Consulta aquí todo aquello relativo a las relaciones laborales y cómo manejarlas, en particular las relaciones empleado-empleador. Podrás tener consejos y un vistazo a nuevas tendencias para manejar de mejor forma tu empresa y talento humano.

Preparando cierre de año

El 2016 está casi por concluir y esto representa cierta presión para las empresas. Teniendo en cuenta que en general diciembre es considerado un mes muerto debido a las vacaciones tanto de empleados como clientes, festejos y otras actividades que merman la actividad productiva, es momento justo para comenzar a trabajar en todos los detalles de cierre de año.

Lo obligado

Una parte fundamental a realizar en estas fechas es la parte legal y administrativa, entre la que se incluye el cierre fiscal y contable. Para esto es necesario organizar y preparar una serie de documentos que prueben la situación financiera de la empresa. En ocasiones esto puede resultar demandante para la empresa y más si hablamos de pequeñas y medianas que no pueden contar con un departamento especializado para llevar a cabo esta actividad. Sin embargo, por este motivo existen despachos que asesoran en los trámites frente a las autoridades, de forma que se libere el trabajo para la empresa sin dejar de lado estas responsabilidades laborales.

Adicional a esto, es importante dar cierre a los proyectos en los cuales se está trabajando. Más allá de si continuará el trabajo con determinado cliente el próximo año, es importante para la empresa dar un seguimiento de los proyectos y dejar todo listo en caso de que tengan un receso laboral. Además, puedes ver esto como una forma ideal de medir el avance hasta el momento y en caso necesario prepararte para cambios necesarios a implementar el próximo año (a final de cuentas de eso se trata también un cambio de año, ¡de cambiar cosas!).

Lo no tan obligado

El título de esta sección es algo engañoso. Si bien se llama “no tan obligado”, a veces esto es lo que más se olvida cuando debería ser a lo cual prestarle más atención. Me refiero al bienestar de los empleados.

Ya hemos hablado en otros artículos de los beneficios de contar con empleados felices, y precisamente las celebraciones de fin de año ofrecen una oportunidad excelente para hacerles ver el valor que tienen para tu empresa. Más allá de aquello que la ley obliga a dar como el aguinaldo, pequeños detalles como una cena de navidad, un intercambio u otras iniciativas que pexels-photo-196648aporten al clima laboral harán de tu empresa más productiva.

Cena Navideña

Un pequeño detalle, ya sea una cena o simplemente una convivencia entre todos los colaboradores de tu lugar de trabajo ayudará a incrementar el espíritu de unidad y lealtad hacia la empresa. Aunque por supuesto esto no es obligatorio, es importante considerar que a veces esto no funciona igual en la mente de los empleados. El tener que trabajar en días que usualmente son feriados (aunque no sea por ley) o hasta altas horas hace que su descontento surja; por ello, una buena iniciativa es organizar al menos una pequeña convivencia en la que puedan despejarse un poco de sus actividades y además crearán vínculos con sus compañeros, lo cual es de suma relevancia en cualquier organización.

Intercambio

Otro detalle interesante a considerar es realizar un intercambio entre colaboradores. Esta es una forma más profunda de incentivar a que se conozcan entre compañeros de trabajo. Puede ser desde algo muy complejo hasta algo simple como un chocolate. Únicamente hay que cuidar el cómo se propone esta iniciativa, pues si el colaborador se siente obligado a participar en algo probablemente el efecto será contraproducente y en lugar de generar un impacto positivo en la persona y el trabajo probablemente causará descontento.

Concurso de escritorios

Bien dicen que el ambiente físico donde uno está influye ampliamente en el desempeño de la persona. El escritorio o lugar de trabajo de cada uno es el espacio donde se pasa por largas horas al día… ¿por qué no proponer un concurso de escritorios? La Navidad ofrece esta ventaja de hacer cosas diferentes y se podría incentivar a que el ambiente mejore sin que implique un alto costo para la empresa. Motivando a los colaboradores a reflejar su espíritu en su espacio elevará el ánimo de todos y en general la productividad.

