El trabajo remoto, un éxito para directivos y empleados

Después de un año en el que el impacto de la pandemia por la COVID-19 ha llevado a que miles de empleados tengan que seguir con su trabajo en remoto, la mayoría de directivos y trabajadores reconocen el éxito que este modelo ha tenido en sus organizaciones.

A pesar de las reticencias que muchas empresas tenían respecto al trabajo remoto, la necesidad de apostar rápidamente por este modelo cuando la pandemia por la COVID-19 irrumpió en nuestras vidas parece estar teniendo un resultado positivo.

Así al menos se desprende de una reciente encuesta realizada por PwC, según la cual, tanto responsables de negocio como empleados, ven en el trabajo remoto un modelo de éxito. La productividad que ha permitido a estas organizaciones a seguir manteniendo es uno de los factores determinantes para seguir apostando en el futuro por el mantenimiento del teletrabajo.

EL 52% APUNTA QUE LA PRODUCTIVIDAD HA MEJORADO CON EL TRABAJO REMOTO

Según la encuesta de PwC, el 52% de los ejecutivos apunta que la productividad mejoró durante el período de trabajo remoto, algo en lo que coincide el 34% de los empleados. Además, si bien más de la mitad de los empleados manifiestan el deseo de trabajar desde casa al menos tres días a la semana, el 87% señala que la oficina es importante para la colaboración y la construcción de relaciones.

En este aspecto, los ejecutivos encuestados perciben, en cierto modo, el valor de las oficinas desde una perspectiva cultural. Solo el 5% de los apunta que los empleados no necesitaban estar en la oficina para que sus organizaciones mantuvieran una cultura sólida. Por su parte, el 29%, dijo que los trabajadores deberían estar en la oficina al menos tres días a la semana para poder hacerlo, mientras que el 21% sostiene que mantener una cultura sólida requeriría que los empleados estuvieran en la oficina cinco días a la semana.

Apuesta tecnológica

Pero esta apuesta hacia el trabajo remoto también está teniendo un fuerte impacto en las herramientas que utilizan para desarrollar su labor.

Si bien en el anterior informe de PwC publicado en diciembre el 65% de los responsables de TI esperaba que al menos una cuarta parte de la fuerza laboral de su organización trabajara en remoto de forma permanente después de la pandemia. Además, las empresas apuntaban que había invertido en herramientas de automatización del flujo de trabajo, así como en soluciones de colaboración basadas en la nube, en parte para respaldar modelos de trabajo híbridos en los que los trabajadores pasan tiempo trabajando tanto en una oficina como en otras ubicaciones.

CON LA APUESTA POR EL TELETRABAJO SE IMPLEMENTARÁN MÁS SOLUCIONES DE AUTOMATIZACIÓN

A medida que la apuesta por el teletrabajo sigue reforzándose, todo apunta a que cada vez más se implementen soluciones de automatización, especialmente en trabajos con alto riesgo de transmisión viral. Asimismo, también se apostará por herramientas de alta tecnología, algo que puede resultar muy positivo para las organizaciones que buscan optimizar sus operaciones y transformarse digitalmente.

No obstante, esto debe ir de la mano de una evolución en los modelos de gestión y de una apuesta por la formación para que los empleados estén actualizados.

Además, hay que tener en cuenta que no todos los empleados han respondido positivamente al trabajo remoto durante el último año, y la mayoría de los empleados de la Generación Z y los millennials, según una encuesta de 2020 realizada por la plataforma de software Smartsheet, apuntaban que el trabajo remoto los hacía sentir menos conectados.

Sin embargo, a medida que la situación por la pandemia se perpetúa, algunos directivos están concentrando más esfuerzos en hacer que sus empleados se concentren en mejorar el equilibrio entre la vida laboral y personal y abordar cuestiones como la vida familiar, el cuidado personal y la experiencia de empleado.

3 tendencias que definirán el trabajo remoto en 2021

A falta de una fecha concreta para el regreso a las oficinas, todo indica que el trabajo remoto seguirá cambiando pero, ¿qué nos deparará este 2021 en cuanto a esta modalidad?, ¿nos seguirá gustando trabajar en pijama o desde el jardín?

  • Tecnológicamente simple.
  • El trabajo colaborativo será la clave. 
  • La comodidad ante todo.

Tras varios meses de haber llegado a nuestras vidas, en algunos casos de forma inesperada, hoy parece que estamos totalmente acostumbrados al home office: de acuerdo con Kaspersky, el 48% de los colaboradores ahora realiza sus videollamadas con un outfit más cómodo, mientras que el 27% prefiere preparar una cotización desde su terraza o jardín.

“A diferencia de los primeros meses de confinamiento, hoy en día las personas cuentan con una rutina de home office mucho más ajustada a su estilo de vida. La adopción de tecnología, conectividad y trabajo colaborativo, les ha permitido diseñar jornadas cada vez más dinámicas y una forma de trabajar que nunca hubieran pensado antes de la pandemia”, comenta al respecto Carlos Kamimura, Director de Alianzas LATAM de monday.com, el sistema operativo de trabajo que permite a los equipos colaborar desde cualquier lugar.

