Mediación de Pago Infonavit, ¿qué es y para qué sirve?

INFONAVIT tiene la misión de apoyar y buscar diferentes opciones para los trabajadores, es por eso que ha desarrollado nuevas Soluciones Para Ti, entre las cuales incluye la Mediación de Pago.

Comprar y pagar una casa es uno de los compromisos más importantes que se adquiere a largo plazo. La realidad es que los créditos suelen ser de 30 años (aproximadamente); y, como sabemos, muchas cosas pueden cambiar en este periodo de tiempo.

Gracias a una encuesta realizada por Deloitte, sabemos que el 51% de los encuestados planea cambiarse de trabajo a partir de los 2 años en la misma empresa. ¿Te imaginas trabajando en el mismo lugar por 30 años? ¿o tener el mismo sueldo por 20 años? Seguramente habrá un punto en tu vida en el que desees cambiar de trabajo e incrementar tus ingresos.

Hay casos en los que al salir de un trabajo encontramos rápidamente otro, ¿pero cuando tardamos 2 meses o más? Puede que las mensualidades de nuestro crédito se acumulen.

Sin embargo, deber algunos pagos de nuestra casa no significa que tengamos que abandonarla o darnos por vencidos tan fácil, ¡existen diferentes Soluciones de Pago en el INFONAVIT.

Soluciones Para Ti: Mediación de Pago

Uno de los principales objetivos del Instituto es otorgar una asesoría y atención personalizada, cada crédito INFONAVIT que ha sido otorgado es único, por lo que la mejor forma de encontrar una solución es acudiendo con un asesor.

Si has tenido inconvenientes para realizar el pago de tu crédito y cuentas con más de 3 mensualidades vencidas, acércate con un asesor para que encuentren una solución a la medida.

Es aquí donde entran los mediadores, quienes están capacitados para apoyar y conducir el proceso de mediación y facilitar la comunicación entre el trabajador y el INFONAVIT para agilizar y mejorar la negociación y lograr un acuerdo para la regularización de pagos y que el acreditado conserve su casa.

¿Por qué es buena opción la Mediación de Pago?

Es un servicio gratuito de la cobranza social del Instituto, cuya finalidad es que encuentres una solución para que te pongas al corriente con los pagos de tu crédito y evitar problemas que pongan en riesgo tu patrimonio.

El proceso se lleva a cabo en reuniones o sesiones en las que el mediador interviene para que se llegue a un acuerdo.

¿Cuáles son los beneficios de la Mediación de Pago?

  • Trato personalizado y gratuito.
  • Proceso confidencial.
  • Imparcialidad por parte del mediador.
  • Los acuerdos se toman de forma voluntaria, sin intervención de autoridades administrativas o judiciales.

Los mediadores tienen la obligación de: brindar un trato digno y respetuoso del trabajador, que todos los acuerdos estén dentro de la legalidad, no deben intervenir o influir en los trabajadores para que acudan o no a las sesiones.

También cuentas con estos derechos durante el servicio de Mediación de Pago:

  • Asistencia y permanencia voluntaria en las sesiones.
  • Nadie te puede obligar a firmar un convenio con el que no estés de acuerdo.
  • Puedes preguntar todo lo que sea necesario para aclarar las dudas que tengas.
  • Evaluar la atención y el servicio recibido durante la mediación.
  • Recibir propuestas de solución y que estas te sean explicadas por parte del representante del Instituto.
  • En caso de ser necesario: levantar una queja en el Infonatel.

Después de que se generen propuestas y se llegue a una solución, se realiza la firma del convenio y en ese momento se asume la obligación y responsabilidad de cumplir con lo pactado. Es muy importante realizar los pagos en tiempo y forma para no recaer en situaciones que pongan en riesgo tu patrimonio.

Recuerda que es importante que te acerques al Instituto, ya que tienen toda la apertura y voluntad para ayudarte a encontrar la Solución de Pago que mejor se adapte a la situación de tu crédito y conserves tu patrimonio.

Fuente: OCCMundial

Cómo renunciar a tu trabajo para buscar algo mejor

Iniciar una nueva etapa no es tan difícil como imaginas. Te damos algunos tips para renunciar a tu trabajo y buscar algo mejor.

“La renuncia es el acto voluntario de un empleado de dejar su trabajo actual. Generalmente se notifica con tiempo de anticipación para que la empresa pueda sustituir al elemento.”

