Te informamos del contexto nacional en el ámbito laboral para estar preparado a enfrentar los cambios, así como eventos de interés a los que puedes asistir.

¿Es posible calcular la prima de antigüedad con la UMA?

El Lic. Hugo Raúl Carrizosa Velázquez da su propia opinión con respecto a usar la UMA para el cálculo de la prima de antigüedad.

  • Antecedentes:

El decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación en enero de 2016, fue parte de una política que se había venido gestando desde tiempo antes, a fin de desindexar al salario mínimo.

Como antecedente, el salario mínimo era utilizado como unidad de referencia para establecer montos para trámites, multas e impuestos, así como para fijar variaciones en los créditos que se otorgaban bajo esta modalidad.

La desindexación consiste en desvincular el salario mínimo como unidad de referencia para ese pago de cuotas y contribuciones, es decir, que el VSM (Veces Salarios Mínimo) ya no es la unidad de medida, sino que estos ahora son determinados de manera independiente del mismo, creándose así la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que reemplazó al salario mínimo como la unidad de referencia.

Lo que ocurría antes de la desindexación es que, si el salario mínimo aumentaba, automáticamente aumentaban en forma proporcional las multas, pagos y contribuciones en general, y así se disparaba la inflación, provocando que en realidad se perdiera poder adquisitivo pues, aunque el salario mínimo aumentara en términos nominales, en términos reales se veía disminuido por la inflación.

Así, la última finalidad de la desindexación, del salario mínimo, es evitar una espiral inflacionaria que no tenía fin.

  • Opinión:

Los lineamientos para la regulación y monto del salario mínimo, están fijados por la Ley Federal del Trabajo, debido a que esta Ley es la reglamentaria del artículo 123 Constitucional; es decir, pormenoriza todo el contenido de este artículo.

En la parte o fracción que fue reformado el artículo 123, por efectos del Decreto de enero de 2016, únicamente se hizo referencia a las características del salario mínimo, agregándose que no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza.

Asimismo, la Ley Federal del Trabajo, no fue ni ha sido modificada con motivo de esa reforma, por lo que actualmente, el cálculo de la prima de antigüedad se sigue calculando con base en la regla de que se paga con salario nominal, siempre y cuando dicho salario no exceda el doble del salario mínimo; en cuyo caso, se paga con el monto del doble del salario mínimo, con fundamento en los artículos 162, 485 y 486 de la Ley Federal del Trabajo.

La explicación es muy sencilla atendiendo a la literalidad expresa de la Ley, en la cual no cabe ninguna interpretación, puesto que es claramente la norma vigente hasta el día de hoy.

El alcance del decreto de 2016 es única y exclusivamente para evitar que, el salario mínimo, se siga utilizando como unidad para formar equivalencias, en cuanto a pago de obligaciones y supuestos previstos en las leyes, tal como lo precisa el artículo transitorio del decreto.

En nuestro caso, tratándose del cálculo de prima de antigüedad, sí es un fin completamente intrínseco a la naturaleza del salario mínimo, no aplica el Decreto referido, máxime que en este caso no se está considerando al salario mínimo como unidad, sino que es el doble del mismo el que sirve para generar un parámetro salarial en el pago de una prestación determinada.

Además, es oportuno mencionar que la UMA no puede aplicarse al pago de la prima de antigüedad, simplemente por el hecho de que, al ser inferior al salario mínimo general ($80.60 vs $88.36 actualmente), generaría un pago inferior al que le corresponde al trabajador, con lo que se estarían violentando varias normas jurídicas laborales elementales, como son, prohibición expresa a aplicar retroactivamente alguna Ley a una persona, disminución de prestaciones, etc.

En conclusión, mientras no se reforme la Ley Federal del Trabajo, la UMA no puede emplearse para el cálculo de la prima de antigüedad.

El salario mínimo, la eterna maldición de los mexicanos

La voz es unánime: el salario mínimo debe subir, sin embargo, ¿Qué efectos tendría esto en la economía?

En México, los 7.57 millones de trabajadores que ganan hasta un salario mínimo, 2,441pesos mensuales, están a la expectativa de recibir un incremento en las próximas semanas, lo cual no solo es un tema de justicia social, sino que también cobra relevancia en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos”, dice el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

No obstante, el actual mínimo ni si quiera cubre la línea de bienestar de 2,899.60 pesos mensuales que calcula el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y lo cual implica un salario de 95.07 pesos diarios. Actualmente es de 80.04 pesos.