A falta de una fecha concreta para el regreso a las oficinas, todo indica que el trabajo remoto seguirá cambiando pero, ¿qué nos deparará este 2021 en cuanto a esta modalidad?, ¿nos seguirá gustando trabajar en pijama o desde el jardín?

De acuerdo con Kamimura, estas son algunas tendencias que marcarán el home office durante el 2021:

Tecnológicamente simple

La transformación digital a causa de la pandemia ha llevado a las empresas a usar hasta 6 apps de comunicación para realizar sus actividades. Por ello, la integración de distintas herramientas en una sola plataforma será una de las mayores tendencias de trabajo remoto en 2021,dado que el 66% de los colaboradores declara que contar cons sus aplicaciones en un solo espacio les ayudaría a lograr un mejor flujo de trabajo, aumentar su productividad y reducir la sensación de “fatiga tecnológica” en horario laboral.

Monday.com por ejemplo, permite a los equipos sincronizar cada una de las apps utilizadas en su espacio de trabajo: Google, Microsoft, Slack, Hubspot y Salesforce.

El trabajo colaborativo será la clave 

El 2021 estará lleno de desafíos, principalmente presupuestos más ajustados y fuga de talento. Es por esta razón que la gestión del trabajo colaborativo será más importante que nunca para los managers o líderes de proyecto.

Es por ello que, administrar adecuadamente los flujos y responsabilidades de los equipos, a través de herramientas tecnológicas, será clave para aumentar los niveles de engagement de los colaboradores con la empresa, así como para disminuir sus cargas de trabajo que le permitan aprovechar y disfrutar el mayor tiempo posible en casa, pues el 77% se desempeña mejor cuando la compañía toma seriamente el balance del trabajo colaborativo y la distribución equitativa de labores. 

La comodidad ante todo

Sin duda, nuestra casa seguirá siendo el lugar más seguro para trabajar, por lo que se sumarán nuevas ideas a la comodidad de realizar nuestras tareas en pijama durante todo el día, como ya lo hace el 37% de los colaboradores según datos del State of Remote Work de monday.com.

Más allá de la aceleración digital que ha adquirido el home office, la pandemia nos ha impulsado a buscar nuevas maneras de seguir colaborando con nuestros equipos a distancia, gracias al uso de herramientas tecnológicas que cada vez más se adaptan a nuestra forma de laborar, lo cual será algo que definitivamente marcará el trabajo remoto en 2021.

Home office: estas son las nuevas obligaciones de las empresas con sus empleados

Deberán pagar una parte proporcional de los servicios de internet, teléfono y luz a los trabajadores que laboren en casa más del 40% de su jornada . De no hacerlo, habrá multas de hasta 217,200 pesos.

El trabajo remoto llegó para quedarse. El Senado de la República aprobó las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT), en materia de home office y las empresas ahora tienen nuevas obligaciones frente a los empleados que operan a distancia.

A partir de la reforma al artículo 311 y la adición al capítulo XII BIS de la ley, los patrones deberán proporcionar, instalar y dar mantenimiento al equipo para el trabajo, como por ejemplo computadoras, impresoras, sillas ergonómicas u otros beneficios que se consideren necesarios para que cada colaborador pueda desempeñar sus labores.

Las compañías también tendrán que asumir una parte proporcional de los servicios de internet, telefonía y luz.

En el último sondeo, realizado por OCCMundial, a través de su Centro de Carrera Profesional en línea, el 62% de los profesionistas coincidieron que además de proveer las herramientas y equipo de trabajo, las empresas también deberían ofrecer las empresas en México el derecho a la desconexión digital. Con las modificaciones a la ley, los trabajadores ya podrán desconectarse al acabar la jornada laboral. Y los jefes inmediatos tendrán que respetar ese derecho.

Las empresas también deberán de pagar el salario en tiempo y forma, no inferior al salario que recibe un trabajador en modalidad presencial.

Para demostrar que están acatando las nuevas reglas, los empleadores tendrán que registrar los insumos que entreguen a los trabajadores, implementar acciones para preservar información usada por ellos y capacitarlos para que puedan usar de forma adecuada las nuevas tecnologías.

En el reporte El futuro del trabajo en América Latina, en el que participaron más de 375 profesionales de distintas empresas de la región, Runa -plataforma de nómina y gestión de Recursos Humanos- halló que el 54% de las compañías aún no ha implementado algún sistema para monitorear el trabajo remoto. Asimismo, el 41% de los empleadores no ha brindado algún beneficio adicional para trabajar desde casa.

“Tras la regulación, los empleadores deberán abordar la falta de interacción social entre los equipos y fomentar un sentido pertenencia hacia la organización. Los beneficios juegan un papel importante, sobre todo los relacionados con servicios de calidad de vida. Esto seguirá siendo una prioridad para que las empresas logren ser atractivas como destino de trabajo”, menciona Alejandro Velasco, gerente de Comunicación Interna y Responsabilidad Social Corporativa de Sodexo Beneficios e Incentivos México.

