su blog que “el 80 % de los trabajadores dicen que ser apreciados los hace trabajar más, pero sólo el 10 % expresa gratitud en su trabajo cotidianamente”.

Y si te lo estabas preguntando, decir la palabra “gracias” es una excelente manera de mostrar tu aprecio por los miembros del equipo de trabajo, de reconocer su esfuerzo e impulsarlos a dar lo mejor de sí… Pero no es la única forma.

1. Haz pequeños cambios para ver grandes efectos

Compra una cafetera nueva, repara o renueva el mobiliario, pinta las paredes… Crea una atmósfera que haga sentir a tus colaboradores que trabajan en el mejor espacio y proporcionales todo lo requerido para aumentar su productividad y que su trabajo sea cada vez mejor.

2. Organiza actividades fuera de la oficina

Un rally, una comida en algún restaurante, la celebración de un proyecto importante en un bar… Selecciona una actividad que vaya de acuerdo con la filosofía de tu empresa y ¡pon manos a la obra! Además de ayudar a la relajación del equipo, les permitirá conocer más de sus compañeros fuera del contexto laboral.

3. Da regalos pequeños pero significativos

¿Qué te parece obsequiar tazas personalizadas para que todos disfruten su café? ¿O qué tal algún original adorno para el escritorio? Aunque si piensas que debe ser algo más serio, puedes optar por una pluma, una corbata o una pañoleta… Todo dependerá de tu presupuesto y la personalidad de tu equipo.

4. Otorga días libres

Después de trabajar arduamente, tu equipo merece un buen descanso. Por eso, bríndales la posibilidad de elegir cuándo tomar sus días libres; verás que volverán despejados y con mucha energía para trabajar.

5. Honor a quien honor merece

Reconoce las aportaciones de cada miembro y felicítalo públicamente. Cuando se abra una nueva vacante, ¡promuévelo! Recuerda que uno de los mejores motivantes es el trabajo bien hecho junto con las oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Fuente: OCC Mundial

Delegar responsabilidades: 9 tips para hacerlo

¿Estás abrumado de trabajo? Cuando tienes que delegar responsabilidades tienes algunas ventajas. Pero no únicamente tú te beneficias al hacerlo.

Leer más

5 estrategias para controlar tus emociones en el trabajo

Para ser un buen líder, es importante que tengas paciencia y que sepas controlar tus emociones al tratar con clientes y empleados.

Leer más

10 consejos para que un despido no afecte la moral de tu equipo

Un despido nunca es fácil, por ello te damos 10 consejos para no afectar la motivación y moral del grupo.

Leer más

Salario emocional: la remuneración que mejora tu efectividad

El salario emocional no se refiere a una remuneración económica. Sino a los estímulos emocionales que les permiten a los colaboradores de las empresas ser felices y mejorar su efectividad.

Leer más

¿Cómo saber si te fue bien en una entrevista de trabajo?

Si ya tuviste una entrevista y aún no sabes qué pensar acerca de ella, te damos algunas claves para que hagas un balance sobre lo que puedes esperar a futuro.

 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México la tasa de desempleo es actualmente de un 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA), un dato que, si bien ha venido en descenso a lo largo de este año, aún sigue siendo importante.

Y buscar empleo entre las personas que sufren de este problema es algo de todos los días: Levantarse, encender la computadora, revisar vacantes, enviar solicitudes y el paso final, acudir a entrevistas.

Es precisamente este último el punto más complejo para quienes están a la caza de un empleo, y no sólo por el reto que representa el participar en la entrevista, sino por todo lo que para ellos significa el tiempo que viene después, lleno en la mayoría de los casos de incertidumbre.

¿Cómo afrontar ese momento y cómo prepararse para lo que pueda venir después? De acuerdo con la consultoría especializada en reclutamiento Hays, existen una serie de recomendaciones que se pueden seguir para hacer un análisis sobre lo que sucedió en la reunión que tuvieron.

  1. Tiempo de estancia: 

    Usualmente al iniciar la entrevista de trabajo el reclutador suele especificar al interesado el tiempo que durará (en promedio una hora). Cuando se llega a rebasar este lapso estipulado, dice Hays, es señal de que las cosas avanzan bien y de que existe un interés en el perfil.

  2. ¿Entrevista o plática?:

    Las entrevistas a los candidatos conllevan a un intercambio pregunta – respuesta, sin embargo, si durante la conversación se logró romper este hilo y saltar más bien a una plática cordial, es otro punto que puede regalarnos signos positivos sobre lo sucedido.

  3. Lo que “esperan que hagas”: 

    Pareciera ser únicamente una cuestión de semántica, pero si el reclutador se dirige al interesado de manera frontal y le comenta lo que esperan que él pueda hacer en el puesto, sin decir, por ejemplo, “lo que esperamos del candidato”, también se denota valor.