Esta línea de bienestar mínimo contempla los gastos de la canasta alimentaria y no alimentaria, esta última incluye educación, salud, transporte, vestido, esparcimiento, entre otros y solo cubre las necesidades de una persona. La línea de bienestar mínimo cambia cada mes conforme se mueven los precios de las mercancías y servicios que contempla.

Un bajo salario mínimo, además genera un efecto gravitacional al resto de los salarios, ya que los empleadores pueden usarlo como justificación para no pagar una mayor remuneración.

Pero ahora ha sido parte del sector privado quien pide un ajuste al salario mínimo. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha pedido elevarlo a 95.24 pesos diarios, mientras que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha dicho que primero se debe contar con los estudios de las entidades gubernamentales correspondientes, para determinar si el incremento se hace en un solo paso o paulatinamente.

El Consejo de representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) concluyó la semana pasada que existen las circunstancias económicas que justifican un aumento del salario mínimo, aunque no dijo el monto en que se incrementará.

En este escenario, el secretario del trabajo, Alfonso Navarrete, dijo en una entrevista al diario Reforma que, lo recomendable sería llevar el mínimo a 90 pesos, ya que los 95 no generan consensos entre los actores involucrados.

“La propuesta de la Coparmex viene de un análisis técnico, desde ese punto de vista es viable para los empresarios subir el salario a los 95 pesos, pero ahora el gobierno dice que no, sin argumentos técnicos”, comentó en entrevista el responsable de incidencia de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Héctor Rubio.

El llamado de la Coparmex a elevar el salario mínimo resuena en medio del proceso de renegociación del TLCAN, en el que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, han señalado a México por usar sus bajos salarios como una ventaja competitiva.

México paga los salarios más bajos de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según sus estimaciones. Al año, el salario mínimo real, es decir, descontando los efectos de la inflación, es de 1,896 dólares; en Colombia es de 6,950, en Estados Unidos de 14,892 y en Canadá de16,792 dólares.

¿Qué genera el aumento?

A finales de 2016, el anuncio para aumentar el salario mínimo de 73.04 a 80.04 pesos diarios provocó temores de que esto causara efectos adversos en la economía, como mayores tasas de inflación. Hasta ese entonces el mínimo solo aumentaba por debajo de la inflación.

La evidencia empírica en México ha demostrado que estos aumentos no afectan los precios. En 2012, cuando el gobierno de Felipe Calderón unificó las zonas económicas en las que se dividía el país para el pago de los salarios, el mercado laboral se vio beneficiado y además, no se registraron aumentos de inflación.

El salario mensual real creció en 4.2% para los trabajadores de la zona B. Mientras que el aumento para los trabajadores de menores ingresos fue de 6.6%, según el estudio ‘El impacto del salario mínimo en los ingresos y el empleo en México’ de la CEPAL.

No obstante, el aumento a los 80 pesos que entró en vigor en 2017, fue devorado por la inflación generada por la depreciación acumulada del peso frente al dólar de 2015 a 2016 y el alza en los precios de las gasolinas y el diesel, lo que hasta ahora se ha comido cerca de 40 pesos de un salario mínimo.

“Con el aumento de la inflación no vimos los efectos del salario mínimo. Lo que nos dice la experiencia internacional es que hay efectos positivos, aumenta el consumo, hay una activación económica. Lo que veríamos son beneficios a las ventas de los empresarios y tendrían una compensación”, dice Rubio.

Untema de justicia social y distributiva

La discusión por la recuperación del salario mínimo comenzó desde hace cuatro años, impulsada por el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera y el secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivsky.

El origen del bajo nivel del mínimo es el resultado de la manipulación salarial para contener las presiones inflacionarias en la década de 1980. La inflación causaba la necesidad de ajustar el tipo de cambio para evitar la sobrevaluación de la moneda, pero el ajuste al tipo de cambio causaba más inflación.