Las empresas también deberán constar en contratos individuales y colectivos las condiciones laborales de sus trabajadores. El abogado laboral Kair Vela explica que una modalidad home office es cuando un colaborador labora a distancia más del 40% de su jornada total. De ser así, tanto el tiempo trabajado de forma remota como el salario, beneficios y pagos adicionales para llevar a cabo las funciones de teletrabajo tendrán que estar por escrito.

De no hacerlo, las empresas pueden recibir una multa de 21,720 a 217,200 pesos, según el artículo 992 de la LFT.

Huecos en la regulación

Pero algunos huecos detectados por los especialistas en las legislación, representarán un reto para las áreas de Recursos Humanos de las empresas. Uno de ellos, será la manera de monitorear la productividad de los empleados de manera remota.

De acuerdo con Velasco, abogado laboral, la reforma en materia de home office sólo señala que se puede usar cualquier mecanismo o tecnología de supervisión, siempre que no se vulnere la intimidad de las personas o sus datos personales. Por ejemplo, las cámaras y micrófonos pueden usarse cuando el trabajo así lo exija. Sin embargo, pueden usarse relojes checadores a distancia, reuniones de zoom, llamadas telefónicas o mensajes, entre otros mecanismos.

Tampoco se define cómo calcular el pago “proporcional” de los servicios. “Eso puede dar lugar a diversas interpretaciones. La ley da a entender que el patrón debe pagar en su totalidad. Se puede entender como el consumo que use el trabajador para llevar a cabo el trabajo que, en dado caso, pudiera obtenerse con base en el diferencial en su consumo antes del teletrabajo y posterior a él”, refiere.

Por otra parte, con la regulación las empresas tendrán que reformular sus contratos de trabajo. Determinar cuál es el pago justo por los servicios, qué puestos pueden cubrirse a distancia, cómo medirán la productividad y cumplimiento de objetivos. Cómo llevar un control en el desgaste natural de los insumos, velar por el bienestar físico y emocional de la gente y forjar una ética profesional que permita confiar en los trabajadores, sin supervisión, pero sí con una jornada laboral legal.

“A pesar del éxito del home office, el estado evolutivo del trabajo híbrido traerá muchos desafíos a medida que se retome una vida regular, dice Velasco.

Para Courtney McColgan, CEO de Runa, la capacidad de adaptarse a un trabajo remoto o mixto no ha sido fácil. “Las industrias de IT, finanzas y seguros de gestión han tenido una conversión más fluida. Las empresas de manufactura y servicios de alimentos, y funciones como el servicio al cliente y trabajadores de planta han experimentado una transición más compleja”, comenta.

Por qué debes ser optimista en tu trabajo

Seguro que alguna vez te han dicho que la actitud con la que afrontes las cosas es determinante para el resultado. Estos son los beneficios de comenzar la jornada laboral con una sonrisa.

Seguro que has escuchado mil veces aquello de que el día comienza mejor si te levantas con una sonrisa, o que si sonríes a la vida, la misma vida te devolverá la sonrisa, pero, ¿sabes hasta qué punto son ciertas estas frases motivacionales?

Por supuesto que afrontar todos y cada uno de los momentos del día a día, los buenos y los no tan buenos, con una actitud optimista y siendo positivo, te ayudará a ser más feliz, a mejorar la calidad de tus relaciones sociales, y estar más a gusto contigo mismo.

A menudo escuchamos hablar de la importancia de tener un carácter optimista, de ser positivo ante las dificultades y las adversidades, acudimos a yoga buscando paz interna o realizamos cursos de coachingpara saber cómo encaminar nuestra vida, pero pocas veces se habla de la importancia que tiene para tu vida profesional ser una persona con una mirada positiva.

Podríamos extrapolar al ambiente laboral los beneficios de ser en tu vida personal una persona optimista, pero por si te queda alguna duda, te contamos las cuatro ventajas más primarias de comenzar cada día el trabajo con confianza en ti mismo y una buena sonrisa:

PARA SUPERAR LAS DIFICULTADES

Encajar los golpes inesperados y resistir a las adversidades en el mundo laboral es algo tan real como la vida misma. Como tarde o temprano sentirás el fracaso laboral en algún momento de tu carrera, mejor afrontarlo con una actitud optimista. La actitud que tomes antes las dificultades te va a determinar a encajarlas como un fracaso o como un aprendizaje.

PARA OBTENER MAYORES LOGROS

Al conseguir superar mejor las dificultades, o al menos, con una actitud más positiva, alcanzar tus logros aunque no sea al primer intento, no lo concebirás como un fracaso o un esfuerzo en vano, sino como una carrera de fondo donde, tanto las victorias como los fracasos son parte imprescindible del camino a la meta.