No hay tiempo que perder

pexels-photoEl tiempo avanza rápido y falta poco más de mes y medio para terminar el año. Como parte del mundo laboral es importante estar preparados y contar con una visión a corto y largo plazo de forma que podamos implementar acciones antes que sea muy tarde. Aquí te hemos explicado algunas acciones obligatorias como el cierre financiero y de actividades laborales que debes comenzar a trabajar; sin embargo, no hay que dejar de lado otras acciones que tienen que ver con tu recurso más valioso, el humano.

 

Psicología Evolutiva Laboral

En medio de ambientes modernos de trabajo, avances tecnológicos y desarrollo constante sobre manejo de personal, por momentos nos olvidamos en el día a día de la propia naturaleza humana que determina ciertos comportamientos en la vida y por ende en el ambiente laboral. En el afán de explicar y retomar estos elementos básicos en la organización un nuevo campo de estudio se ha desarrollado: la psicología evolutiva.

Si bien esta ciencia es independiente por sí misma y no involucra por sí misma el ambiente laboral, la realidad es que los descubrimientos y teorías son ampliamente aplicables al desarrollo organizacional. En este sentido, entender la psicología evolutiva brinda una herramienta adicional para los gerentes al momento de analizar la naturaleza humana. Lo que esto quiere decir es que al momento de reconocer a las personas como producto de una herencia ancestral, es posible entender ciertos comportamientos en el ámbito laboral también y así ajustar las estrategias para que el espacio de trabajo sea más benéfico para todos.

Bagaje Evolutivo y grupos

pexels-photo-10604La premisa básica a entender desde la empresa en cuanto a la psicología evolutiva es sencilla: la mente humana se ha moldeado a través del proceso de evolución durante millones de años; así pues, los seres humanos nacemos con un bagaje hereditario que condiciona ciertas actitudes o tendencias, como es la necesidad de estar en grupo. Si bien actualmente la necesidad del grupo no corresponde directamente con la supervivencia, es un aprendizaje que la mente humana mantiene y por ello se tiende a la colaboración y estar con otros.

Este “condicionamiento evolutivo” en las personas debe ser considerado al momento de diseñar planes de trabajo en la empresa. Debido a este aprendizaje genético podríamos aventurarnos a decir que los empleados alejados del grupo tendrán un mejor desempeño y se sentirán menos satisfechos en sus actividades. Por el contrario, la tendencia a asociación en grupo puede ser aprovechada para crear equipos de trabajo que desempeñen sus actividades de mejor forma.

Emoción sobre razón

Otro elemento relevante que se ha “anidado” en la mente humana y se refleja en el día a día es la importancia de la emoción. En el pasado la emoción (o instinto) resultó fundamental para la supervivencia de la especie. Hoy en día esto sigue como reflejo, privilegiando la emoción sobre la razón.

Nuevamente, llevando este aprendizaje al plano laboral podemos descifrar la importancia de las conexiones interpersonales que se realizan en la empresa. Día a día los empleados conviven ocho horas con sus compañeros de trabajo; esto los convierte en una segunda familia en la cual deben confiar y sentirse seguros. Por ello es indispensable crear lazos que fortalezcan esta confianza y seguridad. Entre los seguidores de la psicología evolutiva algunos mencionan esto como un problema con la dinámica actual de trabajo en la cual la tecnología tiene un rol dominante y actividades como home office evitan la creación de estos lazos afectivos. Si bien no es posible asegurar que tenga una repercusión, si consideramos la naturaleza humana esto podría llevar a problemas en el ámbito laboral.

Una nueva visión laboral

La psicología evolutiva es una ciencia interesante de conocer para comprender el funcionamiento de los colaboradores en el ambiente laboral. Aunque por sí misma no brinde bases laborales, conocer la naturaleza humana y volver a tenerla como centro del desarrollo de la actividad laboral representa un cambio de paradigma en el mundo laboral para intentar mejorar las organizaciones. Pues a final de cuentas como dice en la psicología evolutiva “puedes sacar la persona de la Era de Piedra, pero no puedes sacar la Era de Piedra de la persona.”

pexels-photo-30342

Protección de datos, indispensable para la empresa

La Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares fue publicada en julio de 2010, sin embargo a la fecha no conocemos su contenido, o peor aún,  sus alcances.