Renunciar es una decisión importante que debe planearse de forma cuidadosa. Debes tener al menos una buena razón para hacerlo; poco crecimiento laboral, bajo sueldo, mal ambiente laboral o algún otro motivo personal.

Sea cual sea la razón el siguiente paso debe ser algo mejor:  emprendimiento u otro gran trabajo. Entrevistamos a una persona de Recursos Humanos y nos dio estos tips para hacerlo como se debe:

1.- Haz una estrategia

Tu estrategia de renuncia tiene que ver con varias cosas: la forma de comunicarlo, la fecha de salida y lo que harás antes de ese último día de trabajo.

Te recomendamos que notifiques tu salida hasta con 3 o 2 semanas, mínimo de anticipación. Eso te hará ver como una persona responsable y agradecida con la empresa, tu jefe y tus compañeros de trabajo.

“Muchas renuncias se hacen por un enojo o impulso. Esta decisión es tan importante como la de terminar con tu pareja, a final de cuentas hay una ruptura y es un proceso difícil. Imagina que despiertas al siguiente día y te das cuenta de que tal vez cometiste un error. No hay vuelta atrás”.

2.- Habla con la verdad y sin rodeos

El mejor amigo del profesionalismo es la verdad, así que renuncia de la forma más profesional que puedas.

La primera persona con la que debes hablar es con tu jefe directo,  expresando de forma correcta, respetuosa y honesta tus razones.

Los mejores argumentos para renunciar son:

“Estoy agradecido contigo y con la empresa pero es momento de crecer profesionalmente”

“He aprendido mucho aquí pero necesito explorar y tener nuevos retos”

“Esta es una gran empresa pero necesito _________” (Inserta aquí tu verdadera razón: ganar más, salir de tu zona de confort, otras actividades, etc.)

Siempre hay un argumento positivo y de agradecimiento hacia tu actual trabajo, seguido por la verdadera razón de tu salida.

3.- Termina tus proyectos o pendientes

Esto también es parte de la estrategia. Quedar bien con la empresa a la que vas a renunciar te puede beneficiar en el futuro y no solo para las buenas recomendaciones.

“Lo más profesional es que si tienes un proyecto importante, lo concluyas de la mejor manera o, en caso de que debas salir antes de la empresa, capacites y cedas el proyecto a alguien más. Abandonar algo importante o dejarlo a medias no habla muy bien de ti”

A final de cuentas es el cierre de un ciclo y la mejor manera de irte es dejándolo todo en buenos términos.

4.- Agradece los aprendizajes

Sin importar los motivos de tu renuncia, siempre agradece. Aunque haya sido una mala experiencia, siempre hay algo por lo que expresar agradecimiento: las amistades, las actividades aprendidas, logros, etc.

“No necesitas darle un regalo a tu jefe o hacer una fiesta de despedida. Basta con unas palabras sinceras y como ya dijimos, no dejar nada a medias, avisar con tiempo, etc”.

5.- No olvides las recomendaciones

Sobre todo si aún no tienes un nuevo empleo e iniciarás la búsqueda, las recomendaciones son muy importantes.

Pregúntale a tu jefe y compañeros si puedes dar sus datos para que proporcionen referencias sobre ti en el futuro.

Hazlo días antes de tu salida, directamente y después de finalizar todos tus pendientes en ese trabajo.

6.- La negociación

Si la empresa no desea perder tu talento, es posible una contraoferta que no siempre es económica. Pueden ofrecerte cambiarte de área, subirte el sueldo, prestaciones, etc.

“Muchas veces les hacemos una oferta para retenerlos. Aquí el papel de su jefe directo y de Recursos Humanos es fundamental para detectar las necesidades del colaborador.”

Si tus necesidades van más allá de lo económico, entonces tu decisión de ir a buscar algo mejor está tomada y es contundente.

“Mantener el contacto siempre es importante: las recomendaciones, los contactos a futuro, las negociaciones, etc. Lo que puedo asegurarte es que la mejor forma para renunciar es haciéndolo de forma planeada y en los mejores términos posibles”.

Lo más importante es que si vas a renunciar, ya tengas un plan  sobre lo que harás después: otra oferta de trabajo, un negocio o una estrategia de búsqueda de empleo efectiva.

Fuente: OCCMundial

 

Por trabajar en día festivo, deben pagarte el triple

Trabajar en día festivo es una tema constante al final del año.