PARA REDUCIR EL ESTRÉS

Las personas optimistas confían más en sus cualidades que las personas pesimistas o realistas, y por ello afrontan el trabajo de una manera más relajada. Saben que eliminando el estrés y la ansiedad son capaces de rendir más y aprovechar mejor el tiempo de trabajo, por eso comienzan cada jornada y cada proyecto con la certeza de que su trabajo va a resultar exitoso.

PARA SER MÁS PRODUCTIVOS

Si afrontamos nuestro trabajo de una manera positiva, sentiremos los logros como una motivación para continuar esforzándonos, y los fracasos como un aprendizaje para aprender de los errores cometidos en el pasado. Este es el motivo por el que ser optimista te convierte en una persona más productiva.

¿Cuándo pagan el aguinaldo en México este 2020?

El artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo establece que “los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual”

El aguinaldo es una prestación laboral anual y un derecho irrenunciable de los trabajadores que no distingue rama ni nivel jerárquico.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET), todos los trabajadores, sin excepción, tienen derecho a esta prestación. Además, los trabajadores no necesitan haber trabajado el año completo, ni estar laborando en la fecha de su pago, es decir, que tienen derecho a que se les pague la parte proporcional del aguinaldo, de acuerdo al tiempo que laboraron en el año.

Esta prestación, se encuentra establecida tanto en la Ley Federal del Trabajo como en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado en México.

¿Cuándo se paga el aguinaldo?

El artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo establece que “los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos”.

“Los que no hayan cumplido el año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que fuere éste”, añade. 

Mientras que el artículo 42 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado en México establece que “los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que estará comprendido en el Presupuesto de Egresos, el cual deberá pagarse en un 50% antes del 15 de diciembre y el otro 50% a más tardar el 15 de enero, y que será equivalente a 40 días del salario, cuando menos, sin deducción alguna”.

“El Ejecutivo Federal dictará las normas conducentes para fijar las proporciones y el procedimiento para los pagos en caso de que el trabajador hubiere prestado sus servicios menos de un año”, agrega. 

Sin embargo, el día de ayer, durante la Firma del acuerdo de colaboración entre la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO) y la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) por El Buen Fin 2020, que se llevó a cabo por videoconferencia debido a la emergencia sanitaria generada por el SARS-CoV-2 (Covid-19), el presidente de la CONCANACO, José Manuel López Campos, anunció que, al igual que en años pasados, se adelantarán los aguinaldos a los empleados burócratas

Cabe mencionar que la Ley Federal del Trabajo concede a los trabajadores un año para reclamar el pago del aguinaldo, contado a partir del día siguiente a la fecha en que esa obligación sea exigible al patrón, siempre que esta prestación no les sea cubierta o se haya pagado en forma incorrecta.

¿Cómo se calcula el aguinaldo?

“Para calcular el monto del aguinaldo debe considerarse el salario diario base o aquél que ordinariamente perciben los trabajadores por un día laborado y que se esté devengando al momento en que deba pagarse tal prestación. Por lo que para esta remuneración laboral no se contempla el salario diario integrado, que acumula al salario diario base las diversas prestaciones a que tienen derecho los trabajadores”, explica la PROFEDET

“Cuando la retribución sea variable, se tomará como salario diario el promedio de las percepciones obtenidas en los treinta días laborados antes del nacimiento del derecho al aguinaldo”, detalla. 

¿Dónde puedo recibir asesoría sobre el aguinaldo?

La PROFEDET tiene servicios de orientación gratuita a través del teléfono 800 717 29 42. 


 

LIDERAZGO 5 acciones para mejorar tus habilidades desde casa

Cuatro de cada cinco personas que conforman la fuerza de trabajo mundial están siendo afectadas por cierres totales o parciales de su lugar de trabajo. En México, se han perdido hasta 346 mil empleos desde el pasado 13 de marzo.

La crisis sanitaria que hoy envuelve al mundo, ha paralizado a gran parte de la población. El estrés, la ansiedad, la incertidumbre y la inseguridad son parte del día de muchos trabajadores en México, sobre todo, de aquellos que se dedican a industrias como restaurantera, alojamiento, actividades inmobiliarias, retail o manufacturas, que se estiman tendrán un mayor impacto. En este momento, se necesitan adquirir y potenciar las habilidades para mantenerse empleable en el mercado laboral,

Se estima que las consecuencias del Covid-19 sean importantes en todos los sectores. Tan solo en cifras anunciadas por la Secretaria del Trebajo, Luisa María Alcalde, alrededor de 346 mil empleos se han perdido desde el 13 de marzo. Con esto, en menos de un mes, se borraron los trabajos generados en el país durante 2019, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOA) de la INEGI.

En números globales, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuatro de cada cinco personas (81 por ciento) de las 3,300 millones que conforman la fuerza de trabajo mundial están siendo afectadas por cierres totales o parciales de su lugar de trabajo.

Pero, ¿qué hay de las personas que se mantienen en casa, trabajando todos los días sin saber si habrá alguna decisión que los perjudique? Desde el recorte de personal hasta salarial. La instrucción de las autoridades oficiales es clara: quedarse en casa.