Dicho ordenamiento jurídico fue creado con el fin de generar seguridad, respeto y control sobre el tratamiento de los datos personales de toda persona que deba aportarlos ya sea para fines comerciales, personales o de negocios; de tal forma que los particulares tengan derecho a acceder, rectificar, corregir u oponerse al uso de sus datos personales.

Con el fin de lograr lo anterior, la Ley establece mecanismos que deben implementar las empresas ya sean pequeñas, medianas o grandes para garantizar dicha seguridad. Algunos de estos mecanismos son:

imagen 2

  • Avisos de privacidad
  • Mecanismos de destrucción de documentos
  • Comités de Protección de Datos Personales
  • Políticas de privacidad
  • Cláusulas contractuales
  • Inventarios actualizados entre otros.

El incumplimiento de dichos mecanismos tiene como consecuencia sanciones económicas graves  para las empresas, las cuales se cuantifican en función del tipo de infracción a la Ley. Por ejemplo, omitir en el aviso de privacidad algún elemento que contempla la Ley puede generar multas de hasta 11 millones de pesos, mientras que transferir datos particulares a terceras personas sin el consentimiento de su titular puede generar multas hasta por 23 millones de pesos.

Es por esto, que contar con una estrategia de protección de datos personales en la empresa resulta indispensable no solo para estar en posibilidad de responder ante eventualidades en forma eficiente, práctica y conforme a la Ley, sino para evitar sanciones millonarias por el mal manejo de datos personales.

Para apoyarlo en esto existe la posibilidad de ser asesorado y apoyado en cuanto al desarrollo de una estrategia de protección para su empresa. Estos servicios de asesoría y desarrollo puede consultarlos escribiendo al correo electrónico analuisap_villasenor@hotmail.com

Estrés laboral, reto para la empresa

Estrés laboral, reto para la empresa

Hablar de estrés laboral no es ninguna novedad. La simple acción laboral implica cierto estrés por sí misma; sin embargo, la realidad es que tendencias más recientes han pesado en el nuevo estilo de relación laboral. Palabras como globalización, home office, entre otras usualmente se aplican con connotaciones positivas pero hay un lado oscuro también que a veces es omitido.

laboral-a-tu-salud

El hecho de que de hace pocas décadas para acá se compita en un mercado global y no sólo local o máximo nacional como era anteriormente ha ocasionado que las exigencias y la competitividad se incremente. En este sentido las relaciones laborales, modelos de empleo, entre otros se han modificado de tal manera que el trabajador se ve sometido a mayor estrés. Esto aplica no sólo para niveles de obrero, sino que también directivos y puestos gerenciales se ven sometidos constantemente a mayor estrés que en décadas pasadas.

A este fenómeno es importante sumarle otros factores como los avances de la tecnología. Nuevamente podemos afirmar que la tecnología ha ayudado a “liberar” de ciertas actividades a los empleados; no obstante también las mejoras en tecnologías de comunicación cada vez encadenan más a los trabajadores. Si antes las jornadas laborales eran de 8 horas y al salir de la empresa uno podía desentenderse, esto no se cumple hoy más. Los teléfonos inteligentes con acceso a correo electrónico y otras plataformas de comunicación laboral obligan a todas las personas de la organización a vivir en un constante estrés por la información que reciben. Inclusive si no atienden un correo o alguna llamada pueden saber que está ahí y esto crea estrés mental por saber que deben revisar algo. La mente nunca descansa.

En el mismo tema nos encontramos con nuevas tendencias laborales como es el llamado home office. Mientras que por un lado esto brinda flexibilidad a los empleados para realizar actividades en sus propios tiempos y espacios, esto también se puede convertir en abusos de la empresa. Nuevamente, mientras que antes se establecía tajantemente la línea de horario laboral y personal, con tendencias como el home office esta línea se vuelve borrosa haciendo que las personas trabajen hasta altas horas de la noche o sencillamente la jornada laboral nunca termine.