  4. Interés del reclutador: 

    Aun cuando tenga mil cosas en la cabeza, si el especialista que está llevando la entrevista se mantiene comprometido con la conversación, quiere decir que está viendo una oportunidad hacia futuro en la persona, expone la consultora.

  5. Sentido de pertenencia: 

    ¿El entrevistador te habló animado sobre el futuro pudieras alcanzar en la organización? Si la respuesta es positiva es muy probable que recursos humanos pueda considerarte para continuar con el proceso de búsqueda en una siguiente fase.

  6. Respuesta a tus interrogantes: 

    No sólo el candidato está buscando impresionar al reclutador, sino que también se da el caso viceversa, cuando existe una intensión del entrevistador por seducir al candidato adecuado a la vacante. Esto se nota normalmente cuando el encargado de recursos humanos dedica suficiente tiempo a responder todas las interrogantes que existan.

  7. Introducir al equipo: 

    Aunado al punto anterior, se podría decir que este es un hecho que deja en claro que se está tomando valor por tu propuesta, indica la consultora, quien advierte que de esta manera también se está tratando de ganar al candidato. También es de mucho interés el que se te presente con quienes serán los responsables directos de tomar la decisión sobre la contratación.

  8. Siguientes etapas del proceso: 

    Si el reclutador después de la entrevista se toma el tiempo de hablarte sobre los siguientes pasos del proceso de contratación y las posibles fechas de inicio del empleo, es otra buena señal. Asimismo, si se preocupa por preguntarte respecto a otras ofertas que tengas sobre la mesa eso es también relevante.

  9. Retroalimentación positiva: 

    Para cerrar, es bueno indicar que un punto final de interés se muestra cuando el encargado de recursos humanos se abre a dar una retroalimentación al candidato sobre lo que percibió, recibir esta información muestra un aprecio, además de señala buenas posibilidades de seguir al siguiente nivel.

 

(Fuente: Forbes)

5 Básicos que debes saber para entender el reparto de utilidades

Entre mayo y junio los trabajadores deben recibir una parte de las ganancias que obtiene la empresa donde laboran, pero no en todos los casos aplica este derecho.

 

Entre mayo y junio los empleados deben recibir una parte de las ganancias que obtiene la empresa donde laboran, pero no en todos los casos aplica este derecho.

Antes de preguntarte en qué gastar ese dinero extra, seguramente tendrás algunas dudas, desde si te tocan utilidades hasta qué hacer en caso de no recibirlas.

Entre los primeros requisitos para recibir ese recurso es necesario que el empleado haya laborado al menos 60 días en su centro de trabajo, y que las utilidades netas de éste sean de 300,000 pesos o más, según su declaración anual. Además, el centro de trabajo debe tener más de un año en funcionamiento.

No todos los trabajadores las reciben durante el mismo período, pues dependerá del tipo de empleador por el que estés contratado:

  • Si es una empresa o persona moral, se deberán pagar antes del 30 de mayo.
  • Si se trata de patrones o personas físicas, se deberán pagar antes del 29 de junio.
  1. ¿DE A CUÁNTO NOS TOCA?

La Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas establece que las firmas o patrones deben distribuir el 10% de sus utilidades entre sus trabajadores y para calcular el monto que le corresponde a cada uno se debe tomar en cuenta:

  • Los días trabajados: contando incapacidades, periodos de maternidad, vacaciones, permisos y feriados. No se considera el tiempo extra, gratificaciones, primas o cualquier otro derivado de su trabajo.
  • El nivel de ingresos: en caso de ser variable se tomará como cuota diaria el promedio correspondiente al total percibido durante el año.
  • Para empleados de confianza: se tomará como salario tope la base del reparto de utilidades y el resultante de sumar 20% al salario del trabajador sindicalizado o de base de más alto salario.
  1. NO TODOS LAS RECIBEN

Desafortunadamente, si eres uno de estos trabajadores, no gozarás de este derecho:

  • Trabajadoras y trabajadores domésticos.
  • Directoras y directores de empresas.
  • Administradoras y administradores.
  • Gerentes generales.
  • Profesionistas, artesanos, técnicos y otros que presten sus servicios mediante el pago de honorarios.

Además, estas empresas e instituciones quedan exentas de repartir utilidades:

  • Empresas de nueva creación durante su primer año de funcionamiento.
  • El Instituto Mexicano del Seguro Social.
  • Instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.
  1. PARA LOS DE OUTSOURCING

Si estás contratado por subcontratación u outsourcing, la Junta Conciliación y Arbitraje estipula que el pago está a cargo de la firma de que te subcontrata.

  1. PARA LOS EMPLEADORES

Dado que es una obligación de ley del patrón pagar utilidades a sus trabajadores, salvo las excepciones mencionadas, de no cumplir pueden ser acreedores a una multa que va de los 50 a los 5,000 salarios mínimos vigentes, según lo señalado por la Ley Federal de Trabajo.