De acuerdo al artículo 75 de la Ley Federal del Trabajo, si tus superiores te obligan a laborar un día de descanso obligatorio, deberán pagarte el día más una “compensación” que equivalga al doble del salario diario. Es decir: si ganas $200 diarios te pagarán $400 extras, para un total de $600.

Esto es independiente de las compensaciones o bonos que tu empleador te pague. Además, si el día festivo es en domingo te corresponde un 25% de la prima dominical. Las fechas que establece la ley como “descansos obligatorios” son:

  • 1 de enero
  • Primer lunes de febrero (conmemoración del 5 de febrero)
  • Tercer lunes de marzo (conmemoración del 21 de marzo)
  • 1 de mayo
  • 16 de septiembre
  • Tercer lunes de noviembre (conmemoración del 20 de noviembre)
  • 1 de diciembre de cada seis años (toma de protesta del nuevo presidente)
  • 25 de diciembre

Estos días no son transferibles a otras fechas. Durante las conmemoraciones faltantes en el listado, no podrás poner “peros” para trabajar. Es triste laborar mientras otros descansan, pero lo mejor es levantar ese ánimo y buscarle el lado bueno a las cosas. A continuación, algunas razones para ser feliz en la oficina durante los días de descanso.

  • Menos tráfico, menos estrés. Podrás llegar temprano y disfrutar de tu bono de puntualidad.
  • Los compañeros de trabajo son más “fraternales”. “Un jefe que obliga a trabajar en Navidad” saca el espíritu de unión entre los empleados.
  • Los salarios emocionales. Seguramente, tu empresa te dará múltiples compensaciones no salariales, como regalos por temporada o reuniones conmemorativas.
  • No tendrás la “montaña” de pendientes que las personas encuentran después de vacaciones. Es imposible que el trabajo no se acumule si no vas a la oficina.
  • Tendrás la oportunidad de disfrutar las decoraciones en la ciudad y el regreso del trabajo se animará con luces e instalaciones.
  • Si no te gustan las reuniones familiares, tendrás pretextos para faltar a las convivencias en casa.

Pues bien, esperemos que estas razones sean suficiente para alegrar un poco las “no vacaciones” frente al monitor.

¿Alguna vez te ha tocado trabajar en día festivo?

Fuente: OCCMundial

Creación de ‘superjobs’ y otras 9 tendencias en Recursos Humanos que veremos en 2020

El talento humano debe impulsar los procesos de innovación que permitan a una empresa mantenerse vigente y enfrentar los nuevos retos del mercado.

La desaceleración económica, un ambiente de incertidumbre ante el arranque de un nuevo programa de gobierno y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte marcaron el entorno financiero para las empresas el año pasado.

En materia laboral, por ejemplo, las organizaciones enfrentaron retos como la publicación de la nueva Ley del Trabajo, que incluye la Norma 035, la cual exige a las compañías que prevengan factores de riesgo psicosocial en sus espacios laborales.

Bajo este contexto, las empresas respondieron a este entorno siguiendo estrategias de Recursos Humanos que les permitan mantenerse motivados y flexibles al contar con políticas y procesos que garanticen el bienestar integral de sus trabajadores, marcando así algunas de las tendencias en capital humano, tal como lo da a conocer el estudio de Tendencias de Capital Humano México 2019 de Deloitte Insights.

  • Para saber más: El futuro del trabajo y el futuro del emprendimiento

Es así que, con base en lo que dicen los especialistas en la materia y lo que los reclutadores comparten a OCCMundial, algunas de las tendencias que iniciaron en el 2019 y se mantendrán vigentes en el 2020 son:

  1. Mejora e innovación continua. El talento humano debe impulsar los procesos de innovación que permitan a una empresa mantenerse vigente y enfrentar los nuevos retos del mercado. No sólo se enfrentan los cambios que requiere el entorno, sino que existe una motivación individual y grupal para detectar áreas de mejora e innovación en forma continua.
  2. Capacitación constante. Cobra mayor relevancia integrar el aprendizaje y la capacitación a la vida diaria de la empresa para que el talento humano se mantenga actualizado y adquiera los conocimientos, habilidades y competencias necesarias para potenciar el crecimiento de la organización.
  3. Cultura organizacional. La creación de una cultura organizacional positiva, humana e incluyente que permita un balance entre la vida personal y la laboral establece las bases para los procesos de innovación y cambio, además de que disminuyen de manera notable la rotación de personal.
  4. Creación de superjobs. Crear trabajos que utilizan inteligencia artificial, tecnologías cognitivas, automatización de procesos y robótica que permitan dar saltos importantes en la productividad de una empresa, sin importar su tamaño o sector al que se dedique.
  5. Progreso de los modelos de liderazgo. La idea es progresar hacia esquemas ágiles que resulten en comunicación continua, trabajo en equipo y automotivación.
  6. Transformación de los sistemas de gestión de desempeño. Hacer al talento humano copartícipe del crecimiento al evaluar el desempeño del capital humano y retribuir el rendimiento, por ejemplo, mediante un enfoque de recompensas basado en resultados.