Como es claro todas estas actitudes generan más estrés en el trabajo. Muchas veces esta situación es pasada por alto, sin embargo se olvida que el estrés no sólo tiene efectos personales en los trabajadores sino que también afectan a la empresa. En términos de productividad que una persona esté estresada disminuye también su nivel de atención y por tanto de productividad. Por ello es importante para las empresas prestar atención a este tema y asegurarse que sus colaboradores se encuentren en un estado óptimo. Para ello algunas recomendaciones son:

Prevenir estrés laboral

estres-laboral

  1. Organización. Esto puede sonar obvio pero el mantener una buena organización en la empresa de las actividades y establecer prioridades ayudará a prevenir el estrés laboral pues cada quién sabrá exactamente qué hacerlo y cuándo, previendo situaciones de último momento.
  2. Descansos. Muy importante es no mantenerse todo el día trabajando. Acciones tan sencillas como tomar la hora de comida pueden tener un impacto muy positivo en descansar la mente y regresar renovado. En este aspecto se recomienda un descanso de 5 minutos cada 2 horas.
  3. Cultura laboral. El propio ambiente donde se desarrollan las actividades diarias es fundamental para evitar el estrés laboral. “El entorno social determina los comportamientos en el trabajo y evaluarlos”, en palabras de la OIT.

Estas son sólo algunas acciones y factores a tomar en cuenta para evitar el estrés laboral. Ante todo lo más importante es ser consciente de la situación y hacer todo lo posible por mantener sanos a los colaboradores y la empresa.

Clima laboral: toxinas y consejos

Clima laboral: toxinas y consejos

Por: Carlos Esparza

Probablemente has escuchado el término “clima laboral” ¿pero qué significa esto? El clima laboral es el ambiente que se desarrolla en la empresa, es decir ese ambiente en el que nos desenvolvemos día con día y puede tener un gran impacto en las actividades laborales pues finalmente es en dicho clima en el que pasamos una gran parte del día.

happy_snappy_office_photos

Así como el clima natural, el clima laboral puede sufrir afectaciones que modifiquen la dinámica de la empresa, y por tanto es muy importante estar al pendiente de él y saber cómo regularlo. Simples acciones como colores en la oficina, la disposición de los lugares, el tipo de lenguaje que se utiliza o el hecho de saludar o no puede modificar por completo este clima.

¿Alguna vez has notado que cuando alguien es cambiado de lugar por un tiempo no funciona igual? Esto es porque has modificado no sólo su lugar físico, sino también la dinámica general y el clima que rodea a todos en el lugar. Ser conscientes del clima y conocer algunos factores que influyen en éste pueden ayudar a mejorar en gran medida tu empresa, pues modificaciones en apariencia insignificantes pueden     provocar grandes mejoras.

¿Cómo mejorarlo?

Formas de mejorar el clima laboral hay muchas y dependen en gran medida de la dinámica que se ha generado en tu empresa; sin embargo, algunas acciones sencillas que pueden ayudarte en momentos de crisis son:

  1. Ofrecer servicios extras: detalles como llevar una cafetera a la oficina y brindar así este líquido básico en la vida empresarial pueden incrementar el estado de ánimo de los empleados. También puedes ofrecerles un servicio de comedor para ahorrarles la preparación de un lunch o tener que salir de la oficina; además, esto generará posiblemente mayor interacción entre ellos, creando unión en el grupo.
  2. Da libertades: no decimos que dejes todo en libertad total pero ¿qué tanto afecta si los dejas gastar media hora al día en redes sociales? ¿o tal vez dejar que cada día alguien en la oficina elija la selección musical? Esto los ayudará a relajarse y se sentirán tomados en cuenta en el lugar, disminuyendo tensiones y creando un ambiente más ligero. Además, seamos honestos, incluso si lo prohíbes encontrarán otra forma de relajarse, ¡así que mejor que la propuesta venga de ti! 
  3. Mejora el lugar: ¿qué tal una planta en la oficina? Deja que cada quien decore su propio espacio y déjales llevar artículos personales. Una fotografía de la familia, una pelota anti-estrés o detalles similares no sólo ayudarán a que todos se sientan más cómodos en el espacio de trabajo, sino que también te ayudarán a conocer más a fondo a cada uno de ellos. Recuerda que la oficina es como un segundo hogar, ¿por qué no hacerlo sentir como tal?
  4. Ayúdalos a crecer: no todo es el trabajo. Conoce los intereses de tus empleados e intenta sumarte a aquellos que puedas apoyar. Tal vez puedes crear reuniones de capacitación entre las habilidades de tu equipo. No hay nada más interesante que conocer qué hacen los compañeros de trabajo y ¿quién sabe? Tal vez alguien tienes un genio oculto en la oficina que tenías en el área equivocada.
  5. Cuida la comunicación: puede que parezca una recomendación obvia, pero es básicamente el problema principal no sólo en la empresa, sino en la vida general. Cuida esas pequeñas conversaciones informales que se pueden convertir en chismes. Es imposible detener las quejas y conversaciones de este tipo, pero un buen seguimiento de las mismas evitará mayores implicaciones. Un buzón de quejas y sugerencias o algún medio anónimo de contacto es ideal e indispensable para el buen desarrollo del clima laboral.