Si los trabajadores no reciben su pago o lo obtienen de forma incompleta tienen un año a partir del día siguiente de la fecha límite establecida para reclamarlo ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, la cual ofrece asesoría gratuita para lograr una conciliación entre la compañía y el trabajador.

En caso de que la firma se niegue a hacer el reparto, la Profedet proporciona al empleado un abogado que llevará de manera gratuita el caso.

  1. ¿RECIBÍ LO JUSTO?

Los trabajadores tienen derecho a obtener una copia de la declaración del ejercicio fiscal que presentó la empresa, de acuerdo con el artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo.

Además, la empresa convocará a la integración de una comisión mixta para elaborar el proyecto que determine el reparto individual de cada trabajador, las bases bajo las que se repartirán las ganancias, y para que fije dicho proyecto en todos y cada uno de los establecimientos que formen parte de la empresa.

La comisión será designada por la firma y no hay un límite de miembros.

 

(Fuente: Expansión)

¿El principal reto de un CEO? Resolver lo realmente importante

Los CEO deben evitar errores, como ser impulsivos o no resolver lo realmente importante; pero también tienen que ser críticos con ellos mismos, aconseja Gary D. Burnison, CEO de Korn Ferry.

Gary D. Burnison, CEO de Korn Ferry, una de las empresas de consultoría y reclutamiento más grandes del mundo, opina que los directores de las empresas tienen que resolver las cosas realmente importantes, evitar un mal proceso de contratación y no ser impulsivos.

Como ejemplo, menciona a Donald Trump, quien, desde su punto de vista, ha utilizado las redes sociales como si tuviera 17 años, por lo que recomienda transmitir mensajes positivos, es decir, hacer lo contrario que el mandatario estadounidense.

“Tienes que ser congruente con tus decisiones, con tu propósito, porque lo que estás tratando de tener son seguidores y, al final del día, un CEO es un líder. Tú tienes que crear esos seguidores, esa hermandad; tienes que hacer una conexión emocional”, asegura el especialista.

Y hace énfasis en otro gran problema: “Entonces, el error es que [los CEO] pueden estar muy enfocados en resolver el día a día, lo de la semana, y no enfocarse en lo que en realidad es estratégicamente importante”.

Otro tema vital para una firma es la búsqueda de talento, el cual lo mismo se encuentra en China que en México. En este sentido, dice que las compañías suelen enfocarse en las habilidades técnicas sin darle suficiente importancia a las llamadas softskills, como reflexión, síntesis, atención, proactividad y trabajo en equipo.

De CEO a CEO

  • Encuentra un confidente para tus días grises. Idealmente, deberá ser alguien que tenga un camino similar al tuyo, quizá otro CEO, que sepa claramente por lo que estás pasando.
  • El ingrediente secreto para un liderazgo exitoso de largo plazo es conocerse a sí mismo.
  • Un líder sólo puede inspirar y motivar a otros si ella o él es capaz de comprometerse a realizar una autoevaluación honesta.
  • Evalúate a ti mismo antes de evaluar a los demás, no sobreestimes tus fortalezas y no desestimes tus debilidades.
  • Tú eres la cara de la organización. Como líder, eres visto primero como la función que haces y, después, como la persona que eres. Esto no es acerca de ti (nunca lo es); esto es acerca del trabajo que representas.

(Fuente: Forbes)

Las dos caras del líder en el trabajo: ¿cuándo utilizar cada una?

Como líder, al momento de evaluar problemas en el trabajo, es importante escuchar a las personas para no caer en una visión parcial y subjetiva.

Cuando pensamos en una moneda, generalmente pensamos en uno de sus lados. Águila o sol, nuestro enfoque nos lleva a imaginarnos una en específico.

Lo mismo sucede cuando evaluamos una situación en nuestro lugar de trabajo. Generalmente solo nos quedamos con una parte de la historia, dejando lagunas importantes.

Un día conversaba con una persona sobre una situación que estaba atravesando por un caso de hostigamiento por parte de un líder de la organización. Su caso era de los miles que pasan desapercibidos en los lugares de trabajo, donde privilegian un lado de la historia y que, por falta de canales o medios para escuchar a los colaboradores y apelar decisiones, muchas situaciones se quedan sin resolver, impunes o peor aún, se vuelve parte de la cultura de la organización.

Sin restarle importancia a casos delicados como acoso, hostigamiento u otro tipo de comportamiento de gravedad, día con día en las organizaciones se viven eventos o situaciones que pueden ser percibidas de manera “injusta”.

Nuestra naturaleza de seres humanos hace que nuestra percepción de la realidad sea subjetiva y que esté influenciada por experiencias, sentimientos, pensamientos y emociones que vivimos en el pasado. Como consecuencia, es lógico que emitamos un juicio de percepción en las situaciones que vivimos en nuestro lugar de trabajo, especialmente si consideramos que la mayoría de nuestro tiempo la pasamos trabajando.