Evolucionar a un modelo de empresa social no es tarea sencilla, sin embargo, es un modelo aplicable a organizaciones de cualquier tamaño y sector que, sin duda, permitirá enfrentar los retos actuales de forma manera más rápida y eficiente ante un entorno competitivo y en constante cambio.

Fuente: Entrepreneur y OCCMundial

Impulsa la cultura organizacional en tu empresa con estas recomendaciones

La palabra “cultura” cobra cada vez más importancia en el léxico de muchas empresas a nivel mundial, sean grandes, medianas o pequeñas.

Hoy la dinámica laboral se está reconfigurando en su estructura, objetivos y desafíos, los cuales van cambiando de acuerdo con las necesidades del mercado. Es decir, las dinámicas de trabajo son más flexibles, el trabajo remoto o home office se populariza y las empresas buscan talento más allá de sus fronteras.

Ante estos cambios las estructuras organizacionales se han vuelto menos rígidas, le han dado mayor importancia al bienestar de los trabajadores como individuos y han surgido nuevas formas de compensación, como lo es el llamado “salario emocional”.

Es así que la palabra “cultura” cobra cada vez más importancia en el léxico de muchas empresas a nivel mundial, sean grandes, medianas o pequeñas. Expertos en la materia aseguran que hay una estrecha relación entre la cultura organizacional y los resultados de negocio (reputación, recomendación de accionistas, ambiente laboral y desempeño financiero). Para lograr lo anterior, la premisa básica de la cultura organizacional es permitirle al talento ser la mejor versión de sí mismo tanto al interior como al exterior de la organización.

Es por eso que los altos directivos han optado por fortalecer la cultura organizacional como una forma de garantizar el bienestar de su equipo de trabajo, apoyar la estrategia corporativa e impulsar el crecimiento del negocio.

Para lograrlo, OCCMundial brinda las siguientes recomendaciones para desarrollar, impulsar y fortalecer la cultura organizacional de cualquier empresa sin importar su tamaño:

  1. Rediseñar la estructura organizacional. El crecimiento de una compañía normalmente va acompañado de una necesidad de reestructurar equipos y responsabilidades, porque se debe de entender que la estructura organizacional influencia la cultura de la misma, lo que es clave para acompañar el crecimiento de la empresa.
  2. Construir una experiencia de marca. La percepción de nuestros empleados, y hasta de las personas que se acercan a una empresa para trabajar en ésta, es fundamental para comunicar el posicionamiento de marca deseado a los públicos externos. Por ello se recomienda crear los mensajes apropiados para transmitir los valores de la compañía interna y externamente.
  3. Desarrollar cursos con contenido propio. Una recomendación es organizar cursos básicos que se pueden brindar en línea o de manera presencial para integrar a los colaboradores de la empresa sin importar el área a la que pertenezcan y así reforzar la cultura organizacional y la visión, misión y valores de la compañía. El contenido puede ser desde inducción o código de ética hasta procesos generales dentro de la organización, entre otros.
  4. Nombrar a un responsable de la cultura organizacional. Se recomienda nombrar que la persona designada para este rol actúe como los ojos y los oídos de la organización. Debe de ser una persona de confianza a la cuál pueden acudir los miembros del equipo para consultar asuntos laborales. La persona que desempeñe esta posición tiene que ser capaz de conectarse con los empleados a un nivel emocional, para llevar posteriormente estos temas a otros líderes de la compañía y darles una  solución.

    Por último, algo que es de suma importancia, es que los líderes de la organización (jefes, dueños de la empresa, directivos) deben ser un ejemplo vivo de una cultura organizacional armónica basada en valores. Por lo que te exhortamos a analizar cuál es tu contribución para que tu lugar de trabajo tenga la cultura organizacional que tú quieres para tu compañía.

    Fuente: Entrepreneur