Toxinas qué cuidar

Así como puedes mejorar con pequeños detalles, es importante que tomes en cuenta también aquellas acciones que están tornando tu clima en uno no deseable. Por ello te dejamos aquí 3 toxinas que pueden tornar tu clima laboral en uno muy peligroso.

Clima-Laboral

  1. Liderazgo ausente: o aún peor un liderazgo represivo. Acciones que limiten las aportaciones y cada que éstas existan sean censuradas o reprochadas sólo contribuirán a generar una tensión constante entre los empleados y superiores. Además fomentarán la autocensura o miedo a proponer, lo cual es un gran obstáculo para el crecimiento de la empresa.
  2. Pocas oportunidades: no existe nada peor que sentir falta de motivación u oportunidades de crecer. Si en tu empresa no se vislumbra un camino posible para crecer y mejorar entonces ten cuidado. Cuando esto sucede no tardarás en perder a todo tu talento humano, pues no es un lugar en el cual uno quiera quedarse.
  3. Mal espacio físico: un lugar sucio, desordenado o “aburrido” puede desmotivar a cualquiera. Recuerda cuánto tiempo pasa la gente en sus lugares de trabajo, por ello si no están cómodos ahí puedes estar seguro que tampoco harán su trabajo de la mejor forma que podrían.

El clima laboral es todo aquello que rodea, y aún más, está dentro de tu empresa día a día. Así como el clima hace que disfrutes o sufras más tu día normal, el clima laboral influye en cómo funciona tu empresa. Cuida los detalles de éste y asegúrate de tener un lugar perfecto donde todos disfruten estar.

¿A dónde va la tendencia laboral?

¿A dónde va la tendencia laboral?

Por: Carlos Esparza

El mundo está en constante evolución y es por ello que es importante estar actualizado en cuanto a los temas de tendencias se refiere. El ámbito laboral no está exento de dichos cambios y evolución, ya que con nuevas tecnologías, prácticas y conductas de los involucrados poco a poco se va transformando tanto el ambiente como las formas de hacer las cosas.

Así pues, con el fin de estar preparados y listos para afrontar los cambios dentro de tu empresa aquí te proporcionamos algunas tendencias importantes a tener en cuenta.

  1. Siendo una época donde el emprendedurismo se ha disparado y las oportunidades del mercado son muchas, surge también de nuevo una fuerza laboral externa, es decir el outsourcing. Debido al reducido tamaño de algunas empresas y la necesidad de labores externas sin desgaste de recursos propios nuevamente la contratación externa de servicios resulta una alternativa. En este sentido es importante cuidar la actividad principal de la empresa pero sin descuidar el outsourcing, como abordamos en este artículo.
  2. Curiosamente en contraste con la tendencia anterior, el campo laboral cada vez requiere de más especialización. Si bien esto no es necesariamente un riesgo directo para la empresa, sí lo representa indirectamente puesto que el nuevo talento humano sacrifica un tanto la especialización en pos del manejo de diversas herramientas. Nuevas herramientas y nuevo conocimiento (el cual se desarrolla e incrementa día con día) requiere también de talento que sepa manejarlo; por ello ten en cuenta la necesidad de capacitación constante que deberás brindar, no sólo en beneficio de tus empleados, sino también de tu empresa.
  3. Beneficios más allá del salario. Si antes un salario atractivo y algunos bonos extra era lo que bastaba para retener a tu personal, esto no es la tendencia para la nueva fuerza laboral. Conciliar la felicidad laboral con la personal siempre ha sido un discurso del trabajo pero hoy más que nunca esto se está dando. Un salario emocional que incluya incentivos como prestaciones extras, reconocimientos del trabajo realizado, flexibilidad, ambiente acogedor, entre otros, aportan al bienestar personal que se verá reflejado en el desempeño laboral. Sin embargo, esto no quiere decir que el salario deja de importar, pero otros factores como los explicados aquí pueden darle un valor agregado a tu empresa por sobre la competencia.
  4. Si creías que conceptos como web 2.0 y demás eran bastante novedosos te tenemos una sorpresa, esto ya es del pasado. En el mundo laboral incluso una nueva tendencia es la del llamado empleado 3.0. Relacionado con nuevas prácticas como el home office o trabajo por proyecto y no por horas, el nuevo empleado utiliza a su favor las tecnologías y a través de ellas revoluciona el trabajo. Debes comprender esta nueva fuerza laboral para sacar el máximo provecho de ella y que no te resulte un obstáculo al crecimiento de tu empresa sino una oportunidad.
“Empleado 3.0: una nueva especie capaz de sacar partido a las nuevas tecnologías para el que no valen horarios. La libertad que reclama avala su productividad. Lejos de amenazar el futuro de las organizaciones, este profesional bien gestionado es una herramienta muy poderosa.”
– Montse Mateos –

Éstas son algunas de las tendencias que se vislumbran en el futuro cercano, algunas incluso ya te habrás topado con ellas. Está ahora en manos de cada uno de los gerentes y líderes desarrollar al máximo las potencialidades de cada una de estas novedades en el ámbito laboral. Como éstas muchas otras irán apareciendo en el transcurso de los días, meses y el año, por lo cual es importante estar siempre actualizado. Para esto pueden consultar nuestros demás artículos aquí e incrementar su IQ Laboral.

El camino Más Simple para emprender

EL CAMINO MÁS SIMPLE PARA EMPRENDER

Por: Jesús Cabrera Ruíz

Ser emprendedor tiene muchas ventajas pero también requiere grandes sacrificios.

Emprender_2Crear una empresa es el sueño de muchos pero son pocos quienes consiguen mantenerla abierta durante más de 3 años. Las estadísticas no invitan al emprendimiento y el fracaso es un riesgo latente si uno no está preparado, pero sobre todo dispuesto a entender que la ruta del emprendedor es muy simple.

Para explicar a qué me refiero con simplicidad me gustaría definirla como un sistema con base ligera sin adiciones innecesarias, modificaciones o complicaciones que permiten a un individuo adaptar el sistema a sus necesidades. En otras palabras, una elegante y minimalista aproximación.

En otras palabras emprender es SIMPLE, hay que quitar la paja y concentrarnos en lo que realmente importa. Para ello les comparto estos puntos que deben de tener en cuenta si quieren simplificar su caminar en la ruta.

1.- Los emprendedores no analizan, se lanzan

El primer y más grave error. Dedicarle tiempo a tu proyecto en el proceso de planeación reduce muchísimo el margen de error y te permite definir el rumbo que quieres tomar. Si tú tienes claro a dónde quieres llegar, a pesar de los cambios en tu ruta tendrás la certeza que llegarás a dónde te lo propusiste. REALICEN UN PLAN DE NEGOCIOS Y SIEMPRE MANTÉNGANSE DENTRO DEL MARCO LEGAL.

2.- Todo lo que se necesita es suerte

La mayoría de las personas creen que el talento o el éxito son cuestión de suerte pero pocos saben que la suerte es cuestión de talento. Un consejo… Las oportunidades llegan trabajando arduamente.

3.- Al iniciar una empresa te conviertes en jefe

¿Quién en el camino del emprendedurismo no se ha topado con el típico comentario… “Al fin que tú eres el jefe”? Un error garrafal, pues cuando uno decide emprender efectivamente uno se convierte en jefe, y tenemos que ser el más inflexible del mundo… con uno mismo. La autodisiplina es básica ya que lo irónico del asunto es que uno termina trabajando (en las primeras etapas) para la gente que se integra al equipo de trabajo y los verdaderos jefes son cada uno de los clientes, asi que no se confundan.

4.- Se necesita mucho dinero para financiar un nuevo negocio

Por el dinero no se preocupen… No hay. Para la mayoría de los emprendedores (en particular los que destacarán) el mayor reto no es recaudar dinero sino tener el ingenio para arreglárnoslas sin él.

5.- Sean emprendedores Sustentables

Como emprendedores tenemos que ser responsables en la planeación, la concepción y durante todo el crecmiento de nuestra empresa. Estamos acostumbrados (por que así ha sido la educación empresarial) en medir el éxito de los proyectos sólo en el aspecto financiero (utilidades).

Y por último…

Startup Stock Photos

Startup Stock Photos

Las mejores enseñanzas de la vida vienen del mejor maestro que muchas veces llega disfrazado de fracaso y cualquier persona exitosa sabe perfectamente que el fracaso es el filtro definitivo de la vida pues derrota a los perdedores e inspira a los ganadores. Entonces NUNCA, NUNCA TE RINDAS.

Así que recuerden “emprender significa vivir un par de años como no lo haría mucha gente, para pasar el resto de tu vida como mucha gente no podrá”.

EMPRENDER ES SIMPLE…. NUNCA FÁCIL.

Nuevo año, nuevos planes

Nuevo año, nuevos planes

Por: Carlos Esparza

Estamos en el momento justo para realizar un análisis de los avances de la empresa hasta ahora y detectar aquellos elementos con áreas de oportunidad para lograr crecer de mayor manera durante el 2016. El término de un año e inicio de otro implican una serie de actividades formales y burocráticas para mostrar resultados y tener un buen cierre; sin embargo, es importante tener en cuenta también actividades de planeación, donde se tome un momento de reflexión para enfocar los esfuerzos a partir del primer día del siguiente año en transformar para bien la empresa y que el próximo cierre sea cada vez mejor.

En general estas actividades de planeación no difieren mucho de lo que debería realizarse desde la creación de la empresa. La diferencia reside en la experiencia adquirida a través del tiempo y el mayor conocimiento de tus actividades, recursos y sobre todo la dinámica de la empresa. Con esto en mente, te brindamos aquí algunos consejos de elementos a tomar en cuenta para realizar un cierre e inicio de año más eficiente.

  1. Objetivos. Desde el inicio, tu empresa debe tener un objetivo madre planteado ¿Qué es lo que quieres lograr? Así pues, este es el momento de identificar qué tan cerca o lejos de lograr alcanzarlo estás de él. Una vez identificada tu situación actual frente al objetivo es momento de plantear otros sub objetivos o pequeñas metas específicas que debes lograr en este próximo año para acercarte al objetivo general. Escribe estas metas y sé lo más específico posible, un objetivo general como “aumentar las ventas” no te será de utilidad, ya que una venta extra puede ser vista como logro del objetivo mientras que tu necesidad es incrementar al menos un 10% o algo similar.
  2. Estrategias específicas. Una vez detectado qué quieres alcanzar en este año el siguiente paso es establecer acciones específicas. No basta con saber qué queremos, sino que es indispensable plantear paso por paso las actividades que ayudarán a lograr este objetivo. Cada meta debe tener un plan de acción particular y detallado que explique diversos factores como: acciones, encargados, recursos necesarios y qué objetivo se ataca con ello.
  3. Periodos. Ya cuentas con un objetivo a alcanzar y los medios para lograrlo, ahora es necesario establecer periodos de tiempo dentro de los cuales cada nivel de la estrategia debe ser alcanzado. La importancia de tener en cuenta estas fechas límite reside en los pendientes que irás acumulando a lo largo del año. No es sorpresa decir que conforme más avanza el año, mayores son las actividades no contempladas que van surgiendo. Si no estableciste límites para tu planeación original estas actividades irán quedando relegadas hasta ser completamente olvidadas, siendo entonces tu plan un fracaso
  4. Apoyos. Ahora bien, uno como líder empresarial o gerente no es todo poderoso. Por más que te guste tener bajo el control las cosas y supervisar todo lo que sucede en el lugar, simplemente esto se vuelve imposible a veces. Es por ello que como líder debes tener en mente qué elementos son clave para que tu planeación sea exitosa y tomarlos en cuenta al momento de realizar la misma. ¿Qué departamentos están involucrados? En cada uno de estos ¿Quién es la persona indicada para desarrollar el plan de trabajo? Éstas y otras preguntas son las que debes hacerte para tener soportes en los cuales focalizar tu plan, de otra forma es poco probable que pueda ser exitoso si sólo tú estás al tanto de él y lo llevas a cabo.

