Estrés laboral, reto para la empresa

Estrés laboral, reto para la empresa

Hablar de estrés laboral no es ninguna novedad. La simple acción laboral implica cierto estrés por sí misma; sin embargo, la realidad es que tendencias más recientes han pesado en el nuevo estilo de relación laboral. Palabras como globalización, home office, entre otras usualmente se aplican con connotaciones positivas pero hay un lado oscuro también que a veces es omitido.

laboral-a-tu-salud

El hecho de que de hace pocas décadas para acá se compita en un mercado global y no sólo local o máximo nacional como era anteriormente ha ocasionado que las exigencias y la competitividad se incremente. En este sentido las relaciones laborales, modelos de empleo, entre otros se han modificado de tal manera que el trabajador se ve sometido a mayor estrés. Esto aplica no sólo para niveles de obrero, sino que también directivos y puestos gerenciales se ven sometidos constantemente a mayor estrés que en décadas pasadas.

A este fenómeno es importante sumarle otros factores como los avances de la tecnología. Nuevamente podemos afirmar que la tecnología ha ayudado a “liberar” de ciertas actividades a los empleados; no obstante también las mejoras en tecnologías de comunicación cada vez encadenan más a los trabajadores. Si antes las jornadas laborales eran de 8 horas y al salir de la empresa uno podía desentenderse, esto no se cumple hoy más. Los teléfonos inteligentes con acceso a correo electrónico y otras plataformas de comunicación laboral obligan a todas las personas de la organización a vivir en un constante estrés por la información que reciben. Inclusive si no atienden un correo o alguna llamada pueden saber que está ahí y esto crea estrés mental por saber que deben revisar algo. La mente nunca descansa.

En el mismo tema nos encontramos con nuevas tendencias laborales como es el llamado home office. Mientras que por un lado esto brinda flexibilidad a los empleados para realizar actividades en sus propios tiempos y espacios, esto también se puede convertir en abusos de la empresa. Nuevamente, mientras que antes se establecía tajantemente la línea de horario laboral y personal, con tendencias como el home office esta línea se vuelve borrosa haciendo que las personas trabajen hasta altas horas de la noche o sencillamente la jornada laboral nunca termine.

Como es claro todas estas actitudes generan más estrés en el trabajo. Muchas veces esta situación es pasada por alto, sin embargo se olvida que el estrés no sólo tiene efectos personales en los trabajadores sino que también afectan a la empresa. En términos de productividad que una persona esté estresada disminuye también su nivel de atención y por tanto de productividad. Por ello es importante para las empresas prestar atención a este tema y asegurarse que sus colaboradores se encuentren en un estado óptimo. Para ello algunas recomendaciones son:

Prevenir estrés laboral

estres-laboral

  1. Organización. Esto puede sonar obvio pero el mantener una buena organización en la empresa de las actividades y establecer prioridades ayudará a prevenir el estrés laboral pues cada quién sabrá exactamente qué hacerlo y cuándo, previendo situaciones de último momento.
  2. Descansos. Muy importante es no mantenerse todo el día trabajando. Acciones tan sencillas como tomar la hora de comida pueden tener un impacto muy positivo en descansar la mente y regresar renovado. En este aspecto se recomienda un descanso de 5 minutos cada 2 horas.
  3. Cultura laboral. El propio ambiente donde se desarrollan las actividades diarias es fundamental para evitar el estrés laboral. “El entorno social determina los comportamientos en el trabajo y evaluarlos”, en palabras de la OIT.

Estas son sólo algunas acciones y factores a tomar en cuenta para evitar el estrés laboral. Ante todo lo más importante es ser consciente de la situación y hacer todo lo posible por mantener sanos a los colaboradores y la empresa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *