Aquí encontrarás diversos artículos de la web enfocados en el saber laboral.

10 preguntas más comunes (y trampas) en una entrevista de trabajo

Dicen que “todos vendemos” y en el caso de las entrevistas de trabajo, cuando aspiramos a un puesto, lo que hacemos es tratar de destacar nuestras cualidades y talento para un puesto específico. Por eso, hay que prepararse muy bien y conocer las preguntas más comunes y preparar posibles respuestas.

Antes de pasar a las preguntas necesitamos que sepas lo siguiente. Así como te puedes preparar para la entrevista, lo mismo pueden hacer los reclutadores. Si se trata de personas con experiencia, antes de hacerte las famosas 10 preguntas más comunes, te pueden lanzar frases como estas para que hables libremente y tengas cuidado:

Trampa 1. “Cuéntame un poco sobre tí”. Esta no es una pregunta, sino una frase tramposa que te puede hacer hablar de más. Trata de hacer referencia a las cosas que has escrito en tu Currículo y da un poco de mayor contexto del mismo, sin irte a cosas que puedan ser de poco interés para el entrevistador.

Trampa 2. “Descríbeme tu trabajo soñado”. Esta frase puede ser una trampa si solo quieres tomar el trabajo por el que acudiste a la entrevista como un escalón más en tu carrera profesional. Si dices eso y la empresa busca a alguien que se quede a largo plazo, podría ser un problema. Puedes comentar algo genérico, como un trabajo que “imponga el desafío de ser mejor profesional y tenga muchos retos”.

10 preguntas más realizadas en entrevistas de trabajo:

  1. ¿Por qué te interesa trabajar con nosotros?
  2. ¿Por qué debería contratarte a ti?
  3. ¿Cómo te visualizas en 5 años?
  4. ¿Cuáles son tus debilidades y fortalezas?
  5. ¿Por qué quieres cambiarte de empleo?
  6. ¿Qué experiencia tienes?
  7. ¿Qué te gusta hacer en tus tiempos libres?
  8. ¿Vives con tu familia?
  9. ¿Cómo llevas los conflictos en un trabajo?
  10. ¿Cómo manejas la frustración?

Si el entrevistador te ofrece la oportunidad de preguntar, no digas que “todo está claro”, aprovecha la ventana que te abrieron haciendo preguntas inteligentes relacionadas al trabajo, sobre todo, lo que la empresa espera de la persona en tu puesto, cuáles son las metas para ese trabajo y de preferencia algo general sobre la industria en que esa empresa se mueve, pero que sea una pregunta inteligente que no se pueda responder con una frase. 

¿Somos más humanos con el trabajo online?

El teletrabajo ha pillado por sorpresa a mucha gente. Quienes sabían gestionar sus emociones en las relaciones presenciales, no siempre son capaces de manejarse en la era del contacto digital. ¿Qué habilidades se necesitan?

El trabajo a distancia no elimina las emociones; al contrario. En estos tiempos de aislamiento, temor e incertidumbre, gestionar adecuadamente las emociones es la única forma de mantener motivados a los equipos, continuar elevando su productividad y estar alerta del estado anímico de las personas que los integran.

Es preciso transmitir lo que queremos comunicar con asertividad, claridad, amabilidad, evitando los equívocos y malentendidos y que haga posible una comunicación fluida y eficaz, pero también que apuesten por la formación de líderes que sean capaces de…

Empoderar al equipo. Todo líder debe ser un entrenador que brinde apoyo emocional a cada miembro del equipo. De este modo, se crea un clima en el que la seguridad psicológica permite a las personas sentirse motivadas y capaces de afrontar riesgos: saben que no van a ser castigadas ni ridiculizadas si cometen errores, que pueden mostrar su vulnerabilidad, hacer preguntas, ser valoradas y tenidas en cuenta.

Fomentar la colaboración frente a la competición. Establecer una cultura de colaboración, donde todos se sientan apoyados y reconocidos en sus éxitos individuales y colectivos. Para ello, además, es preciso que entrene su empatía para mantener la cohesión, guiar las actuaciones corporativas y mejorar el desempeño.

Preguntar y escuchar activamente. Las personas quieren ser escuchadas; también, o más, cuando trabajan a distancia. Los líderes deben saber callar para escuchar las opiniones y los comentarios, sin interrumpir, solo haciendo preguntas que faciliten la respuesta abierta y sincera.

Esta comunicación virtual ha de ser multitudinaria y también privada, de uno en uno, para que incluya temas personales y laborales. Conviene habilitar un espacio virtual por si alguien se siente incómodo expresando abiertamente lo que siente.

Practicar la lectura emocional. Escribimos más que nunca, pero emails y WhatsApps pueden ser emocionalmente equívocos. Hay que revisar los textos para evitar expresarnos de manera confusa. ¿Qué siente la otra persona al leerlo? ¿Puede interpretar un tono imperativo o amenazador, donde solo había una necesidad de información?

Por ejemplo, escribir «Te llamo el lunes», no es lo mismo que «Me gusta lo que propones. Te llamo el lunes y charlamos sobre cómo podemos ponerlo en marcha». Es necesario evitar la ansiedad o preocupación en nuestros interlocutores.

Celebrar juntos. Hay que respetar el descanso del fin de semana y el tiempo privado de las personas (especialmente si tenemos colaboradores con diferentes husos horarios). Aparte de esto, la tecnología nos permite programar un almuerzo virtual cada semana o habilitar una sala de café digital para compartir un momento relajado. Así estrechamos los vínculos y normalizamos las emociones en la empresa.

El trabajo a distancia no debe suponer dejar de lado nuestro lado humano. Einstein decía que «es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias». Aprovechemos esta situación para estar más cerca, pese a que no podamos estar juntos.

Nuevas formas de trabajo

La pandemia ha generado iniciativas nuevas, refrescado otras más antiguas y obligó a los gerentes y a reconsiderar un método que seguía basado en el contacto cercano con los empleados. Muchas empresas lanzaron métodos de trabajo remoto que muy probablemente se mantengan, aunque la realidad es que a muchos empleados les resulta difícil trabajar en un departamento pequeño o poco apto para instalar un lugar de trabajo.

Otras descubrieron que la crisis revelaron habilidades desconocidas en los empleados y permitió a sus gerentes utilizar al personal de manera más flexible. Algunas compañías decidieron eliminar, o alterar, las jerarquías internas o dar la espalda a viejas normas en la cultura de la empresa.

Mientras va cambiando el escenario, especialmente para el personal de oficinas, no solo es el lugar mismo del trabajo lo que cambia, sino posiblemente también la forma en que se realiza , se organiza y se supervisa el trabajo.

Entre los posibles beneficios que sobrevivan a la crisis está el reconocimiento que bajo presión muchos empleados se adaptan y se aplican a tareas que no están dentro de sus competencias declaradas.

El efecto catalizador de la crisis va mucho más allá de los negocios. Cinco años después de que Suecia reorganizara su fuerza policial, descentralizara su método de arriba hacia abajo, la unidad de la región norte asumió la responsabilidad de coordinar las respuestas a la Covid-19. Antes, los oficiales se referían siempre a los líderes de la oficina central para tomar decisiones, pero la pandemia les dio la posibilidad de probar y reforzar una nueva filosofía de liderazgo.

Amy Edmonson, profesora en la Harvard Business School, dice que “la situación presenta una oportunidad para arreglar algunas de las cosas que no estaban funcionando. Por ejemplo, la idea de que ‘cada empleado debía estar en la oficina de 8:30 a 6, cinco día a la semana’ es una tontería. Algunas tareas, como escribir un informe, se pueden hacer más fácilmente en la tranquilidad del hogar. Otras, como el intercambio de ideas, necesitan más proximidad”.
Fuente: Merca2.0

5 tácticas para el retorno seguro al trabajo

A finales del año pasado nadie imaginaba el impulso que tendrían todas las tecnologías para el teletrabajo.  Sin embargo, la emergencia sanitaria del Covid-19 impulsó a miles de empresas a adoptarlo y hacerlo parte de su día a día. Según cifras de la Secretaría del Trabajo y OCCMundial, el 70% de las actividades laborales en México ya se pueden realizarse bajo dicha modalidad.

Actualmente, la nueva normalidada implica que empresas y negocios adopten niveles de cuidado y salubridad extraordinarios. Esta situación, con tantas variables aún impredecibles, acerca del Covid-19, puede generar ansiedad y conflicto en el equipo laboral. Para mitigarlo, Lobbyfix (empresa dedicada a la gestión y registro de visitas) ha definido 5 tácticas para mejorar el retorno al local de trabajo:

1. Asegurarse de tener siempre las últimas recomendaciones y comunicarlas a todo el equipo

● Mantenerse actualizado: El monitoreo de las recomendaciones del gobierno y del IMSS es fundamental. En su página se pueden encontrar las recomendaciones esenciales para cada sector.

● Comunicar los cambios: preparar un manual de reincorporación al trabajo. Establecer protocolos de actuación claros que regulen cualquier interacción entre empleados y proveedores o clientes.

2. Revisar las instalaciones y  tecnología de rastreo de visitas

● Apostar por la automatización y digitalización: los procesos de entrada manuales pueden impedir el funcionamiento eficiente de una empresa. Distintas herramientas digitales permiten llevar un rastreo y control de flujos de personas, lo que otorga seguridad a la empresa y colaboradores.

● Evaluar el impacto en los activos inmobiliarios: hay que analizar cuáles son permanentes y cuáles pueden prolongarse, al menos, hasta el año que viene. Si hay menos empleados en la oficina y más en remoto.

