Entradas

Lo que debes saber sobre las prestaciones laborales

Al momento de buscar empleo no solo importa el salario que te depositarán en tu cuenta cada quincena o cada mes, las prestaciones son clave. Existen prestaciones laborales establecidas en la Ley Federal del Trabajo,  que son obligatorias para cualquier empleado que tenga un contrato por tiempo indefinido.

Todas las prestaciones adicionales a estas se denominan ‘prestaciones superiores’ justamente porque son ‘extra’ a las que marca la ley.

Anteriormente, si estabas contratado por una empresa de subcontratación u ‘outsourcing’ nadie te brindaba prestaciones, sin embargo la reforma a la ley del trabajo establece que dichas empresas deben asegurar a los empleados que coloquen y brindarles prestaciones de ley.

¿Quiénes tienen derecho a las prestaciones de ley?

La Ley Federal del Trabajo establece que toda persona que realice trabajo subordinado para una persona física o moral mediante el pago de un salario tiene derecho a prestaciones laborales. ¿A qué se le llama trabajo subordinado? Significa que tienes un horario y lugar de trabajo fijos, checas una entrada y una salida, firmaste un contrato individual o colectivo, tienes un jefe que te da instrucciones, etcétera. Por otra parte, un trabajador independiente, que trabaja bajo sus propios horarios, en el lugar que él mismo decide y con sus propios instrumentos y equipo, no podrá gozar de dichas prestaciones.

 

¿Eres trabajador subordinado y no te dan prestaciones?

Puedes acudir a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo para recibir asesoría. Visita su sitio www.profedet.gob.mx o llama al 52 34 98 00 en la CDMX y zona metropolitana o al 01 800 911 78 77 para el resto del país.

Prestaciones de ley ¿cuáles son?

  • Seguridad Social. Los trabajadores tienen derecho a ser incorporados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para recibir atención médica sin costo, esta prestación también cubrirá sus incapacidades por enfermedad o maternidad. Adicionalmente, el trabajador queda afiliado al Fondo Nacional de Vivienda y al Sistema de Ahorro para el Retiro. De este modo el patrón se obliga a realizar las aportaciones correspondientes a estas entidades.
  • Vacaciones. Al cumplir un año de trabajo, las personas tienen derecho a un mínimo de 6 días de vacaciones con goce de sueldo
  • Prima Vacacional. Por ley los trabajadores deben recibir al menos el 25% de los salarios correspondientes a los días de vacaciones que le toquen.
  • Aguinaldo. Esta prestación contempla 15 días de salario si se tiene un año de antigüedad o la parte proporcional en caso de no haberlo cumplido.

Prestaciones Superiores: las más deseadas

De inicio si la empresa te ofrece más días de vacaciones, un mayor porcentaje de prima vacacional o más días de aguinaldo de los establecidos por ley, ya estamos hablando de prestaciones superiores. Pero adicionalmente algunas empresas ofrecen beneficios como estos:

  • Seguro de gastos médicos mayores: Asegura a los trabajadores para ser atendidos en hospitales y clínicas privados por accidentes o enfermedades mayores.
  • Seguro de vida: Consiste en una póliza por una suma de dinero determinada que se entrega a la familia del trabajador en caso de que este muera.
  • Vales de despensa: Pueden ser canjeados por alimentos y otros artículos en establecimientos determinados.
  • Fondos de ahorro: La empresa retiene un porcentaje mensual del sueldo del trabajador –nunca mayor a 13%- durante un ciclo de 12 meses y al mismo tiempo aporta un porcentaje igual, generalmente se entrega una vez al año.
  • Bono de productividad: Además de ser una prestación atractiva impulsan a los trabajadores a cumplir sus metas y objetivos.
  • Ayuda o servicio de transporte: Puede ser un monto fijo en efectivo o en forma de vales de gasolina para que el trabajador se traslade por cuenta propia. Otra modalidad es transportar a los trabajadores en unidades especiales.
  • Automóvil: Algunas empresas brindan automóvil a sus trabajadores de ciertas posiciones, por ejemplo ejecutivos de ventas o gerentes. Después de cierto tiempo es posible que el trabajador se quede con el vehículo pagando un precio especial.
  • Descuentos y precios preferenciales: Si las empresas producen o comercializan productos o servicios, los trabajadores pueden disfrutar de descuentos especiales.
  • Comedor: Ofrece menús de comidas a precios bajos a los empleados. Incluso contar con instalaciones para comer comida traída de casa –mesas, refrigerador, hornos para calentar- puede significar un importante ahorro para el trabajador.
  • Estacionamiento: Una prestación valiosa para empleados que cuentan con auto propio puesto que las cuotas de estacionamiento o el costo del parquímetro pueden superar los mil pesos mensuales en algunas zonas de la ciudad.
  • Préstamos y/o créditos: Incluye préstamos sobre nómina a bajas tasas de interés y créditos personales, hipotecarios o automotrices.