“El confinamiento es para muchos, una nueva experiencia, y el llamado home office no es una modalidad que haya sido bien adoptada en nuestra cultura, de tal forma que no hemos desarrollado las competencias necesarias para esta forma de operar” dice Luis Alberto Flores García, psicoterapeuta humanista y desarrollador humano. “Como todas las cosas nuevas, significa un cambio que, mueve todas nuestras rutinas, hábitos, ciclos, y eso genera mucho estrés. El aislamiento físico prolongado genera también ansiedad y/o depresión y, las personas podemos sentir una oleada de emociones descontroladas”, sostiene Flores.

La incertidumbre laboral es una de las mayores preocupaciones de la población economicamente activa (PEA) en México. Miguel Alegre, CEO de la escuela de negocios digitales en México, ISDI, dice que lo más importante es aprovechar el tiempo para mantenerte empleable. “Una adecuada capacitación digital y tecnológica a través de programas adecuados, será la mejor forma de combatir la vulnerabilidad laboral y mantenernos empleables”, puntualiza Alegre.

Ante todo este panorama, es importante emplear cinco acciones para blindar la empleabilidad. ¿Por qué? Dice el psicoterapeuta Luis Flores que el cerebro humano tiene un mejor desempeño cuando trabaja por objetivos y, no sólo eso, sino que además, cuando hacemos algo que nos acerca a eso que busamos, nuestro cerebro genera serotonina, que junto con otros neurotransmisores participa en los mecanismos que rigen la ansiedad, el miedo, la angustia, la agresividad, ente otros.

Cinco acciones para seguir vigente en el mercado laboral

1. Potencia tu liderazgo

La incertidumbre entorpece la productividad de los trabajadores que se enfocan en conseguir resultados para justificar su trabajo y, si no se obtienen por cualquier razón, podría determinar la falta de manejo de estrés laboral o de crisis. Existen muchos webinars, artículos, cursos o libros que ayudan a la audiencia a comprender cómo ser un líder. Cuando la crisis sanitaria lo permita y podamos regresar a la oficina, muchos se acordarán de aquellos que tomaron la cuarentena como un espacio para potenciar su liderazgo que no sólo adquirió nuevas habilidades, sino fortaleció al equipo y que seguramente será parte clave en la organización.

Existen muchos libros, revistas, escuelas y especialistas que están aprovechando esta oportunidad para ofrecer sus contenidos de forma gratuita. La administración del tiempo también forma parte de las competencias de un líder, quién se da un momento para fortalecer algunas habilidades que sean provechosas para su entorno.

2. Aprende algo nuevo, desarrolla smart skills

Ante el boom tecnológico que existe, aprovechar el tiempo de la comida o el tiempo muerto durante la jornada laboral (si el trabajo lo permite) o incluso al final del día, para dedicar una hora para aprender algo nuevo que complemente tu perfil, podrá ser ese valor agregado que haga la diferencia. Aprender a usar en nivel experto el Excel, un idioma, capacitarte en cursos tecnológicos, hacer un podcast o crear videos para redes sociales, mejorar la redacción y ortografía o incluso, comprender operaciones contables o una especialidad de ventas, podrían ser un complemento perfecto para el negocio.

Existen muchas empresas que otorgan una gran variedad de opciones para capacitar a sus usuarios. Incluso, compañías que habían planeado grandes eventos están optando por mostrarlo a través de internet. Esto es una apuesta interesante porque, a pesar de tener un mayor alcance, muchas personas no dedican su tiempo para adquirir un nuevo conocimiento. “De acuerdo con el último mapa-análisis de profesiones digitales del ISDI, se identifican 40 nuevas carreras que construirán el futuro, comprender nuevas áreas y profesionalizarlas será fundamental, pues permitirá un verdadero entendimiento de la transformación digital y la creación de nuevas oportunidades laborales” asegura Alegre.

3. Amplifica tu comunicación

A pesar de que la distancia pueda parecer un impedimento para relacionarse o ampliar tu red de contactos, la tecnología juega una interesante ventaja. Hacer home office, no sólo involucra el trabajo del día a día, sino mantenerse conectado con el equipo. En ésta época, busca tener mayor cercanía con tu cliente, con tu jefe, con tus compañeros y colegas. Busca fomentar una comunicación efectiva y rompe cualquuer barrera de sólo mantenerte disponible en el chat.

Harold Burson, considerado como el padre de las relaciones públicas, cita en su libro The Business of Persuasion: “Demuestra que eres un jugador de equipo, comunica en forma escrita y verbal por encima del promedio y siempre piensa qué más hacer por el cliente y toma la iniciativa.”

Incluso, esos contactos difíciles de encontrar en horario de oficina, seguramente estarán en casa pendientes del correo electrónico o del celular. Dedicar un tiempo para optimizar tu comunidad en tus redes sociales como LinkedIn, podrían vislumbrarte una oportunidad en el futuro, pero no olvides hacer presencia. De otra manera, nadie lo habrá notado.