3. Responde a las nuevas exigencias y adáptate al nuevo entorno

● En el retorno a la oficina nunca será como antes: hay que poner en marcha nuevas formas de trabajo que tengan sentido con cada compañía. Actuar con rapidez para adoptar nuevas estrategias, herramientas y formas de colaboración.

● Impulsa las formas de trabajo digitales y en remoto: hay que asegurarse de tener las herramientas indicadas para mantener la dinámica en equipo. Existen herramientas como Slack, Hangouts o Microsoft Teams que permiten hacer una comunicación eficiente con el equipo a distancia. Google Meets tiene la opción de realizar llamadas gratuitas.

4. Gestionar la salud y la seguridad en el espacio de trabajo

● Plantear un programa de regreso por fases: el regreso de ciertos empleados será más prioritario que otros, por ello es necesario analizar las necesidades laborales, y organizar un calendario de regreso gradual al espacio de trabajo.

● Fijarse en quién debe volver a la oficina: para algunas posiciones, el home office puede ya ser una realidad permanente. Hay que comprobar que la estrategia responde a las necesidades tanto de empleados que van a trabajar en la oficina como en remoto, ya sea de manera temporal o indefinida.

● Rastrear y actualizar el estatus del equipo de trabajo: establecer los procedimientos necesarios para proteger la salud de los empleados durante la reincorporación. Por ejemplo, Lobbyfix permite realizar encuestas digitales sobre el estado de salud y síntomas de empleados y visitas.

5. Escuchar y entender las necesidades del equipo

● Diseñar horarios de trabajo pensando en las personas: hay que tener en cuenta las necesidades de distanciamiento físico, las preocupaciones de los empleados con responsabilidades en sus casas o que están preocupados por motivos de salud. También considerar quienes dependen del transporte público y no tienen alternativas de transporte seguro.

● Escuchar a los empleados y entender sus necesidades. Es importante definir y poner en práctica políticas que tengan en cuenta la situación personal y estado de salud, de ellos y sus familiares, etc.

El monitoreo constante y la empatía con el equipo en el local de trabajo serán fundamentales para el regreso exitoso al trabajo. Son nuevos tiempos, nuevas exigencias que implican una apertura y ajuste a nuevas formas de trabajar. El periodo de adaptación será siempre complicado, pero el primer paso es contar con las herramientas necesarias.

Las 7 “habilidades” que NUNCA debes poner en tu currículum vitae

¿Estás tratando de mejorar tu CV? Empieza por quitar estas actividades que no resultan atractivas para los reclutadores.

Al escribir un currículum vitae, muchas personas lo arman con la filosofía del “espagueti en la pared”: lanzan todo lo que puedan y esperan que algo se quede pegado. Pero los reclutadores y los gerentes de contratación en realidad buscan información de calidad, no cantidad. Después de todo, sólo cuentas con 7 segundos para capturar la atención de un reclutador, por lo que debes asegurarte en comunicarle rápidamente las cosas positivas. Es por eso que conviene recortar la información que presentamos en nuestros CV.

Tomemos por ejemplo el portafolio de un artista.

“Cualquier profesional serio te dirá que tu portafolio sólo es tan fuerte como tu pieza más débil. Lo mismo se puede decir de las habilidades que enlistas en tu CV: menos es más”, dice Aurora Meneghello, coach de carrera y fundadora de Repurpose Your Purpose.

1. Un idioma que sólo estudiaste en la preparatoria

Claro, tomaste francés en la preparatoria por algunos meses, pero ¿estás realmente en un nivel donde te sientas cómodo sosteniendo conversaciones cotidianas con hablantes nativos o leyendo en ese idioma? Si la respuesta es “no”, entonces no debes ponerlo en tu currículum.

“No importa si tienes un entendimiento básico o intermedio de un idioma. A menos que lo domines y puedas realmente utilizarlo para el trabajo, déjalo fuera “, sugiere Meneghello.

En el peor de los casos, el reclutador podría hablar el mismo idioma y tratar de iniciar una conversación. Si descubre que estás mintiendo sobre esa habilidad, puedes apostar que no serás invitado a seguir adelante en el proceso de contratación.

2. Habilidades básicas de computación como correo electrónico y Microsoft Word

En este punto de la historia, saber usar el correo electrónico o Microsoft Word es casi equivalente a saber leer o manejar matemáticas básicas. Es decir, no son diferenciadores, sino que se espera que sepas usar estas herramientas.

“Al agregar estas ‘habilidades’, puede parecer que los candidatos están tratando de ‘inflar’ su currículum. Es decir, que están poniendo cualquier cosa en su CV porque no tienen suficientes habilidades relevantes “, dice Peter Riccio, socio fundador de la empresa de reclutamiento Atlas Search.

Una excepción a esto sería si has perfeccionado una práctica muy específica utilizando estos programas, como “[crear] una base de datos de acceso desde cero e importar datos de Excel para hacer análisis de Big Data”, dice el coach de carrera Mary Warriner.