“La inflación hacía necesario incrementar los salarios para evitar una merma en el poder adquisitivo, pero el aumento en el costo laboral unitario causaba inflación. Con el afán de eliminar esta “inercia” y reducir la inflación, se decidió que era vital romper estos círculos, por lo que se determinó aumentar el salario mínimo por debajo de la inflación con el fin de lograr una mayor estabilidad de precios”, explican los economistas Jonathan Heath y Sergio Martín en el artículo ‘El salario mínimo. Un recuento del debate público’.

“México tiene un verdadero rezago del salario mínimo, siempre sale mal pareado. En términos de justicia el salario mínimo exacerba la desigualdad. Básicamente es un tema de justicia distributiva. Este es justo el momento adecuado para hacerlo porque ningún partido político se lo puede atribuir”, comentó Marcelo de la Jara, director del programa de crecimiento económico y mercado laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

En este sentido Rubio indicó que los ajustes al salario mínimo deben realzarse de manera periódica, para evitar aumentos agresivos.

(Fuente: Alto Nivel)

Jalisco, segundo lugar a nivel nacional en generación de nuevos empleos

El ritmo de crecimiento del empleo en Jalisco es de 5.22 por ciento

La meta anual de generación de empleo establecida por el sector empresarial jalisciense, en 80 mil plazas, se alcanzó ya en el pasado mes de septiembre, al lograr 84 mil 745 nuevos registros.

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) informó que los 84 mil 745 empleos generados en el estado representan nuevamente un record histórico para Jalisco y aportan el 10.4 por ciento del total de las fuentes laborales generadas en el país.

Refirió que de acuerdo a las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante el pasado mes de septiembre se generaron en Jalisco 14 mil 364 nuevos puestos de trabajo registrados ante dicho instituto.

La cifra mensual coloca a Jalisco como la segunda entidad con más empleos creados en este mes, solo por debajo de Sinaloa.

De esta forma, los 84 mil 745 nuevos puestos de trabajo permiten que la entidad suba una posición en el ranking nacional y se sitúe en segundo lugar, por debajo de Ciudad de México (91 mil 747), y superando a Nuevo León (81 mil 946), a Estado de México (79 mil 589) y a Guanajuato (64 mil 219).

El ritmo de crecimiento del empleo en Jalisco en estos nueve meses del año es de 5.22 por ciento, superando al ritmo nacional que es de 4.36 por ciento.

(Fuente: AM Querétaro)

México sube 2 lugares en el top 20 de mejores marcas nación

La firma Brand Finance advirtió que una prueba para el país vendrá en 2018, cuando entren en efecto los cambios al TLCAN.

México se colocó en la posición número 13 de las primeras 20 marcas país más valiosas del mundo, de acuerdo con el listado de Brand Finance, reportó la firma consultora de valuación y estrategia de marcas.

El país ascendió dos posiciones tras alcanzar una utilidad de 1,04 billones de dólares, que representa 15% más que en 2017.

“México ha mostrado capacidad de resistencia en tiempos de adversidad, Sin embargo la verdadera prueba vendrá en 2018 cuando entren en efecto los cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que busca incuir la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump”, comentó Laurence Newell, director de Brand Finance México.

China es la marca país en auge, con un crecimiento de 3,1 billones de dólares. Estados Unidos sigue siendo la marca país de mayor valor en el mundo, sin embargo, su escaso crecimiento de 2% representa una posibilidad de estar en riesgo a largo plazo, agregó la firma en un comunicado.

PUBLICIDAD

Islandia es la marca país de más rápido crecimiento, con 83% frente al año anterior. “Gracias a la serie televisiva, Game of Thrones, que filma la mayoría de sus tomas de invierno en Islandia, el país tuvo un récord de 1.8 millones de visitantes extranjeros en 2016, es decir, 40% más que en 2015”, explicó.

Brand Finances, con sede en Londres, es una consultora dedicada a la comprensión de las finanzas de marketing y avaluación de marcas.

Top-20-Most-Valuable-Nation-Brands-2017-Brand-Finance

(Fuente: Forbes México)

México tiene la tercera tasa más baja de empleo femenino de la OCDE

Trabajan sólo 45 de cada 100; consecuencias económicas negativas

México tiene la tercera tasa más baja de empleo femenino entre los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), brecha con consecuencias negativas para el crecimiento de la economía.

Sólo 45 de cada 100 mujeres mexicanas en edad de trabajar están empleadas. Es la tercera tasa de empleo femenino más baja de la OCDE, después de Turquía (28.7 de cada 100) y Grecia (41.7), y muy por debajo del promedio de la OCDE, que es de 60 por cada 100, estableció el informe la Lucha por la Equidad de Género: Una Batalla Cuesta Arriba, publicado este miércoles por el organismo.

Los hombres mexicanos, por el contrario, tienen tasas de empleo relativamente altas (78.5 de cada 100 están empleados), lo que da lugar a una de las mayores brechas de género en empleo en la OCDE.

Las brechas de género tienden a aumentar durante los años de formación de la familia, ya que la maternidad tiene efectos negativos sobre la participación de la mujer en la fuerza de trabajo, su remuneración y su progresión profesional. Esto ocurre sobre todo cuando la oferta de servicios públicos de calidad para el cuidado infantil no cubre la demanda, como es el caso en México, añadió el informe.

En los últimos años, México ha llevado a cabo políticas importantes en pro de las mujeres. Sin embargo, al país le falta un largo camino para llegar a la igualdad de género, abundó.

Aunque entre los jóvenes mexicanos el nivel de educación de las mujeres es ahora similar al de los hombres, México sigue teniendo una de las mayores brechas de empleo por género en la OCDE, con consecuencias negativas para el crecimiento económico. Entre las mujeres que trabajan, muchas tienen trabajos informales con poca protección social, alta inseguridad y bajos salarios, detalló.

Casi hacen todo en casa

Muchos factores generan estas desigualdades. Los estereotipos aún limitan las opciones de mujeres y niñas, y las mexicanas se ocupan, sin remuneración alguna, de más de tres cuartas partes de todos los quehaceres domésticos y del cuidado de los niños.

Las horas dedicadas al trabajo no remunerado restringen el tiempo que podrían destinar a actividad remunerada. La cultura de largas jornadas laborales dificulta que madres y padres concilien el empleo con la vida familiar. Las mujeres siguen sufriendo elevadas tasas de violencia en el hogar y en el espacio público, y el acceso a la justicia continúa siendo desigual, apuntó.

(Fuente: La Jornada)

Estrategias de Remuneración Flexible

El futuro de los programas de remuneración estratégica: flexibilizando tácticas clave para retener al mejor talento y garantizar la estabilidad corporativa.

Este mes de Septiembre vuelve a México una de los eventos organizados por Marcus Evans, empresa global especializada en creación de este tipo de foros.

El evento que presentan en esta ocasión se titula “Flexible Remuneration Strategies” y se llevará a cabo los días 27 y 28 de Septiembre en la ciudad de México. La agenda incluye una serie de paneles con expertos donde se abordan temas alrededor del tópico general. Cuestiones como implementar una estrategia de remuneración flexible, la nueva fuerza laboral y sus retos, atraer y retener talento, entre otros, conforman la agenda de este par de días que puedes consultar aquí.

Sin duda este evento vale la pena ser revisado para mejorar nuestro IQ en el mundo laboral. Su agenda presenta un atractivo complemento de diversos temas enfocados a oficiales, jefes, directores y gerentes en remuneración, compensación, recursos humanos, gestión de talento y otros más. Si quieres conocer más de este evento y las estrategias de manejo de personal que propone puedes consultar la cartelera del evento aquí.

Latin CMO SUMMIT (3)

Empresa en tiempos electorales

El panorama empresarial se ve afectado por diferentes factores que lo rodean más allá de lo netamente empresarial. Así pues, fuerzas como la legislación, las decisiones políticas y cambios sociales tienen una importante repercusión sobre el quehacer empresarial, ya que determinan los factores a tomar en cuenta. El entorno actual en México, y en particular en Querétaro, se enfrenta a un escenario particular debido  a las pasadas elecciones.

¿Cuál será entonces la estrategia del nuevo presiente municipal y gobernador en materia empresarial? Pues el primero de octubre el entorno empresarial en el Estado cambiará y tendremos que estar preparados. He aquí las propuestas de cada uno, mismas que nos pueden dar una idea del futuro próximo de Querétaro.

Consulta las propuestas y resto del artículo en nuestra revista digital.