LeeCómo gestionar correctamente una crisis de comunicación

4. Generación de nuevos hábitos

Hay muchas propuestas que están al alcance de internet. Para los profesionistas como nutriólogos, terapeutas, entrenadores, consultores o cualquier otra dedicada a dar un servicio personal, utilizan las plataformas tecnológicas para dar sesiones gratuitasIncluso, muchos influenciadores, cantantes, periodistas, cocineros o cualquier figura pública, están rompiendo las barreras de comunicación para la audiencia, promoviendo sesiones que muestren lo que hacen.

Carolina Jefillysh, wellness coach, comenta que hay que entender que los hábitos comienzan por ser una disciplina. Se requiere tener una gran capacidad de resiliencia para adaptarte positivamente a la situación adversa que nos compete. “Este es el momento más importante para mantenerte saludable. Crea nuevos hábitos para tu bienestar mental, para tu salud, cuida tu cuerpo, medita, come saludable y lo más importante, descansa lo suficiente. Porque la contingencia es una amenaza a nuestra salud y debemos fortalecer nuestro sistema inmunológico”, dice Carolina.

Para ella, es importante planear y calendarizar actividades de la semana. Tener tiempo para relajar la mente y tener presente que lo que empezamos a hacer en estos momentos, nos puede llevar a algo en un futuro.

5. Practica el mindfulness:

La sobreinformación, el contexto político, económico y la coyuntura que son parte de la conversacion mediática, el estrés laboral y el limitado contacto con el exterior, no ayudan a mantenerse plenamente tranquilos y conscientes. En esta etapa del confinamiento, es natural sentirse poco productivos y presionados por hacer más, sentirse vulnerables y, por lo tanto, dejar de accionar para mantenerte empleable.

“Cada uno de nosotros tenemos en promedio 60,000 pensamientos diarios, y más del 80% de ellos son negativos. Cada pensamiento nos conecta con otro pensamiento y con otro y con otro, en una escalada que los intensifica. Si la mayor parte de estos pensamientos son negativos, la mayor parte de las emociones asociadas serán negativas, y cuando se intensifican, las emociones básicas se transforman en emociones codificadas, por ejemplo, la tristeza se convierte en depresión, el enojo en ira, el miedo en fobia” dice el psicoterapeuta Luis Flores.

Lo más importante es detectarlo y mantener buenos hábitos, ocupar tu mente en contenidos relevantes y de interés, utilizar una comunicación efectiva, aprender nuevos conocimientos y lo más importante, saber que todo esto pasará.

Aquellos que sean capaces de visualizar lo anterior, se mantendrán vigentes y empleables formándose en nuevas disciplinas que puedan hacer frente a otras necesidades superando esta etapa de contingencia mundial con liderazgo, creatividad y fortaleza profesional. Es fundamental que sepas que todos nos encontramos en un momento crítico y no es normal, pero como sostiene Jefillysh, depende de lo que decidas hoy para que en un futuro te lleve a algo para tu beneficio.

El trabajo en la postpandemia

La denominada “economía de los encargos o de plataformas” crecerá aún más que en las crisis mundiales anteriores, donde las personas perciben ingresos por pequeñas tareas que solicitan las empresas, principalmente a través de plataformas digitales, que ponen en contacto personas que ofrecen determinados servicios con otras que los necesitan. Asimismo, se crearán nuevos puestos de trabajo y por ende nuevos empleos, como son los responsables de manejo de crisis sanitarias, limpieza y desinfección de espacios, atención y cuidados de la salud mental en el trabajo, seguridad laboral, repartidores, ciberseguridad, desarrolladores de software, servicios de salud a distancia, y todos aquéllos que requieran una alta especialización. Por otra parte, el aumento del desempleo mundial en la era del coronavirus dependerá de la evolución futura de la pandemia y de las medidas políticas que se adopten. Las personas que trabajan en la sanidad, los servicios sociales, la educación y la administración pública tienen más posibilidades de mantener su empleo después de la pandemia, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El regreso a la denominada nueva normalidad en el trabajo llegó con muchos cambios en las empresas, en la forma de desarrollar sus funciones, pero también han cambiado los espacios de trabajo y la forma en la que nos relacionamos con los clientes, los proveedores y el personal. El reto ahora es conservar la competitividad, la eficiencia de los procesos y el crecimiento económico, pero al mismo tiempo cuidar de la salud de las personas a sabiendas que el capital más poderoso e indispensable en las empresas es el talento humano. https://www.milenio.com/opinion/varios-autores/voces-ibero/el-trabajo-en-la-postpandemia.