3. Uso de redes sociales (fuera del trabajo)

Puede que tengas miles de seguidores en Twitter, millones de amigos en Facebook y un sinnúmero de likes en Instagram, pero la gestión de su marca personal y la gestión de la marca profesional de una empresa son dos cosas completamente diferentes. Trabajar en medios sociales en un entorno profesional a menudo requiere mucho más que simplemente publicar contenido atractivo – a menudo implica análisis de datos, experiencia con medios de pago y más.

“Puedes ser muy bueno para en publicar fotos de tus amigos e incluso para compartir noticias sobre tu empresa actual, pero si no estás solicitando un puesto de estratega de redes sociales, no debes presumir lo que sabes hacer en Facebook” dice Warriner. “Mejor revisa la oferta de trabajo para ver las habilidades requeridas y asegúrate de enumerar las habilidades significativas que posees”.

4. Las llamadas “soft skills”

Estas habilidades son un poco difíciles de manejar porque a los reclutadores no les encanta verlas en los CV. Sin embargo, debes demostrarlas con hechos. Por ejemplo, decir que eres un buen comunicador no significa nada si no lo puedes probar con ejemplos concretos.

“El error más común entre los solicitantes de empleo es hacer una lista de habilidades soft en su CV. Por ejemplo, dicen que son buenos comunicadores, saben hacer varias tareas a la vez, tienen liderazgo, son buenos con la resolución de problemas, etc. El mensaje que mandas al poner estas cosas en tu currículum es ‘No sé cuáles sean mis mejores habilidades, por eso te las pongo todas para que las veas’”, dice Riccio.

En lugar de enlistar tus soft skills, mejor demuéstralas.

“Comunica tus habilidades en el cuerpo de tu CV. Por ejemplo, en lugar de poner que tienes ‘liderazgo’, escribe que has conducido múltiples proyectos simultáneos con resultados positivos”, aconseja Riccio.

5. Exageraciones o mentiras

Los solicitantes de un empleo a menudo suelen incluir palabras que ven en las solicitudes de empleo para adornar sus CV. Pero si no tienes las habilidades solicitadas en la oferta de trabajo, no las incluyas en tu currículum. Puedes pensar que te vas a salir con la tuya, pero a verdad eventualmente saldrá a la luz.

“Si no eres un excelente comunicador oral, no lo pongas en tu CV. Si el trabajo requiere que te levantes a hablar enfrente de un grupo de personas todos los días, probamente serías miserable si mientes”, dice Warriner.

Eso no significa que debas tener TODAS las habilidades listadas en la oferta de trabajo. Una buena regla general es que puedes tener entre el 80 a 90% de las características requeridas para llamar la atención de los reclutadores.

6. Tecnología anticuada

El software y la tecnología que se utilizan en el lugar de trabajo pueden cambiar rápidamente, por eso es importante estar al día en su uso. De lo contrario, corres el riesgo de parecer que no puedes mantenerte en un lugar de trabajo dinámico.

“Las empresas buscan profesionales sofisticados y flexibles que comprendan la tecnología. Al incluir tu uso de tecnología obsoleta en la sección de habilidades de tu currículum, le das la impresión a los empleadores que tus conocimientos están rancios y que tardarás mucho en aprender habilidades nuevas”, dice Riccio. “En un mercado tan competitivo como el actual, los empleadores quieren invertir en personas que han demostrado tener la capacidad de aprender rápidamente”.

Así que deja fuera las cosas como los lenguajes de codificación que ya no están ampliamente en uso, las versiones obsoletas de los programas de software modernos y otras tecnologías irrelevantes.

7. Información irrelevante y habilidades de broma

Esto puede sonar obvio, pero realmente hay personas que aún ponen cosas en su CV como “cocinero experto de guacamole” o “campeón de ping-pong certificado”.

“No incluyas habilidades que sean irrelevantes para el trabajo que solicitas. Estoy increíblemente orgulloso de haber hecho las mejores galletas de un concurso de mi colonia, pero trabajo en recursos humanos. ¡No pongo eso en mi currículum! “, dice Warriner.

Seguro, hay probablemente algunos reclutadores que encontrarán esos detalles graciosos o encantadores. Pero cuando aplicas para un trabajo, no sabes quién apreciará ese chiste y quién no, así que es mejor decantar al lado del profesionalismo.

Mediación de Pago Infonavit, ¿qué es y para qué sirve?

INFONAVIT tiene la misión de apoyar y buscar diferentes opciones para los trabajadores, es por eso que ha desarrollado nuevas Soluciones Para Ti, entre las cuales incluye la Mediación de Pago.

Comprar y pagar una casa es uno de los compromisos más importantes que se adquiere a largo plazo. La realidad es que los créditos suelen ser de 30 años (aproximadamente); y, como sabemos, muchas cosas pueden cambiar en este periodo de tiempo.