Otras prestaciones pueden ser clubes deportivos, becas académicas, guardería, incentivos, rifas, planes de telefonía celular entre otros.

Fuente: OCC Mundial

EL AGUINALDO

El aguinaldo

“Da lo que mandas y manda lo que quieras”

(San Agustín de Hipona )

Por: Ana Paula Mier

Remontándonos  un poco a la historia, la palabra “Aguinaldo” deriva de un término celta ”eguinand”  que en palabras sencillas significaba compensación o premio , misma  que se daba por la terminación de un año y el inicio de otro. Su etimología varía pero no lo hace su sentido práctico, el de demostrar por medio de un derecho otorgado que, cada miembro es valioso para la empresa  en el sentido que se pretende reconocer ese valor.

Los trabajadores que por cualquier motivo no laboren durante todo el año tendrán derecho al pago de la parte proporcional del aguinaldo de acuerdo al tiempo laborado; sin embargo, no se establece si este tiempo debe estimarse con base en horas, días o meses de trabajo.

Para los trabajadores que ya no se encuentren en la empresa antes de la fecha establecida para recibir aguinaldo, se les otorga una parte proporcional a lo que hayan trabajado al momento de dejar la empresa.

¿Cómo saber cuánto corresponde?

Para calcular cuánto debes otorgar de gratificación a tus empleados puedes seguir una sencilla fórmula como te presentamos a continuación:

((Días laborados en el año / 365) * 15 ) * salario diario del trabajador

Debe quedar claro que éste es derecho de  todos los trabajadores,  pues es reflejo del esfuerzo de sus actividades durante el año.

Seguridad Social y obligaciones del patrón

“El trabajador tiene derecho desde el primer día que ingresa a la empresa a estar debidamente asegurado y contar con todas sus prestaciones”.

La seguridad social es una obligación que todos los empleadores deben otorgar a sus trabajadores según lo establecido por la Ley. Esto no involucra únicamente el registro patronal ante la institución y el pago de cuotas, sino que hay diferentes elementos que se deben realizar. Sin embargo, esto no siempre sucede de manera adecuada ya que algunas empresas buscan ahorrarse las cuotas de dichas prestaciones a costa de los derechos de sus empleados.

Rodolfo Cholico

Rodolfo Cholico Juárez, subdelegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Querétaro, explica algunas consideraciones a tener en cuenta respecto a la seguridad social. En realidad es más sencillo cumplir con la obligación hacia sus empleados que tener que responder después, cuando, según las regulaciones no se haya respetado lo establecido, es mejor para el empleador que ambos se encuentren en la misma página, para que entonces, el trabajo y las relaciones laborales mejoren, y que todos puedan trabajar para ellos y para los demás.

Consulta la entrevista completa en nuestra revista digital.

Horas Extras, las dos caras de la moneda

Parece que los días se hacen eternos para la clase trabajadora y por el contrario insuficientes para la clase económicamente poderosa. Parece que no hay tiempo suficiente para terminar con las labores cotidianas, que la gente desearía que los días tuvieran cuarenta horas para sacar los pendientes adelante. En este mundo globalizado, día a día las exigencias son mayores, los tiempos se han hecho más cortos, las soluciones más apremiantes y se necesitan resultados de manera más inmediata.

Esto ha llevado a que en algunos casos los patrones abusen de la necesidad del trabajador por mantener su empleo y lo orillen a cubrir jornadas extraordinarias agotadoras, sin que en todos los casos les sean remuneradas éstas como se deben. De igual manera, existen trabajadores que hábilmente y sin que exista un motivo justificado prolongan su jornada laboral con el único fin de aprovechar los beneficios que otorga la ley para aquellos que laboran más allá de los límites legales, perjudicando de esta manera el bolsillo del patrón.

“Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo.”

Pero, ¿hasta qué punto se refleja el doble filo de la relación entre el patrón y su trabajador?

Consulta el artículo completo en nuestra revista digital.