La denominada “economía de los encargos o de plataformas” crecerá aún más que en las crisis mundiales anteriores, donde las personas perciben ingresos por pequeñas tareas que solicitan las empresas, principalmente a través de plataformas digitales, que ponen en contacto personas que ofrecen determinados servicios con otras que los necesitan. Asimismo, se crearán nuevos puestos de trabajo y por ende nuevos empleos, como son los responsables de manejo de crisis sanitarias, limpieza y desinfección de espacios, atención y cuidados de la salud mental en el trabajo, seguridad laboral, repartidores, ciberseguridad, desarrolladores de software, servicios de salud a distancia, y todos aquéllos que requieran una alta especialización. Por otra parte, el aumento del desempleo mundial en la era del coronavirus dependerá de la evolución futura de la pandemia y de las medidas políticas que se adopten. Las personas que trabajan en la sanidad, los servicios sociales, la educación y la administración pública tienen más posibilidades de mantener su empleo después de la pandemia, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El regreso a la denominada nueva normalidad en el trabajo llegó con muchos cambios en las empresas, en la forma de desarrollar sus funciones, pero también han cambiado los espacios de trabajo y la forma en la que nos relacionamos con los clientes, los proveedores y el personal. El reto ahora es conservar la competitividad, la eficiencia de los procesos y el crecimiento económico, pero al mismo tiempo cuidar de la salud de las personas a sabiendas que el capital más poderoso e indispensable en las empresas es el talento humano. https://www.milenio.com/opinion/varios-autores/voces-ibero/el-trabajo-en-la-postpandemia

Alarma estrés laboral a IP

Hasta el 2016 cuando aún no se conocía el Covid-19 el 75% de la población en México sufría de estrés laboral

Advierten que la contingencia sanitaria llevará a varios cambios tanto en las personas como en las organizaciones|Foto: Archivo Diario de Querétaro

El 75% de los trabajadores en el país padece de estrés laboral, situación que a partir de la pandemia por Covid -19 “nos está alterando”, aseguraron María Martínez y Alejandra Martínez Ramos de “TP Consulting”; ante socios de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) de Querétaro.

“Son cifras alarmantes, si esto antes del Covid ya nos estaba generando un nivel de estrés, hoy en día ante esta situación, que para todos ha sido nueva y sorpresiva, sin duda nos está alterando; ya que aún en los casos en los que se realiza home office, debemos cambiar nuestra forma de trabajar, lidiando con otras actividades, como por ejemplo, el hogar o la atención a los hijos”, expusieron.

Durante la plática “Mindfulness en las empresas, Aprendiendo a reinventar el liderazgo en tiempo de adversidad”, María Martínez explicó que, de acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, hasta el 2016 cuando aún no se conocía el Covid-19 el 75% de la población en México sufría de estrés laboral, lo que origina diversas enfermedades que pueden llevar a la muerte.

En su oportunidad, Alejandra Martínez Ramos, representante de la empresa “TP Consulting”, explicó que ante la contingencia, el espacio mental se encuentra saturado con toda la información que se escucha día a día, inclusive todas las incertidumbres o las decisiones que sabemos que necesitamos tomar, para poder continuar con nuestras empresas y negocios e incluso, planeando para los próximos meses y esto dijo, invade el espacio físico y emocional.

“Cuando nuestra mente ha sido entrenada para poder ser completamente atenta, aunque estemos dentro del caos, podemos tener ese espacio necesario para tomar decisiones más sabias y sobre todo, más conscientes”; señaló Alejandra Martínez, al mencionar que la contingencia sanitaria llevará a varios cambios tanto en las personas como en las organizaciones.

“El cambio no lo podemos hacer solamente de una forma externa o forzándolo, sino que debe ser un cambio consciente y motivado; inspirando a nuestros equipos de trabajo. Necesitamos identificar lo que queremos cambiar en nuestras empresas y qué objetivos queremos lograr, tales como, mejorar las ventas, la comunicación o relaciones de trabajo; porque lo que no es medible, no lo podemos mejorar”.

Alejandra Martínez dijo que se está ante una situación de retos, pero también, se está en el punto clave para poder asumir el liderazgo, afirmó.

Fuente: Diario de Querétaro

Home office divide opiniones

Por un lado es la lucha contra el estrés y por otro es estar cerca de la familia y lejos del tráfico

La modalidad del trabajo “home office”, propiciada por la pandemia de Covid-19, mantiene opiniones divididas, mientras hay casos como Yuridia, analista y gestora de riesgos que ansía volver a la normalidad, al no realizar trámites de manera rápida, lo que le provoca molestias y estrés; en contraparte, está Mara es administradora y se encuentra a gusto, pues evita el tráfico y tiene más tiempo para convivir con su hija.

“Mi trabajo es acudir a oficinas de gobierno y solicitar diversos trámites, pero desde la pandemia redujeron el personal que brinda atención, hay que hacer citas en línea y de todos modos llegas y tienes que esperar, los gobiernos aún no están listos para atender a distancia”, comenta Yuridia.

Una parte importante de su trabajo es realizar recorridos de supervisión en locales y giros comerciales para iniciar los trámites y licencias, lo cual dejó de hacer, pero ocupa el tiempo para avanzar en tener lista la documentación para el ingreso de los pendientes.

“Me estresa mucho que aunque en algunas dependencias tratan de evitar la distancia, de todos modos hay que esperar y luego ponen a menos gente a atender, si no salgo para morir del virus, me muero de aburrimiento”.

