¿Eres adicto a tu celular? Tal vez sufres de tecnoestrés

¿Sabes si sufres de tecnoestrés? ¿Desbloqueas tu celular cada minuto para ver qué hay de nuevo? ¿Duermes al lado de él sin apagarlo? ¿Caminas por la calle respondiendo mensajes?

¿Sabes de tus amigos solo por sus publicaciones en redes sociales? ¿Te pones ansioso cuando no tienes conexión a internet? ¿Eres capaz de hacer un gasto excesivo por tener el último avance tecnológico?

Si respondiste que sí a la mayoría, entonces es momento de reflexionar sobre el tiempo que estás invirtiendo en la tecnología.

Su mal uso está afectando cada vez a más personas, todo esto debido a que la pasamos inmersos en nuestros dispositivos electrónicos.

Estamos la mayor parte del día trabajando en la computadora, llegamos a casa y para “descansar” tomamos el celular para checar nuestras redes sociales o prendemos el televisor para ver alguna serie, todo esto nos trae consecuencias.

¿Qué es el Tecnoestrés?

Es una condición psicológica generada por el uso excesivo de las tecnologías de información y de comunicación (TIC).

Los largos periodos que dedicamos al uso de dispositivos electrónicos y la consulta excesiva de internet ocasiona un desajuste físico y emocional.

Provoca malestares como fatiga, ansiedad, dificultad para concentrarse, dolor de cabeza, cuello y espalda, insomnio, entre otros.

Tipos de tecnoestrés

Tecnofatiga

Es el cansancio mental causado por el exceso de información proveniente de Internet.

Ocasiona dificultad para comprender, retener nueva información y afecta a la concentración. Los síntomas más frecuentes son agotamiento, dolores de cabeza y vista cansada.

Tecnoadicción

Es la necesidad de utilizar las TIC en todo momento y durante largos periodos.

Para las personas que tienen este padecimiento es fundamental estar al día con los avances tecnológicos, redes sociales y noticias por medio de internet, ocasionando dependencia a los dispositivos móviles.

Tecnofobia

Se refiere al rechazo que se tiene hacia la tecnología, las personas que la padecen se rehúsan a aceptarla e incluso a hablar de ella. Se sienten incapaces para manejar las TIC.

Los síntomas son ansiedad al saber que se tiene que utilizar y agresividad con los dispositivos.

Tips para prevenirlo

  • Limita el tiempo que inviertes a navegar en internet
  • Toma descansos de 5 a 10 minutos durante el uso de la computadora
  • Realiza ejercicios de meditación y relajación muscular
  • Lee libros impresos, escribe a mano, memoriza los números celulares, trata de minimizar el uso de dispositivos móviles
  • Mantén una postura correcta mientras utilizas algún aparato tecnológico
  • Si te consideras incapaz de adaptarte a la tecnología, piensa que solo es cuestión de informarte y practicar. Si otras personas han aprendido a utilizar algo, tú también puedes hacerlo
  • Desactiva el autocorrector de tu celular y evita escribir textos con abreviaturas incorrectas, de esta manera también evitamos empobrecer nuestro lenguaje
  • No lleves tu celular a todas partes, o manténlo guardado para evitar la tentación de estarlo checando
  • Deja de mirar el celular y la televisión al menos 2 hrs antes de dormir.

También existen programas para “desintoxicarse digitalmente”, los cuales consisten en alejarse por completo de la tecnología para relajarse y curar la adicción.

Retiro de silencio

Tiene una duración de 10 días. El propósito es olvidar la tecnología para meditar y reconectar con uno mismo.

Implica levantarse todos los días a las 4 a.m. y meditar entre cada comida, solos y en grupo.

Terapia de desconexión

Se necesitan al menos 6 meses de tratamiento cognitivo-conductual. Aparte de las sesiones psicológicas, incluyen campamentos de desintoxicación con actividades físicas y meditación.

Si necesitas un descanso digital, incluso una hora o dos pueden servirte para “reiniciarte”.

Te ayudará a calmar la mente y te sentirás más productivo, pues lograrás concentrarte y  realizar tus tareas sin interrupciones constantes.

Pero si deseas una mejor desintoxicación lo ideal es que lo hagas al menos  por 24 horas.

¿Qué tan enganchado estás a la tecnología?