Gracias a una encuesta realizada por Deloitte, sabemos que el 51% de los encuestados planea cambiarse de trabajo a partir de los 2 años en la misma empresa. ¿Te imaginas trabajando en el mismo lugar por 30 años? ¿o tener el mismo sueldo por 20 años? Seguramente habrá un punto en tu vida en el que desees cambiar de trabajo e incrementar tus ingresos.

Hay casos en los que al salir de un trabajo encontramos rápidamente otro, ¿pero cuando tardamos 2 meses o más? Puede que las mensualidades de nuestro crédito se acumulen.

Sin embargo, deber algunos pagos de nuestra casa no significa que tengamos que abandonarla o darnos por vencidos tan fácil, ¡existen diferentes Soluciones de Pago en el INFONAVIT.

Soluciones Para Ti: Mediación de Pago

Uno de los principales objetivos del Instituto es otorgar una asesoría y atención personalizada, cada crédito INFONAVIT que ha sido otorgado es único, por lo que la mejor forma de encontrar una solución es acudiendo con un asesor.

Si has tenido inconvenientes para realizar el pago de tu crédito y cuentas con más de 3 mensualidades vencidas, acércate con un asesor para que encuentren una solución a la medida.

Es aquí donde entran los mediadores, quienes están capacitados para apoyar y conducir el proceso de mediación y facilitar la comunicación entre el trabajador y el INFONAVIT para agilizar y mejorar la negociación y lograr un acuerdo para la regularización de pagos y que el acreditado conserve su casa.

¿Por qué es buena opción la Mediación de Pago?

Es un servicio gratuito de la cobranza social del Instituto, cuya finalidad es que encuentres una solución para que te pongas al corriente con los pagos de tu crédito y evitar problemas que pongan en riesgo tu patrimonio.

El proceso se lleva a cabo en reuniones o sesiones en las que el mediador interviene para que se llegue a un acuerdo.

¿Cuáles son los beneficios de la Mediación de Pago?

  • Trato personalizado y gratuito.
  • Proceso confidencial.
  • Imparcialidad por parte del mediador.
  • Los acuerdos se toman de forma voluntaria, sin intervención de autoridades administrativas o judiciales.

Los mediadores tienen la obligación de: brindar un trato digno y respetuoso del trabajador, que todos los acuerdos estén dentro de la legalidad, no deben intervenir o influir en los trabajadores para que acudan o no a las sesiones.

También cuentas con estos derechos durante el servicio de Mediación de Pago:

  • Asistencia y permanencia voluntaria en las sesiones.
  • Nadie te puede obligar a firmar un convenio con el que no estés de acuerdo.
  • Puedes preguntar todo lo que sea necesario para aclarar las dudas que tengas.
  • Evaluar la atención y el servicio recibido durante la mediación.
  • Recibir propuestas de solución y que estas te sean explicadas por parte del representante del Instituto.
  • En caso de ser necesario: levantar una queja en el Infonatel.

Después de que se generen propuestas y se llegue a una solución, se realiza la firma del convenio y en ese momento se asume la obligación y responsabilidad de cumplir con lo pactado. Es muy importante realizar los pagos en tiempo y forma para no recaer en situaciones que pongan en riesgo tu patrimonio.

Recuerda que es importante que te acerques al Instituto, ya que tienen toda la apertura y voluntad para ayudarte a encontrar la Solución de Pago que mejor se adapte a la situación de tu crédito y conserves tu patrimonio.

Fuente: OCCMundial

Cómo renunciar a tu trabajo para buscar algo mejor

Iniciar una nueva etapa no es tan difícil como imaginas. Te damos algunos tips para renunciar a tu trabajo y buscar algo mejor.

“La renuncia es el acto voluntario de un empleado de dejar su trabajo actual. Generalmente se notifica con tiempo de anticipación para que la empresa pueda sustituir al elemento.”

Renunciar es una decisión importante que debe planearse de forma cuidadosa. Debes tener al menos una buena razón para hacerlo; poco crecimiento laboral, bajo sueldo, mal ambiente laboral o algún otro motivo personal.

Sea cual sea la razón el siguiente paso debe ser algo mejor:  emprendimiento u otro gran trabajo. Entrevistamos a una persona de Recursos Humanos y nos dio estos tips para hacerlo como se debe:

1.- Haz una estrategia

Tu estrategia de renuncia tiene que ver con varias cosas: la forma de comunicarlo, la fecha de salida y lo que harás antes de ese último día de trabajo.

Te recomendamos que notifiques tu salida hasta con 3 o 2 semanas, mínimo de anticipación. Eso te hará ver como una persona responsable y agradecida con la empresa, tu jefe y tus compañeros de trabajo.

“Muchas renuncias se hacen por un enojo o impulso. Esta decisión es tan importante como la de terminar con tu pareja, a final de cuentas hay una ruptura y es un proceso difícil. Imagina que despiertas al siguiente día y te das cuenta de que tal vez cometiste un error. No hay vuelta atrás”.