Como líderes, esta es una premisa que debemos de aceptar que pasa y pasará de manera natural. Cada ser humano es diferente y vive su realidad distinta a las demás.

Una vez aceptándolo, otra tarea que tenemos es generar entornos de confianza que puedan crear el espacio ideal para que las personas se sientan seguras, escuchadas y expresen inconformidades que puedan afectarlos a nivel personal o profesional.

Lo que puedes hacer COMO LÍDER DE GRUPO:

  • Prepara lo necesario para escuchar. Es importante darles un espacio y un lugar a los colaboradores. Si no eres una persona que se le dé naturalmente el dialogo con las personas, formaliza esta iniciativa a tu equipo y comunícalo oportunamente para que sepan que hay un espacio destinado a despejar ideas, dudas y emitir comentarios.
  • Deja la puerta abierta. Muchas veces hay política de puertas abiertas vigente, pero los líderes no la llevan a cabo bajo argumentos como falta de tiempo o mucha carga de trabajo. ¡Aprovéchala! Y sé congruente.
  • Dale oportunidad a todos. Naturalmente podemos tener afinidad con algún miembro de nuestro equipo. No obstante, es sumamente importante que no dejemos a ninguna persona fuera de nuestro círculo de confianza. Todas las personas deben tener la oportunidad y el derecho de expresarse con su líder y sentirse respaldados por él.
  • Sé consecuente. Además de sentirse escuchados, la gente necesita saber que algo va a pasar después de haber comunicado alguna situación o percepción incómoda o considerada como injusta. Posterior a una revisión de la historia completa, es indispensable dar seguimiento al colaborador, sentir ese respaldo y que sepa que valió la pena alzar la voz.

Lo que puedes hacer COMO ORGANIZACIÓN:

  • No te confíes en un solo medio para escuchar. Los Mejores Lugares de TrabajoTMponen a disposición de los colaboradores no uno, sino varios canales de apelación o medios para que las personas expresen inquietudes. Desde iniciativas como buzones de sugerencias, encuestas de clima laboral, líneas telefónicas gratuitas creadas para ello, comités de ética hasta los llamados “Ombudsman” encargados de tratar estos temas en específico, es importante crear una cultura de diálogo en las organizaciones.
  • Cuida la “calidez” de los canales o mediosNo por tratarse de un proceso o canal institucional éstos tienen que ser “fríos” o lejanos a la gente. Muchas veces estas razones son las que crean desconfianza ante las iniciativas, al tratarse de medios poco atractivos o deshumanizados. Genera iniciativas cálidas que cuiden la integridad y dignidad de las personas.
  • Dale estrategia a estos canales. Un error frecuente es que los canales de apelación se vean como iniciativas poco integradas entre sí, lejanas a la estrategia. Es importante que exista una congruencia y que, si el factor humano es clave para la organización, entonces dichos canales vengan permeados desde la filosofía y valores.
  • Haz “formal” lo “informal”. Puede ser que en tu organización ya tengas un modo de tratar estos temas y que no estén institucionalizados a través de procesos o políticas formales, especialmente si perteneces o diriges una PyME. Atrévete a formalizar y no temas en desarrollar políticas. Es mejor que éstos queden asentados, que después surja una situación difícil de manejar y que tenga mayores repercusiones por no contar con una manera establecida para tratarla.
  • Sensibiliza y comunica. Otro aspecto importante es la comunicación de estas iniciativas para que las personas sepan que existen espacios, lugares y procesos específicos donde expresarse libremente. Otro aspecto importante es sensibilizar a las personas ante aquellos comportamientos no deseados o permitidos en la organización y que ellos mismos puedan ser los impulsores de comportamientos positivos en la cultura organizacional.

En todos los contextos, el tener la oportunidad de alzar la mano para denunciar acciones, comportamientos, actitudes o situaciones percibidas como inadecuadas debe ser un derecho que todas las personas tenemos.

Además, escuchar la voz de los colaboradores representa un ganar-ganar para todos. De esta manera, las personas pueden sentirse respaldadas por la organización y sus líderes, generando un sentido de reciprocidad y un alto compromiso afectivo (o voluntario) que retribuya en la retención de talento.

Y, a su vez, la organización gana al incentivar que sean los propios colaboradores quienes denuncien comportamientos no deseados, evitando impactos graves en el ambiente laboral, la productividad, la comunicación e incluso abusos de confianza.

Te propongo que le des el beneficio a las personas de escuchar su punto de vista. Después de todo, las monedas siempre tienen dos caras. No te limites a conocer solo una, pues puedes perderte la oportunidad de enriquecer tu visión con las dos.

(Fuente: Alto Nivel)