Fuente: OCC 

Insomnio tecnológico: ¡puede traer graves consecuencias!

¿Tienes dificultad para dormir? 

La mayoría de las personas presentan insomnio y dicho padecimiento puede ser desencadenado por infinidad de cosas: estrés, depresión, ansiedad, mala alimentación (en especial si es por las noches), etc. Sin embargo, a lo largo de los años, la tecnología se ha vuelto nuestra fiel compañera las 24/7 (para la mayoría), y aunque no lo creas eso podría ser tu principal causa de insomnio.

El insomnio tecnológico hace referencia al uso excesivo de aparatos electrónicos por la noche, así que si acostumbras a ver memes, noticias o incluso series, déjame decirte que estás suprimiendo  la liberación de melatonina (hormona encargada de fomentar el sueño); al perder dicha sustancia el principal síntoma es la pérdida de sueño.

Es importante reconocer cuánto tiempo pasas utilizando la tecnología. Según un estudio realizado por el Hospital Clinic de Barcelona, los resultados arrojaron que los hombres usan más los videojuegos por las noches, mientras que las mujeres utilizan el teléfono móvil o la tableta, convirtiéndose en un problema, pues afecta la calidad de sueño.

¿Consideras que tienes malos hábitos y sufres de insomnio? Te dejaré una lista con 5 cosas que si estás haciendo, es momento de parar.

  • Pierdes la noción del tiempo mientra estás en tu celular o algún aparato tecnológico
  • Duermes pocas horas y, además, amaneces cansado
  • Dejas el celular encendido a un lado tuyo a la hora de dormir
  • Piensas en todas las actividades que tienes que hacer a otro día
  • Te cuesta mucho conciliar el sueño

La mayoría de las personas que padecen de insomnio tecnológico pueden presentar, además, de la falta de sueño: malestar corporal cansancio, agotamiento, se sienten poco motivados y les resulta muy difícil concentrarse.

Para evitar todos los malestares ya mencionados y, en especial,  el insomnio, es importante que te propongas a realizar una rutina diaria por las noches. Esto ayudará a que te relajes y entres en un estado de tranquilidad.

8 actividades indispensables para conciliar el sueño rápidamente:

Ambiente obscuro

Dormir con las luces apagadas y en silencio es una de las principales cosas que tienes que hacer si un buen descanso quieres tener; si no logras tener un ambiente obscuro lo mejor que puedes hacer es comprar un antifaz para dormir.

Dile adiós a las cenas pesadas

Taquitos, quesadillas, hamburguesas, etc, etc. Sabemos que son riquísimos, pero abusar de este tipo de alimentos por las noches podría causarnos pesadez y será muy difícil dormir.

No bebidas alcohólicas o cigarro

El alcohol y el cigarro son nocivos para la salud; por lo tanto si quieres dormir como un bebé, no consumas este tipo de sustancias.

Y las bebidas con cafeína…

Es real que la cafeína tiene muchas cosas buenas por eso en este artículo te contamos los 5 beneficios que aporta a nuestro cuerpo una taza de café al día.  Pero también beber café o alguna bebida que contenga cafeína puede ocasionarte insomnio.

Dile hola una cama cómoda

Tener un colchón suave y cómodo es una de las principales soluciones para el insomnio. Invierte en uno que se adapte a tus comodidades.

Apaga tu celular y cualquier aparto electrónico

No veas Facebook o Instagram antes de dormir, cambia esa rutina. Empieza a leer un libro antes de dormir y verás como tu sueño mejorará.

Si no duermes bien es muy probable que todo el día no tengas la energía suficiente para realizar tus actividades; por lo tanto, si estás pasando por una situación de insomnio es momento de ponerle un alto y hacer algo para mejorar.

Fuente: OCC

Lo que debes saber sobre tu incapacidad por embarazo

El embarazo es tal vez una de las etapas más lindas en la vida de una mujer, pero en muchos casos puede ser un tema de preocupación cuando llega el momento de avisar en el trabajo.

Infórmate, conoce tus derechos y prepárate para comenzar tranquilamente tu nueva época como mamá.

¿A qué tienes derecho?

La Ley Federal del Trabajo (LFT) estipula las condiciones laborales que debes tener y las obligaciones del patrón durante tu embarazo y lactancia:

Trabajo sin riesgos

Durante el embarazo no debes realizar trabajos que exijan un esfuerzo considerable y pudieran ser un riesgo para tu salud. Esto implica que no debes levantar o mover objetos pesados, o permanecer de pie por mucho tiempo. Para ello, tu patrón tendrá que garantizar la higiene y seguridad de su negocio; de otra forma tendrá que atenerse a las sanciones correspondientes.

Incapacidad

Debes tener 6 semanas de descanso antes del parto y 6 semanas posteriores. Además, durante este período podrás gozar de tu sueldo íntegro y los derechos que hayas adquirido por la relación de trabajo.

¡Ojo! Este período puede prolongarse en caso de que estés imposibilitada por el embarazo o parto.

También puedes solicitar que hasta 4 de esas 6 semanas previas al parto se transfieran para después; es decir que tomarías 2 semanas antes y 10 semanas después. Para ello, requieres autorización del médico que te atiende (en seguridad social o servicio médico que te asigne tu patrón).

Cabe destacar que, de acuerdo a la LFT, tu período de incapacidad debe contarse en tu antigüedad dentro de la empresa.

Lactancia

Podrás gozar de hasta 2 descansos (de media hora cada uno) por día para alimentar a tu bebé en las instalaciones que la empresa te asigne para ello o, en su defecto (con previo acuerdo), tu jornada tendrá que reducirse una hora. El período de lactancia, para efectos laborales, dura hasta 6 meses.

Lo que está prohibido

De acuerdo al Título Cuarto (Derechos y Obligaciones de los Trabajadores y de los Patrones) de la LFT, tu patrón NO puede:

  • Exigirte un certificado médico de “no embarazo” para tu ingreso, permanencia o crecimiento en la empresa.
  • Despedirte o presionarte para que renuncies en caso de estar embarazada, casarte o cuidar hijos pequeños.

Lo que tal vez no sabías

  • Tu incapacidad puede prolongarse hasta 8 semanas después del parto en caso de que tu bebé nazca con algún tipo de discapacidad o requiera atención médica hospitalaria.
  • Si decides adoptar, también tienes derecho a 6 semanas con goce de sueldo, efectivas desde el día posterior en que recibas a tu hijo.
  • ¿Estás asegurada por el IMSS? Entonces tienes derecho a ayuda en especie por 6 meses de lactancia.
  • Si decides atender tu embarazo con un médico particular, sólo tienes que presentarte en el IMSS durante la semana 34 de tu gestación para recibir tu incapacidad.

Si tienes dudas, acércate al área de Recursos Humanos de tu empresa, a tu UMF del IMSS
o consulta los artículos 123, 133, 170 y 171 de la Ley Federal del Trabajo.

Fuente: OCC

Los artículos de la Ley Federal del Trabajo que te conviene conocer ¡descárgalos!

¿Qué es la La ley Federal del Trabajo?

Es la ley que rige todas las relaciones laborales y está compuesta por varios artículos (muchísimos); ¿conoces los más importantes?

¿Para qué sirve la Ley Federal del Trabajo?

Quizá seas un poco escéptico, pero tiene la finalidad de proteger y defender al trabajador, así como delimitar las obligaciones y derechos de patrones y trabajadores.

Sabemos que leer todos los artículos —y entenderlos—  puede llegar a ser muy difícil o complicado, es por eso que nos pusimos manos a la obra para crear una manera más fácil de saber cuáles son los más importantes o esenciales.

Así es como nació esta guía rápida, la cual es un compilado de los artículos más importantes y que todos debemos conocer sin falta para que, de una manera sencilla y amigable, conozcas los beneficios que las empresas están obligadas a otorgarte, cómo defenderte y, por supuesto, las obligaciones que tienes con tu patrón.

También encontrarás artículos curiosos o que quizá no tenías ni idea de que existían, como el que establece que las empresas no pueden emplear a más del 10% de colaboradores extranjeros.

Conocerás qué son las prestaciones de ley, en qué consisten, cuáles son y cómo calcularlas (o a cuánto tienes derecho).

Esperamos te sea de utilidad y te permita conocer mejor el contenido de nuestra Ley Federal del Trabajo, pero recuerda mantenerte al pendiente de las actualizaciones o modificaciones que podría tener.

¡Lo puedes descargar aquí: ley-federal!

 

Fuente: OCC Mundial