2.- Habla con la verdad y sin rodeos

El mejor amigo del profesionalismo es la verdad, así que renuncia de la forma más profesional que puedas.

La primera persona con la que debes hablar es con tu jefe directo,  expresando de forma correcta, respetuosa y honesta tus razones.

Los mejores argumentos para renunciar son:

“Estoy agradecido contigo y con la empresa pero es momento de crecer profesionalmente”

“He aprendido mucho aquí pero necesito explorar y tener nuevos retos”

“Esta es una gran empresa pero necesito _________” (Inserta aquí tu verdadera razón: ganar más, salir de tu zona de confort, otras actividades, etc.)

Siempre hay un argumento positivo y de agradecimiento hacia tu actual trabajo, seguido por la verdadera razón de tu salida.

3.- Termina tus proyectos o pendientes

Esto también es parte de la estrategia. Quedar bien con la empresa a la que vas a renunciar te puede beneficiar en el futuro y no solo para las buenas recomendaciones.

“Lo más profesional es que si tienes un proyecto importante, lo concluyas de la mejor manera o, en caso de que debas salir antes de la empresa, capacites y cedas el proyecto a alguien más. Abandonar algo importante o dejarlo a medias no habla muy bien de ti”

A final de cuentas es el cierre de un ciclo y la mejor manera de irte es dejándolo todo en buenos términos.

4.- Agradece los aprendizajes

Sin importar los motivos de tu renuncia, siempre agradece. Aunque haya sido una mala experiencia, siempre hay algo por lo que expresar agradecimiento: las amistades, las actividades aprendidas, logros, etc.

“No necesitas darle un regalo a tu jefe o hacer una fiesta de despedida. Basta con unas palabras sinceras y como ya dijimos, no dejar nada a medias, avisar con tiempo, etc”.

5.- No olvides las recomendaciones

Sobre todo si aún no tienes un nuevo empleo e iniciarás la búsqueda, las recomendaciones son muy importantes.

Pregúntale a tu jefe y compañeros si puedes dar sus datos para que proporcionen referencias sobre ti en el futuro.

Hazlo días antes de tu salida, directamente y después de finalizar todos tus pendientes en ese trabajo.

6.- La negociación

Si la empresa no desea perder tu talento, es posible una contraoferta que no siempre es económica. Pueden ofrecerte cambiarte de área, subirte el sueldo, prestaciones, etc.

“Muchas veces les hacemos una oferta para retenerlos. Aquí el papel de su jefe directo y de Recursos Humanos es fundamental para detectar las necesidades del colaborador.”

Si tus necesidades van más allá de lo económico, entonces tu decisión de ir a buscar algo mejor está tomada y es contundente.

“Mantener el contacto siempre es importante: las recomendaciones, los contactos a futuro, las negociaciones, etc. Lo que puedo asegurarte es que la mejor forma para renunciar es haciéndolo de forma planeada y en los mejores términos posibles”.

Lo más importante es que si vas a renunciar, ya tengas un plan  sobre lo que harás después: otra oferta de trabajo, un negocio o una estrategia de búsqueda de empleo efectiva.

Fuente: OCCMundial

 

Por trabajar en día festivo, deben pagarte el triple

Trabajar en día festivo es una tema constante al final del año.

De acuerdo al artículo 75 de la Ley Federal del Trabajo, si tus superiores te obligan a laborar un día de descanso obligatorio, deberán pagarte el día más una “compensación” que equivalga al doble del salario diario. Es decir: si ganas $200 diarios te pagarán $400 extras, para un total de $600.

Esto es independiente de las compensaciones o bonos que tu empleador te pague. Además, si el día festivo es en domingo te corresponde un 25% de la prima dominical. Las fechas que establece la ley como “descansos obligatorios” son:

  • 1 de enero
  • Primer lunes de febrero (conmemoración del 5 de febrero)
  • Tercer lunes de marzo (conmemoración del 21 de marzo)
  • 1 de mayo
  • 16 de septiembre
  • Tercer lunes de noviembre (conmemoración del 20 de noviembre)
  • 1 de diciembre de cada seis años (toma de protesta del nuevo presidente)
  • 25 de diciembre

Estos días no son transferibles a otras fechas. Durante las conmemoraciones faltantes en el listado, no podrás poner “peros” para trabajar. Es triste laborar mientras otros descansan, pero lo mejor es levantar ese ánimo y buscarle el lado bueno a las cosas. A continuación, algunas razones para ser feliz en la oficina durante los días de descanso.

  • Menos tráfico, menos estrés. Podrás llegar temprano y disfrutar de tu bono de puntualidad.
  • Los compañeros de trabajo son más “fraternales”. “Un jefe que obliga a trabajar en Navidad” saca el espíritu de unión entre los empleados.
  • Los salarios emocionales. Seguramente, tu empresa te dará múltiples compensaciones no salariales, como regalos por temporada o reuniones conmemorativas.
  • No tendrás la “montaña” de pendientes que las personas encuentran después de vacaciones. Es imposible que el trabajo no se acumule si no vas a la oficina.
  • Tendrás la oportunidad de disfrutar las decoraciones en la ciudad y el regreso del trabajo se animará con luces e instalaciones.
  • Si no te gustan las reuniones familiares, tendrás pretextos para faltar a las convivencias en casa.