Caso opuesto es el de Mara, quien reconoce que al principio le costó trabajo para adaptarse a trabajar en casa, tanto por las clases de su hija, que cursa primaria, como para buscar el espacio adecuado para colocar el equipo necesario para realizar sus actividades.

Su labor como administradora de una empresa de servicios le permite trabajar a distancia, aunque tuvo que traer su equipo de cómputo para poder realizar su trabajo de forma más eficaz.

“El primer mes si me costaba trabajo adaptarme, estar pendiente de mi oficina y estar al pendiente de las clases de mi hija, pero después nos fuimos adaptando, mi hija ya sabe conectarse a la clase y yo ya me puedo dedicar a mis labores y avanzamos igual”.

Israel es ingeniero en sistemas, trabaja para una empresa mexicana de línea blanca, toma con tranquilidad laborar y reportar desde su casa, reconoce el esfuerzo de todos los sectores productivos en el país pero en áreas administrativas se pierde la noción del tiempo que transcurre y la percepción de la productividad.

“Anteriormente tenía en mi semana calendarizadas siete reuniones y hoy tengo siete reuniones en un solo día, eso es mentalmente es más desgastante, atender una llamada para un tema específico, hacer otra y de repente llega a un punto de la semana en donde te preguntas en dónde estás parado y pierde uno la noción de los días y puede llegar al cierre de la semana y tener la percepción que no hice nada”.

Por la naturaleza de sus funciones en la empresa y constantes viajes ya estaba familiarizado en el trabajo a distancia pero la adaptación al confinamiento con la familia modificó la dinámica de convivencia.

“Ya habitualmente tenía la facilidad de trabajar desde casa pero no de una manera constante, por mis labores dentro de la compañía tenía que viajar frecuentemente y eso me permitía estar en lugares que no necesariamente eran mi lugar fijo de trabajo, pero se trabaja más, las jornadas laborales se han extendido”.

Rosalba es contralora en una empresa extranjera por lo que parte de su trabajo es viajar para presentar reportes y resultados financieros, desde las prohibiciones de la pandemia ha tenido que usar videoconferencias y adaptar una oficina en su casa.

“Todos están trabajando en casa, mi hijo en sus clases, mi esposo en su trabajo ya ocuparon el comedor, yo tengo que hacer muchas conferencias y decidí acondicionar un espacio en la parte de arriba, pero tenemos un hijo de dos años que no puede ir a la guardería y quiere estar todo el día con nosotros”.

Explica que paulatinamente están abriendo las oficinas de su empresa, donde tiene más conectividad y puede trabajar con más tranquilidad, pero mientras las escuelas y guarderías no abran no puede dejar de estar pendiente de su familia.

“Todos nos estamos adaptando pero mi hijo de dos años no sabe ni que pasa, el se despierta, come, quiere jugar y estar con nosotros pero todos estamos trabajando, para él es un poco más difícil, aprendía bien y hacia actividades en la guardería, ahora siento que es como un retroceso”, finalizó.

Buscan regular el “home office”

Estiman que el 60 por ciento de las reuniones de trabajo se han llevado a cabo desde casa por la pandemia.

El presidente de la comisión de Planeación y Presupuesto en la LIX Legislatura local, diputado Gerardo Ángeles Herrera, informó que presentará una iniciativa para que las nuevas viviendas tengan espacios para el “home office”, ya que tras la pandemia por el COVID-19 seguramente esta práctica continuará en muchas empresas y se requerirá regularla y buscar que estos lugares sean adecuados.

Recalcó que en su experiencia en estos últimos tres meses y medio de la pandemia el 60 por ciento de las reuniones de trabajo se han llevado a cabo desde casa, es un porcentaje muy alto, y pocas personas han estado laborando desde su oficina. A veces de manera tandeada o haciendo guardias.

Señaló que esta posibilidad requiere de un análisis y socialización con los constructores, pero es absolutamente viable, “nada más sería cambiar unas cosas por otras, si tienes que donar el 10 por ciento de áreas comunes y en el área verde le pones una ´palapita´, a la mejor en lugar de eso se destina el lugar para el “home office”.

Oficinas pequeñitas que sean comunes fue fundamental para la gente que se quedara a trabajar desde su casa y financieramente es algo viable. Refirió que la iniciativa prácticamente ya está lista, pero será socializada para que cuente con el aval de los diferentes gremios involucrados en el tema.

El diputado Gerardo Ángeles dijo estar convencido que cuando las cosas se regularicen muchos trabajadores volverán a laborar desde sus centros de trabajo; sin embargo, con pláticas con el sector empresarial han señalado que el “home office” les representa en muchas formas ahorros y les va a convenir más que muchos de sus empleados sigan trabajando desde sus casas.

De esta manera, en las empresas quizá las oficinas también se adapten y en lo sucesivo van a ser más pequeñas, condiciones más sencillas que las que se tenían antes de la pandemia por el COVID-19 para abatir costos, ya que el “home office” representa ahorros y permite que se pueden hacer reuniones a través de la digitalización, del zoom, y muchos se van a quedar en ese sistema.

Fuente: Noticias