Algo muy importante es enfocar el próximo año más allá de la labor meramente empresarial. Si bien pudiera parecer contradictorio el hecho de tener ciertas estrategias que se alejen de lo meramente laboral esto puede ayudar al crecimiento de la empresa.

Detalles como tener actividades de aprendizaje que complementen las principales del lugar, tal vez realizar cambios en la oficina adquiriendo nuevos elementos o darle un cabio de look por completo. Pequeños cambios  como estos pueden ayudar a transformar  el ambiente laboral y hacer de tu empresa un lugar más amigable para todos y por tanto disparar la satisfacción y productividad de los empleados.

Así pues, un elemento muy importante a tener en cuenta al realizar este análisis de cambio de año es pensar en todas las partes involucradas. Para este 2016 presta atención a las siguientes áreas al establecer las nuevas estrategias:

  • Empleados.- Ellos son finalmente el corazón de la empresa, toda estrategia acabará afectando o siendo ejecutada por ellos, así que no olvides considerarlos.
  • Equipo técnico.- Para implementar nuevas estrategias requerirás determinados recursos, ten en cuenta tus posibilidades técnicas.
  • Seguros/Prestaciones.- Dentro de la parte financiera de la empresa debes estar prevenido y no perder de vista los fondos necesarios para los beneficios de tus empleados.
  • Obligaciones legales.- Sabemos que no es lo más atractivo de la planeación, pero prever tus obligaciones legales te ahorrará muchos problemas durante el año. 

Aprovecha pues este cambio de año para renovar también tu quehacer laboral. Una buena planeación puede hacer que el 2016 sea un año exitoso para tu empresa en todos los aspectos: ganancias, crecimiento y productividad.

 

Atacar el declive productivo: Capacitación

“ Todas las personas de éxito que conozco son aprendices de por vida… buscando nuevas habilidades, ideas e inventos. Si ellos no están aprendiendo, no están creciendo… no se están moviendo hacia la excelencia”.
– Dennis Waitley –

Durante estudios realizados hace unos meses México resultó el último lugar entre 33 países en productividad laboral. Esto se ve influenciado tanto por la falta de preparación (únicamente 40% de los adultos en México tienen grado de bachiller o técnico contra un 75% promedio del resto de los países) como por la falta de conexión entre los contenidos de estudios y las necesidades laborales. Lo cual nos lleva a pensar cómo podemos atacar estas deficiencias desde el punto de vista del empleador, ya que si nuestros colaboradores no están preparados corremos un alto riesgo de que nuestra actividad laboral no sea completamente productiva.

La cuestión es ¿por qué México, un país de gente trabajadora, no puede llegar a su máximo capital productivo? La respuesta: Aunque se tiene todo para llegar a su meta, es la preparación previa, la capacitación lo que aparentemente parece ser el enemigo de la productividad.

Ahora que conocemos el secreto detrás del declive productivo, ¿Será posible para las empresas combatirlo por medio de la preparación?

Consulta el artículo completo en nuestra revista digital.

Horas Extras, las dos caras de la moneda

Parece que los días se hacen eternos para la clase trabajadora y por el contrario insuficientes para la clase económicamente poderosa. Parece que no hay tiempo suficiente para terminar con las labores cotidianas, que la gente desearía que los días tuvieran cuarenta horas para sacar los pendientes adelante. En este mundo globalizado, día a día las exigencias son mayores, los tiempos se han hecho más cortos, las soluciones más apremiantes y se necesitan resultados de manera más inmediata.

Esto ha llevado a que en algunos casos los patrones abusen de la necesidad del trabajador por mantener su empleo y lo orillen a cubrir jornadas extraordinarias agotadoras, sin que en todos los casos les sean remuneradas éstas como se deben. De igual manera, existen trabajadores que hábilmente y sin que exista un motivo justificado prolongan su jornada laboral con el único fin de aprovechar los beneficios que otorga la ley para aquellos que laboran más allá de los límites legales, perjudicando de esta manera el bolsillo del patrón.

“Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo.”

Pero, ¿hasta qué punto se refleja el doble filo de la relación entre el patrón y su trabajador?

Consulta el artículo completo en nuestra revista digital.