Pues bien, esperemos que estas razones sean suficiente para alegrar un poco las “no vacaciones” frente al monitor.

¿Alguna vez te ha tocado trabajar en día festivo?

Fuente: OCCMundial

Lo que debes saber sobre tu incapacidad por embarazo

El embarazo es tal vez una de las etapas más lindas en la vida de una mujer, pero en muchos casos puede ser un tema de preocupación cuando llega el momento de avisar en el trabajo.

Infórmate, conoce tus derechos y prepárate para comenzar tranquilamente tu nueva época como mamá.

¿A qué tienes derecho?

La Ley Federal del Trabajo (LFT) estipula las condiciones laborales que debes tener y las obligaciones del patrón durante tu embarazo y lactancia:

Trabajo sin riesgos

Durante el embarazo no debes realizar trabajos que exijan un esfuerzo considerable y pudieran ser un riesgo para tu salud. Esto implica que no debes levantar o mover objetos pesados, o permanecer de pie por mucho tiempo. Para ello, tu patrón tendrá que garantizar la higiene y seguridad de su negocio; de otra forma tendrá que atenerse a las sanciones correspondientes.

Incapacidad

Debes tener 6 semanas de descanso antes del parto y 6 semanas posteriores. Además, durante este período podrás gozar de tu sueldo íntegro y los derechos que hayas adquirido por la relación de trabajo.

¡Ojo! Este período puede prolongarse en caso de que estés imposibilitada por el embarazo o parto.

También puedes solicitar que hasta 4 de esas 6 semanas previas al parto se transfieran para después; es decir que tomarías 2 semanas antes y 10 semanas después. Para ello, requieres autorización del médico que te atiende (en seguridad social o servicio médico que te asigne tu patrón).

Cabe destacar que, de acuerdo a la LFT, tu período de incapacidad debe contarse en tu antigüedad dentro de la empresa.

Lactancia

Podrás gozar de hasta 2 descansos (de media hora cada uno) por día para alimentar a tu bebé en las instalaciones que la empresa te asigne para ello o, en su defecto (con previo acuerdo), tu jornada tendrá que reducirse una hora. El período de lactancia, para efectos laborales, dura hasta 6 meses.

Lo que está prohibido

De acuerdo al Título Cuarto (Derechos y Obligaciones de los Trabajadores y de los Patrones) de la LFT, tu patrón NO puede:

  • Exigirte un certificado médico de “no embarazo” para tu ingreso, permanencia o crecimiento en la empresa.
  • Despedirte o presionarte para que renuncies en caso de estar embarazada, casarte o cuidar hijos pequeños.

Lo que tal vez no sabías

  • Tu incapacidad puede prolongarse hasta 8 semanas después del parto en caso de que tu bebé nazca con algún tipo de discapacidad o requiera atención médica hospitalaria.
  • Si decides adoptar, también tienes derecho a 6 semanas con goce de sueldo, efectivas desde el día posterior en que recibas a tu hijo.
  • ¿Estás asegurada por el IMSS? Entonces tienes derecho a ayuda en especie por 6 meses de lactancia.
  • Si decides atender tu embarazo con un médico particular, sólo tienes que presentarte en el IMSS durante la semana 34 de tu gestación para recibir tu incapacidad.

Si tienes dudas, acércate al área de Recursos Humanos de tu empresa, a tu UMF del IMSS
o consulta los artículos 123, 133, 170 y 171 de la Ley Federal del Trabajo.

Fuente: OCC

Salarios mínimos generales y profesionales para 2020 en todo el país

Los salarios mínimos tuvieron un incremento importante. Entérate de cuánto fue.

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) publicó la lista de salarios mínimos tanto generales como profesionales que serán válidos durante todo 2020, a partir del 1 de enero.

Salarios mínimos generales

Actualmente hay dos zonas geográficas en lo que respecta a los salarios mínimos, la de la frontera norte y la del resto del país.

El salario mínimo en la frontera norte pasó de 176.72 a 185.56 pesos, lo que implica un incremento del 5%, por concepto de aumento por la inflación.

El salario mínimo en el resto del país pasó de 102.68 a 123.22 pesos, lo que implica un incremento total del 20%. 14.67 pesos del incremento fueron por concepto del monto independiente de recuperación, más un 5% adicional por la inflación.

Salarios mínimos profesionales 2020

A continuación te presentamos la lista con todos los salaios mínimos profesionales, tanto en la frontera norte como en el resto del país.

Profesionales Zona libre de la frontera norte Resto del país
1 Albañilería, oficial de $185.56 $142.14
2 Boticas, farmacias y droguerías, dependiente(a) de mostrador en $185.56 $125.64
3 Buldózer y/o traxcavo, operador(a) de $185.56 $148.90
4 Cajero(a) de máquina registradora $185.56 $127.83
5 Cantinero(a) preparador(a) de bebidas $185.56 $130.44
6 Carpintero(a) de obra negra $185.56 $142.14
7 Carpintero(a) en fabricación y reparación de muebles, oficial $185.56 $139.80
8 Cocinero(a), mayor(a) en restaurantes, fondas y demás establecimientos similares $185.56 $143.94
9 Colchones, oficial en fabricación y reparación de $185.56 $131.73
10 Colocador(a) de mosaicos y azulejos, oficial $185.56 $139.30
11 Construcción de edificios y casas habitación, yesero(a) en $185.56 $132.66
12 Cortador(a) en talleres y fábricas de manufactura de calzado, oficial $185.56 $129.18
13 Costurero(a) en confección de ropa en talleres o fábricas $185.56 $127.64
14 Costurero(a) en confección de ropa en trabajo a domicilio $185.56 $130.99
15 Chofer acomodador(a) de automóviles en estacionamientos $185.56 $133.53
16 Chofer de camión de carga en general $185.56 $145.06
17 Chofer de camioneta de carga en general $185.56 $140.95
18 Chofer operador(a) de vehículos con grúa $185.56 $135.58
19 Draga, operador(a) de $185.56 $150.28
20 Ebanista en fabricación y reparación de muebles, oficial $185.56 $141.82
21 Electricista instalador(a) y reparador(a) de instalaciones eléctricas, oficial $185.56 $139.30
22 Electricista en la reparación de automóviles y camiones, oficial $185.56 $140.65
23 Electricista reparador(a) de motores y/o generadores en talleres de servicio, oficial $185.56 $135.58
24 Empleado(a) de góndola, anaquel o sección en tiendas de autoservicio $185.56 $125.28
25 Encargado(a) de bodega y/o almacén $185.56 $129.75
26 Ferreterías y tlapalerías, dependiente(a) de mostrador en $185.56 $132.34
27 Fogonero(a) de calderas de vapor $185.56 $136.57
28 Gasolinero(a), oficial $185.56 $127.64
29 Herrería, oficial de $185.56 $137.50
30 Hojalatero(a) en la reparación de automóviles y camiones, oficial $185.56 $139.80
31 Lubricador(a) de automóviles, camiones y otros vehículos de motor $185.56 $128.61
32 Manejador(a) en granja avícola $185.56 $123.92
33 Maquinaria agrícola, operador(a) de $185.56 $142.84
34 Máquinas para madera en general, oficial operador(a) de $185.56 $136.57
35 Mecánico(a) en reparación de automóviles y camiones, oficial $185.56 $146.80
36 Montador(a) en talleres y fábricas de calzado, oficial $185.56 $129.18
37 Peluquero(a) y cultor(a) de belleza en general $185.56 $133.53
38 Pintor(a) de automóviles y camiones, oficial $185.56 $137.50
39 Pintor(a) de casas, edificios y construcciones en general, oficial $185.56 $136.57
40 Planchador(a) a máquina en tintorerías, lavanderías y establecimientos similares $185.56 $127.83
41 Plomero(a) en instalaciones sanitarias, oficial $185.56 $136.82
42 Radiotécnico(a) reparador(a) de aparatos eléctricos y electrónicos, oficial $185.56 $141.82
43 Recamarero(a) en hoteles, moteles y otros establecimientos de hospedaje $185.56 $125.28
44 Refaccionarias de automóviles y camiones, dependiente(a) de mostrador en $185.56 $129.75
45 Reparador(a) de aparatos eléctricos para el hogar, oficial $185.56 $135.07
46 Reportero(a) en prensa diaria impresa $260.49 $275.90
47 Reportero(a) gráfico(a) en prensa diaria impresa $260.49 $275.90
48 Repostero(a) o pastelero(a) $185.56 $142.14
49 Sastrería en trabajo a domicilio, oficial de $185.56 $142.84
50 Secretario(a) auxiliar $185.56 $146.50
51 Soldador(a) con soplete o con arco eléctrico $185.56 $140.65
52 Tablajero(a) y/o carnicero(a) en mostrador $185.56 $133.53
53 Tapicero(a) de vestiduras de automóviles, oficial $185.56 $135.58
54 Tapicero(a) en reparación de muebles, oficial $185.56 $135.58
55 Trabajo social, técnico(a) en $185.56 $158.71
56 Vaquero(a) ordeñador(a) a máquina $185.56 $125.28
57 Velador(a) $185.56 $127.64
58 Vendedor(a) de piso de aparatos de uso doméstico $185.56 $130.99
59 Zapatero(a) en talleres de reparación de calzado, oficial $185.56 $129.18

 

Fuente: El Contribuyente